Visitar Belfast y Dublin

Más temprano esta semana hablamos sobre visitar Londres y Edimburgo. Cómo unir esas dos ciudades y qué visitar en cada una. La idea es hacer un recorrido por las principales ciudades del Reino Unido.

Hoy le toca el turno a Belfast, capital de Irlanda del Norte, pero como estamos ya en la Isla Esmeralda lo realmente conveniente es seguir, salir de UK y visitar Dublin pues ambas ciudades irlandesas están muy cerca y nos brindan un panorama más amplio de la realidad de la isla. ¿Cómo vamos de Edimburgo a Belfast, qué vemos allí y cómo seguimos viaje a Dublin? 

Belfast

Es la capital de Irlanda del Norte y tiene una historia ligada a astilleros, aquí se construyó el Titanic, la fabricación de cuerdas y el procesamiento de tabaco. Una ciudad que participó activamente de la Revolución Industrial y que la pasó realmente mal durante el conflicto con el IRA y los independentistas irlandeses.

De un tiempo a esta parte las cosas están más calmas y la ciudad ha pasado por una suerte de lifting estético que la ha convertido en un destino mas turístico y bonito. ¿Cómo llegas a Belfast desde Edimburgo? Lo primero que debes saber es que hay mar de por medio así que sea como sea hay que cruzarlo. Así, la forma más rápida es en avión, hay vuelos de bajo coste que tardan alrededor de una hora o menos. Easyjet, por ejemplo.

La ruta convencional o mas conocida siempre ha sido vía el puerto escocés de Stranraer pero hace pocos años la empresa que ofrecía el ticket combinado (autobús + ferry), la Stena Lines, se mudó de este puerto bien ubicado y al que llegabas en tren, al puerto de Cairnryan. Así, no queda otra que coger el tren en Edimburgo rumbo a Ayr, con una conexión en Glasgow, y desde allí coger un autobús al puerto de Cairnryan. El ferry debe tardar unas dos horas.

Stena Lines ofrece dos barcos, el Stena Superfast VII y el Stena Superfast VIII. Cruzan el Mar de Irlanda dos horas y quince minutos y hay seis servicios por día. Hay WiFi a bordo y restaurante. A partir de las 4 am ya puedes viajar pero procura llegar hasta una hora antes porque algunos turistas han visto irse su ferry mucho más temprano que la hora estipulada.

En Belfast te deja en una terminal de ferries propia y tienes a mano la red de Translink, integra bus, tren y metro, para viajar al centro de Belfast. Si quieres tomar un taxi calcula el viaje desde 9 libras. Otras empresas son P&O Irish Sea y la Isle of Man Steam Packet Company.

Ahora bien, ¿qué atracciones turísticas nos ofrece Belfast? Considera el Titanic, Juego de Tronos, una antigua prisión,  iglesias, castillos, jardines y museos. Como dijimos al comienzo en los astilleros de Belfast se construyó el Titanic así que es la visita obligada. La atracción se llama Titanic Belfast y está a pasos del centro de la ciudad: es un edificio de seis pisos con nueve galerías interactivas que exploran con imágenes, sonidos, aromas e historias todo lo relacionado con el famoso barco.

Terminando puedes visitar un barco de la misma época el S.S Nomadic. Sin contar esta visita el ticket cuesta 17, 50 libras por adulto y si compras el pase de 25 libras tienes: el Titanic, el SS Noamdic, el Discovery Tour y la foto souvenir. ¿Más? Puedes tomar el té el domingo con el lujo propio del Titanic, ¡con la escalera y todo!, por 24 libras más.

En muchos escenarios de Irlanda del Norte se ha filmado parte de Juego de tronos y también en los Belfast Studios. Todo está más o menos cerca pero debes apuntarte a tours para conocerlos porque las agencias están de alguna manera asociadas a HBO. Pero puedes visitar el Castillo Ward que en la serie es Winterfell, el hermoso Camino del Rey y muchos escenarios naturales más.

La Prisión de Crumlin Road fue una de las prisiones más importantes del siglo XIX. Ofrece visitas guiadas, eventos y conciertos. Estuvo abierta por 150 años y muchos de los revolucionarios irlandeses padecieron sus penas aquí dentro. El tour dura 70 minutos y el sitio abre todos los días de la semana todo el año salvo Navidad, el 26 de diciembre y Año Nuevo. Cuesta 9 libras por adulto.

También puedes visitar la Catedral de Belfast, la iglesia de Santa Ana, anglicana e irlandesa, un templo de estilo romanesco con arcos y pilares, altas ventanas y hermosos mosaicos. La visita cuesta 5 libras y 6 si alquilas la audioguía. El Castillo de Belfast es más una mansión que un castillo medieval y lo bueno es que está cerca de Cave Hill así que las vistas de la ciudad y el lago son estupendas y muy recomendables.

Cave Hill se llama así porque tiene cinco cuevas sobre los acantilados y por ellas ha pasado buena parte de la historia de la ciudad. Hay un parque con sitios arqueológicos, senderos, jardines, bosques y un restaurante. Otro edificio iconico de la ciudad es el Ayuntamiento de Belfast, antiguo, situado en Donegall Square. Su tour es gratuito de lunes a domingo a las 11 am, 12 y 3 pm y los fines de semana al mediodía y a las 2 y 3 pm.

Con un par de días en Belfast alcanza. Tal vez si te apuntas a tours a la redonda deban ser tres días o más (si visitas Kilkenny, Newgrange, Trim, Wicklow, Howth), pero después ya será tiempo de enfilar rumbo a Dublin.

Dublin

El viaje de Belfast a Dublin dura alrededor de dos horas y lo puedes hacer en autobús o tren. El tren tiene una ruta mas escénica y tienes servicios desde las seis de la mañana. Los precios están entre los 20 y los 24 euros, más o menos. Te dejan en la estación Connolly de Dublin, céntrica, y parten desde Belfast Central. Calcula una frecuencia de un tren cada dos horas y si ya tienes planeado el viaje conviene comprarlos online antes porque son más baratos que comprándolos el mismo día.

También puedes tomar el autobús, los servicios son frecuentes y es más barato. La estación de autobuses de Belfast está bien ubicada, en el centro, y los paisajes también son hermosos. Lo cierto es que Dublin es una ciudad más hermosa y colorida que Belfast y enseguida te va a encantar.

Aquí te dejo algunas de las atracciones turísticas de Dublin:

  • Guiness Storehouse: el tour por la fábrica de cerveza es un clásico que termina siempre en un bar, el Gravity, desde donde tienes una vista soberbia de la ciudad.
  • Libro de Kells: este libro fue escrito alrededor del año 800 d.C y es un hermoso manuscrito iluminado de 680 páginas con  textos bíblicos, Está en el Trinity College.
  • Galería Nacional de Irlanda. Es un sitio hermoso con mas de 2500 pinturas y acuarelas, dibujos, impresos y esculturas. Hay artistas de renombre como Monet, Van Gogh o Picasso.
  • Catedral de San Patricio: se construyó en el siglo XIII y es uno de los pocos edificios medievales de la ciudad. Hay unas 700 tumbas dentro, entre ellas la del escritor de Los Viajes de Gulliver, Jonathan Swift.
  • Museo Nacional de Irlanda. Es un museo de arqueología que te permite conocer la historia de la isla desde la prehistoria, pasando por las incursiones vikingas hasta nuestros días.
  • Prisión Kilmainham:  es la vieja prisión de la ciudad y encierra historias dramáticas y tenebrosas. Vale la pena hacer la visita guiada.
  • Destilería de Old Jameson. ¿Te gusta el whisky? Este es el mejor tour de todos entonces.
  • Castillo de Dublin
  • Librería Chester Beatty.

A estos destinos suma el recorrido del autobús hop on hop off, que puede combinarse con un vehículo anfibio estupendo, y una visita alcohólica a Temple Bar, la zona de irish pubs más agitada de Europa. Tres días en Dublin están bien pero siempre que puedas quedarte más en cada destino, mucho mejor. Podrás hacer más excursiones a la redonda o animarte a organizar un viaje más largo.

Cualquier destino en la Isla Esmeralda, del lado norte o del lado sur, te ofrecerá paisajes, historia y cultura maravillosa y difícil de olvidar.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *