Visita el Lago Titicaca, maravilla en Perú

¿Por que es una maravilla el Lago Tititica? Porque es el lago navegable a mayor altitud de todo el mundo y porque está enraizado en la cultura local desde hace miles de años. Es una de las atracciones turísticas peruanas más populares en el mundo y si vas de viaje no puedes pasarlo por alto.

Este bello espejo de agua es compartido por Perú y Bolivia y entre sus postales más famosas está la de las barcas indígenas que lo surcan desde hace siglos. Te invitamos a conocerlo así que aquí te dejamos información práctica para hacerlo.

Lago Titicaca

Perú tiene una parte más grande del lago que su vecina Bolivia. El lago tiene una profundidad promedio de poco más de 100 metros aunque llega casi a 300 en sus puntos mas profundos. En realidad son dos espejos de agua entre los que hay un estrecho, el Estrecho de Tiquina, de 780 metros, que se cruza en barco. Las aguas tienen una temperatura promedio de 13 ºC así que son bastante frescas y cambian mucho con las estaciones del año. Si vas en verano podrás ser testigo de alguna tormenta furiosa agitando su superficie, por ejemplo.

Es un lago cuyas aguas se pierden en un 90% por evaporación así que en verdad es muy poco lo que drena en ríos. Son aguas algo saladas y muy cristalinas aunque en los últimos años no han faltado zonas contaminadas por el hombre. Obviamente tiene algunas playas y muchas islas, naturales y artificiales. Las islas artificiales son un clásico antiguo del lago y están hechas con juncos.

Se trata de las islas de los uros, una etnia que vive de la pesca y la caza y hace siglos construye islas flotantes con totoras. Las islas originales están y siempre han estado del lado peruano pero como son un boom turístico en los últimos años se han construido también del lado boliviano. Pasear en un “caballito de totora”, como le dicen a las barcas de los uros, es algo que puedes y debes hacer.

Visitar el Lago Titicaca

 

El lago puede ser alcanzado desde distintas provincias, ocho en total y todas situadas en la región de Puno. Puno, entonces, es un gran destino turístico y uno de los sitios más interesantes en América del Sur.

Los españoles fundaron la ciudad de Puno en 1668 así que es un lugar estupendo para ver el crisol de culturales resultante. Puedes unir Lima con Puno en avión, hay un aeropuerto en Juliaca que está a solo media hora de Puno, o en autobús público o privado. En autobús público el viaje es de unas 18 horas sin paradas intermedias y el servicio privado, está el Peru Hop, es del estilo sube y baja y tiene paradas a lo largo de toda la ruta.

A solo diez manzanas de la plaza principal de Puno está el enorme lago y allí mismo puedes ver a los uros dándole forma a las barcas de totora o alquilar un paseo en lancha. Basta que te acerques para cerrar trato así que es muy sencillo. Un viaje a las islas flotantes implica dos horas. También puedes contratar el tour en el hotel o en una agencia pero seguro te va a costar un poco más caro.

Claro, seguro incluye el transporte hasta la orilla del lago. Si quieres una experiencia que vaya un poquito más allá puedes pasar de las Islas Flotantes y enfilar hacia la Isla Taquille, donde viven unas dos mil personas que hablan quechua, la lengua local. El tour completo se extiende en tiempo porque en Taquile puedes visitar la plaza con su mercado, hacer compras y comer algo. Calcula unas seis horas en total incluido el viaje en bote.

Otra opción es pasar la noche en la Isla Amantani o hacer paseos en kayak. A estos paseos se los conoce con e nombre de Titikayak y se ofrecen específicamente en Llachón. Amantaní es vecina de Taquile pero es menos frecuentada. Viven aquí unas cuatro mil personas en comunidades agrícolas. Hay ruinas arqueológicas dejadas por la misteriosa cultura Tiahuanaco y un puñado de excelentes miradores naturales. Si lo tuyo es la arqueología y sus misterios, que por aquí abundan, puedes acercarte también a conocer el cementerio pre inca de Sillustani, a orillas del lago Umayo, cerca de Puno.

Las tumbas han sido construidas en forma de torres, se llaman chullipas, y pertenecen a la cultura Qulla conquistada por los incas en el siglo XV. Si bien estas estructuras y otras de la misma cultura se encuentran por todo el altiplano éstas, las de Sillustani, son las mejor conservadas. Hay como 90 de estas chullpas o casas de los muertos y verás que han sido construidas con piedras volcánicas extraídas de canteras que están cerca.

Al contrario, ¿te gusta la naturaleza? Entonces puedes descubrirla en la Reserva Nacional del Lago Titicaca. Tiene dos sectores, uno está en la Bahía de Puno y protege las totoras que son esenciales para las comunidades locales y el otro esta en la zona de Huancané, algo menos visitada peor también rica en especies y muy interesante. Aquí hay unas 600 especies de aves, 14 de peces nativos y 18 tipos de anfibios.

Lo cierto es que un lugar así de hermoso merece una visita más larga que la usual así que es buena idea quedarse unos días y dejarse empapar por la cultura y el sentir locales. Te puedes quedar en tierra firme o dormir en Taquille o Amantaní, por ejemplo. Y si buscas algo mas tranquilo está la isla Anapia, una de las cinco islas que están en la sección del lago Winaymarka, más cerca de Bolivia. La comunidad local administra un programa turístico que incluye alojamiento, comidas y actividades.

¿No eres un turista de mochila sino de maleta y baño completo? Entonces puedes pagar la visita a la Isla Suasi que es la única isla privada del Lago Titicaca. Aquí está Casa Andina, un hotel ecológico que brinda una experiencia todo incluida a puro lujo: comida gourmet, sauna, paseos en kayak, senderismo. Esta isla está al norte del lago a unas cuatro horas de Puno a Juliaca en el propio bote del lago. Este bote se detiene en las islas flotanes de los Uros y en Tauqille para que las visites.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Perú, Que ver

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *