Visita a la Ciudad del Vaticano

ciudad-del-vaticano

La Ciudad del Vaticano es un estado soberano del centro de Italia sometido al poder temporal de los papas entre el siglo VIII y 1870. Fue ocupado por las tropas de Victor Manuel II en 1870 e integrado así en el reino de Italia. Este hecho provocó un grave conflicto político con el papado que no se resolvió hasta que Mussolini y Pío XI firmaron en 1929 los acuerdos de Letrán, por los que se constituyó el Estado Vaticano, enclavado en la ciudad de Roma y sometido a la soberanía pontificia.

Entre los últimos papas destaca Juan XXIII que efectuó cambios en la política del lugar con el acercamiento al Tercer Mundo y la distensión con los países socialistas. El papa Juan Pablo II, fallecido en abril de 2005, desarrolló una infatigable actividad viajera, dejando sentir su magisterio entre las comunidades católicas del mundo entero.

Una vez conocida la historia de la formación de la Ciudad del Vaticano, diremos que el mismo comprende la plaza y la Basílica de San Pedro, los palacios, museos y jardines del Vaticano, otras iglesias y palacios que están situados fuera de su territorio, como son las basílicas de Santa María la Mayor, San Juan de Letrán, la Universidad Gregoriana y el Palacio de Castelgandolfo. Esta ciudad obtiene considerables ingresos económicos por la venta de sellos de correos, monedas de oro y plata y toda clase de recuerdos para los turistas que días tras días se acercan a ella.

ciudad-del-vaticano-2

Aunque su población es de tan solo 935 habitantes es bastante frecuente verla llena por la gran cantidad de personas que a lo largo de los días se suman a la visita. Si tú eres uno de esos futuros posibles visitantes, vamos a darte una serie de consejos para que tu visita sea lo más productiva posible, económica y agradable.

Cómo debe ser tu vestuario

La Ciudad el Vaticano más que una ciudad al uso es un lugar de rezo por lo que el propio Vaticano tiene su propio código de vestimenta. Si lo conoces, aquí te lo contamos:

  • Tanto rodillas como hombros deben estar cubiertos por prendas. Si no están cubiertas estas zonas pueden rechazarte a la hora de entrar a la ciudad. Por esta razón, no se permite el uso de camisetas sin mangas, vestidos de verano ni pantalones cortos. Las mujeres pueden corregir de alguna forma esto llevando un chal por la zona de los hombros o usando mallas o leggings debajo de pantalones o vestidos cortos.
  • Si visitas el Vaticano en verano, usa ropa ligera y cómoda: pantalones de lino, vestidos largos y ligeros, camisas finas, etc. Las temperaturas según qué días del año, son bastante altas. Si lo visitas en invierno, sería conveniente llevar un paraguas, ya que las precipitaciones también suelen ser bastante regulares.
  • Lleva calzado bueno y cómodo. Aunque la ciudad es pequeña, tendrás que caminar y esperar largas colas para entrar a ciertos sitios (basílicas, museos, iglesias, etc.). Cuanto más cómodos sean tus zapatos, mejor será la experiencia, sobre todo cuando se trata de caminar bastante.
  • No cargues con una mochila o bolso grande para visitar los sitios, ya que suelen ser escaneados. Si no quieres que te paren demasiado en los controles de entrada a los sitios, cuantas menos cosas lleves encima, mucho mejor.
  • ¡Cuidado con los hurtos! Aunque parezca mentira, es en la propia puerta de la Basílica de San Pedro donde más hurtos se producen en la zona. Es por esta razón por la que te recomendamos tener visible siempre tu bolso o cartera y no usar joyas demasiado llamativas.
ciudad-del-vaticano-4

Interior de la Capilla Sixtina

Consejos para visitar la Ciudad del Vaticano

  • Considera tomar el metro como medio de transporte tanto para llegar como para salir de la Ciudad del Vaticano.
  • Los lugares para comer cerca de la entrada de la Basílica de San Pedro suelen ser caros y no muy recomendables. Por ello te recomendamos ir a los que están por Via Germanico a Via Marcantonio Colonna.
  • Los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina cuestan aproximadamente 15 euros y la Cúpula de San Pedro cuesta aproximadamente 6 euros. La Basílica de San Pedro y la Plaza de San Pedro son gratis.
  • Reserva un guía oficial para visitar los Museos Vaticanos y otras partes de la Ciudad del Vaticano. De esta forma te aseguras que lo verás todo.

ciudad-del-vaticano-3

Si viajas próximamente a la Ciudad del Vaticano, que la espiritualidad y la paz te alcancen… Es en Navidad cuando curiosamente más turistas se pueden aglutinar en su plaza mayor.

 

 

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *