Visitar Cabo de Palos

Un cabo es una punta de tierra que se proyecta hacia el mar y que influye en las mareas y por ende, en la navegación. Uno de los cabos más populares en Murcia, España, es el Cabo de Palos y hoy es nuestro destino de viaje y descubrimiento.

El Cabo de Palos y su pueblo pesquero han sigo vigía de la costa durante siglos, en forma de torre de observación primero y después como un leal faro, testigo de aventuras, batallas y también de algún que otro triste naufragio.

Cabo de Palos

Como dijimos más arriba aquí se ha formado un pueblo de pescadores que saca provecho de las fértiles aguas del Mar Mediterráneo. El tiempo lo ha convertido en un destino de turismo donde uno puede degustar sabrosos platos con base en pescados y mariscos, ya sea en sus numerosos restaurantes como así también en los simples chiringuitos que hay cerca del puerto.

Hasta aquí puedes llegar en autobús desde Murcia, Madrid, La Manga o Cartagena y si vas en primavera o verano podrás aprovechar el sol y sus playas también. Cabo de Palos está a solo media hora de Cartagena o a 50 minutos de Murcia. También puedes acercarte en tren hasta Cartagena, Murcia o Alicante y alquilar un coche después.

En principio es un sitio pequeño en el que puedes comer, disfrutar del aire marítimo y si te gusta el buceo, bucear, pues de un tiempo a esta parte integra la Reserva Marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas.

Esta reserva es un área submarina de casi 20 kilómetros cuadrados de superficie entre el mismo Cabo de Palos y su faro hasta las Islas Hormigas. Es de gran diversidad biológica y sus fondos están muy bien conservados, así que es un sitio maravilloso para hacer buceo entre corales y praderas de posidonia.

El fondo no es otra cosa que la continuación submarina del cabo que se hunde en la costa y reaparece en las Islas Hormigas, y esta característica es lo que vuelve peligrosa la navegación de la zona. He aquí la razón de los naufragios que han tenido lugar. Así, la protección se hizo efectiva en 1995 y desde entonces la flora y fauna marinas sobreviven y hasta algunas especies se reproducen aquí con objetivos comerciales.

La Reserva forma parte de la conocida Red Natura 2000 de la Unión Europea, y es para muchos el mejor destino de submarinismo en todo España y Europa. Amén de las especies animales y vegetales que embellecen todo también están los restos del naufragio del trasatlántico Sirio que se hundió en 1906 (a mucha profundidad, pero a la mano de los más expertos y aventureros).

Pero más allá del mar y sus secretos y maravillas, ¿qué nos ofrece Cabo de Palos? Pues tiene algunos sitios de interés histórico y eventos culturales atractivos. En principio, está el Faro de Cabo de Palos, alzándose sobre el promontorio rocoso, Bien de Interés Cultural desde 2002.

Hace miles de años hubo aquí un templo dedicado a Baal Hammon, dios fenicio adorado en Cartago que más tarde fue Cronos y Saturno, para los romanos. Avanzada la Edad Media los ataques berberiscos, corsarios otomanos, obligaron al rey Carlos I a encomendar a Cartagena la construcción de una torre vigía en la punta del cabo. Se alzó entonces la Torre de San Antonio.

En tiempos de Felipe II toda la costa adquiere un sistema de defensa más completo, del que la torre, mejorada, formó parte. Así ganó una guardia permanente para dar el grito de alarma ante el avistamiento de piratas o invasores. La torre se mantuvo muchos años pues estamos hablando de finales del siglo XVI. Pero en 1862, aún cuando estaba en muy buen estado, fue demolida y suplantada por un faro.

El nuevo faro se terminó en 1864 para entrar en funcionamiento al año siguiente. Los cimientos de la torre se utilizaron para su construcción. Tiene forma cuadrada, dos pisos y 11, 60 metros de altura. Sus muros son gruesos y tiene un prismático a 12, 50 metros de altura, un capitel y una cornisa saliente sostenida por ménsulas sobre la que se eleva un torreón. Su luz alcanza los 51 metros sobre tierra y 81 metros sobre el nivel del mar, es blanca con dos destellos cada diez segundos y por la noche alcanza las 23 millas náuticas.

Visto el faro puedes dedicarte a disfrutar del sol y las aguas, que por cierto son cálidas, en alguna de las calas de los alrededores como Cala Reona, Cala Túnez, Cala Mayor, Cala Flores, Cala La Galeria o Cala del Muerto. A muchas de ellas se accede bajando por una escalerilla y hay un camino señalizado que conviene seguir. Y después sí, a la caída del sol ya puedes salir de paseo por las encantadoras callecitas del pueblo, con su ambiente tranquilo y sus casas bajas y de colores.

El centro de Cabo de Palos es el puerto con sus restaurantes y chiringuitos y barcos pesqueros y su pintoresco paseo portuario. Estas barcas traen pescados y mariscos frescos que sirven para darle vida a un plato característico de la región, el caldero, con arroz y ñora. Otro paseo, el Zeneta, es muy colorido. Es la parte mas antigua del paseo de La Barra que está divido por la construcción del puerto y donde hay casas antiguas cuyas puertas son literalmente lamidas por las aguas.

También está el mercadillo que se organiza los domingos, con precios muy buenos en todos los productos y como dijimos antes, las calas y los acantilados que se esconden en la redonda. El Cabo de Palos está literalmente frente a la Playa de Levante, una playa que conecta con La Manga. Es una bahía con aguas mansas y turquesas, que espera a todos para darse chapuzones. Cerca está la isla del Pato, también protegida de las olas, y por eso misma una hermosísima piscina natural….

La noche en Cabo de Palos también es de gran belleza. ¡Romántica! Después de estar un rato frente al mar es hora de volver al pueblo y caminar por sus calles y sentarse en algún restaurante en la plaza. Incluso, si vas en Semana Santa podrás ver la procesión de pescadores o si vas en verano, más exactamente el 16 de julio, con su procesión marítima de la Virgen del Carmen o en agosto, que tiene lugar las coloridas fiestas de la Virgen de la Asunción.

Cabo de Palos es un destino pequeño, sí, pero tranquilo, encantador, con comida sabrosa y hermosos paisajes. ¿Para cuándo la visita?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*