Viaje por la ruta del Ebro

El Ebro es el río más caudaloso de España y recorre unos 928 kilómetros aproximadamente, bañando ciudades y regando campos a su paso. En este artículo vamos a hacer un peculiar viaje por la ruta del Ebro, viendo lo importante y lo más significativo de cada ciudad por la que pasa.

Iniciamos nuestro recorrido en plena Cordillera Cantábrica, concretamente en la localidad balnearia de Fontibre, a los pies del imponente Pico Tres Mares, de 2.175 metros de altura. En invierno, estos montes alimentan con su hielo al río, montes en los que encontrarás también la estación de esquí de Alto Campóo que cuenta con una capacidad máxima de 6.880 esquiadores a la hora y consta de una pista verde, una azul y ocho rojas, además de un circuito de esquí de fondo de 2,5 km.

Si vamos 5 kilómetros más allá, pasamos por Reinosa, una ciudad industrial situada a 75 km de Santander. En Reinosa, merecen visita la iglesia de San Sebastián, con una bonita portada y el convento de San Francisco, con fachada herreriana. Desde Reinosa podemos hacer excursiones a pie a la iglesia de San Martín de Elines (a unos 3 km) o a las ruinas de Julióbriga.

La Rioja

El Ebro también pasa por La Rioja. Aquí hace la función de frontera entre esta comunidad y el País Vasco y Navarra. Siguiendo el curso del río, nuestra primera parada es en Haro, la “capital del vino”, una ciudad monumental. En ella encontrarás la iglesia de Santo Tomás, con un estupendo establo barroco. La basílica de Nuestra Señora de la Vega conserva una imagen de la Virgen que data de siglo XIV.

El Ayuntamiento de Haro es de la época neoclásica, del siglo XIX y por la ciudad podemos encontrar varias casas nobles. Si te gusta el senderismo, también desde Haro podrás hacer excursiones a pie (también en bicicleta) a Briñas (a 3 km), Briones (a 9 km) y Sajazarra y Casalarreina (las dos a 11 km).

A continuación pasamos por Logroño, importante enclave del Camino de Santiago. Aquí podemos encontrar importantes edificios religiosos con cierta antigüedad: la Iglesia de Santa María del Palacio, Iglesia de San Bartolomé, del siglo XII, con torre mudéjar y la Iglesia de Santiago el Real, donde podemos encontrar una imagen de Santiago a caballo. En la Iglesia de Santa María la Redonda, levantada entre los siglos XV y XVIII, encontraremos un cuadro de la Crucifixión pintado por el pintor italiano Miguel Ángel.

A 50 kilómetros de la capital se encuentra Calahorra. En esta pequeña ciudad que fue Calagurris Iulia en la epoca romana, alberga una catedral que atesora grandes obras de Ribera, Zurbarán y Tiziano, entre otros. También son interesantes el convento de las Carmelitas y la Iglesia de Santiago.

Nos dirigimos ahora hacia Alfaro, uno de los municipios más grandes de España. Este municipio es famoso sobre todo porque fue conquistado por el Cid en al año 1073 y en ellas se celebró una de las grandes cumbres de la Baja Edad Media: las vistas entre los Reyes de Castilla, León, Aragón y Navarra.

Una vez entre el río en Navarra, nos paramos en Tudela, que está a 95 km de Pamplona. Desde aquí podemos hacer excursiones a pie hacia Bocal Real (5 km) con dos presas de los siglos XVI y XVIII. En Tudela podemos visitar el Palacio Episcopal y las iglesias de la Magdalena y San Nicolás, además de varias casas palacio.

Zaragoza

Llegamos a Zaragoza, capital y centro neurálgico de Aragón. Allí son de obligada visita los siguientes sitios/lugares/edificios:

  • Basílica del Pilar.
  • Palacio de la Aljafería.
  • La Plaza del Pilar.
  • El Puente de Piedra.
  • La Torre del agua.
  • El Museo del Teatro.
  • El Museo del Foro.
  • El Puente del Tercer Milenio.
  • El Centro de Historia.
  • Las Murallas romanas.
  • Casa del Deán.
  • Expo de Zaragoza.

Hablar de Zaragoza es hablar de una ciudad super importante de España en la que antigüedad y modernidad se fusionan. En ella podrás encontrar tantos edificios históricos como modernos y algo a destacar es que es una de las ciudades más limpias de España.

El Monasterio de Piedra

Entre Calatayud y Zaragoza se encuentra el Monasterio de Piedra, de obligada visita por su belleza natural. Fue fundado por Alfonso II de Aragón en 1164, junto al río Piedra, de ahí su nombre. Es un enorme monasterio cisterciense dotado de murallas y torres circulares y cuadradas, donde existen unas turgencias que aumentan el caudal del río originando así cascadas y lagos.

El Monasterio de Piedra es un foco de gran atracción turística y simboliza un pequeño oasis de verdor y agua en una ciudad donde hace años hubo gran cantidad de sequía.

Si te gusta la pesca deportiva, podrás practicarla en el río Ebro si decides hacer este viaje siguiendo su caudal, además de contemplar estos bellos paisajes y edificios que aquí te hemos resumido brevemente. ¿Te animas a hacer este interesante y cultural viaje?

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España, General

Creo que viajar es de las experiencias más ricas que puede vivir una persona... Una pena, que para ello se necesite dinero, ¿o no? Quiero y voy a hablar de todo tipo de viajes en este blog pero si a algo voy a darle importancia es a esos destinos a los que ir sin dejarse un dineral en trayecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*