Visitar Oporto en dos días

La ciudad portuguesa de Oporto es un lugar con innegable encanto, un espacio que se puede recorrer fácilmente y que cuenta con determinados lugares de interés. Si quieres visitar Oporto solamente en dos días, en una simple escapada de fin de semana, puedes aprovechar tu estancia para ver las zonas más importantes de la ciudad.

Te proponemos todo aquello que deberías ver en Oporto en los dos días de tu viaje. Desde la zona más céntrica a las bodegas en la vecina Vila Nova de Gaia. Disfruta de esta bonita ciudad portuguesa conocida por sus vinos, en la que  hay mucho más por descubrir que sus antiguas bodegas.

Primer día en Oporto

El primer día en Oporto hay que dedicarlo a la zona centro, en donde encontraremos algunos de los lugares más importantes y emblemáticos de la ciudad. Podemos hacer un itinerario sobre un mapa, pero hay que tener en cuenta que lugares como la Librería Lello, en donde se suelen formar colas, es mejor visitarlos a primera hora. El casco antiguo de la ciudad no es tan grande como para no poder movernos fácilmente y ver muchas cosas en un solo día.

Torre dos Clérigos

Este es uno de sus edificios históricos más importantes y es el lugar desde el que tendremos casi mejores vistas de pájaro de la ciudad. La iglesia de los Clérigos tiene estilo barroco y en ella se incluye la famosa torre. Es un punto de referencia si vamos a perdernos por las calles de la ciudad, ya que está en una de sus zonas más altas. Es mejor visitarla al principio de la ruta, porque hay que subir escalones y necesitaremos energía extra.

Estación de Sao Bento

Si hemos llegado en tren a la ciudad, este ya será un sitio menos que visitar. La estación de Sao Bento es antigua y muy especial, sobre todo por los azulejos portugueses típicos en tonos blancos y azules. Es de principios del siglo XX y al parecer cuenta con más de veinte mil azulejos.

Librería Lello

Esta es otra visita que a lo mejor nos lleva un poco más de tiempo de lo que esperábamos, pero más que nada por las colas, porque la bella librería no es tan grande. La Librería Lello ofrece unas increíbles escaleras y permite pasearse sacando bonitas fotos.

Palacio de la Bolsa

El Palacio de la Bolsa es un bello edificio de estilo neoclásico del siglo XIX. Por fuera es bonito, pero lo mejor nos espera dentro, con estancias realmente interesantes y visitas guiadas. Hay que ver el Salón árabe, profusamente decorado, el Patio de las Naciones o la Sala Dourada, con decoración realizada con pan de oro.

Catedral de la Sé

La Catedral de la Sé o Catedral de Oporto es su edificio religioso más importante. Tiene una arquitectura con estilos variados, con una fachada inspirada en el románico del siglo XII, con un aspecto defensivo y sobrio. No obstante, también hay partes de estilo gótico debido a que su construcción fue larga, entrando ya este nuevo estilo en el siglo XIII. Su claustro tiene estilo gótico y es de las partes más bonitas de la catedral, ya que el interior de la misma es algo austero, muy en la línea del románico.

Segundo día de Oporto

En el segundo día hay que dedicarse a callejear un poco más, de forma relajada, a conocer la ribera y sobre todo a visitar las bodegas del otro lado del río, lo que nos lleva a Vila Nova de Gaia.

Ribeira y crucero por el Douro

La zona de la Ribeira o la ribera del Duero siempre es un agradable paseo. Es fácil encontrar lugares interesantes, pero sobre todo hay que aventurarse a hacer un divertido crucero por el río. En la ribeira también hallaremos restaurantes, bares y puestos de cosas típicas, para hacernos con los souvenirs. Un lugar muy animado y entretenido.

Barrio do Barredo

Quienes deseen ver el Oporto más auténtico, debe pasarse por el Barrio do Barredo, repleto de callejuelas, balcones antiguos y ropa colgando que le da un aspecto decadente pero realmente auténtico a la ciudad. Un barrio tranquilo con pequeñas calles por las que es fácil perderse, aunque fácilmente podremos ir bajando para llegar de nuevo a la ribeira.

Mercado do Bolhao

Hay que darse una vuelta por el mercado más mítico de Oporto. Un mercado antiguo en el que hallar productos típicos.

Puente Don Luis I

Si nos llega el tiempo, el segundo día podemos dirigirnos al Puente Don Luis I, dejando atrás Oporto. Este se puede pasar en vehículo o a pie, disfrutando de la experiencia de tener unas interesantes vistas de la ciudad.

Vila Nova de Gaia

Llegados a Vila Nova de Gaia, hay que buscar un tour por las geniales bodegas, para disfrutar, como no, del famosísimo vino oporto. Algunas de ellas son Sandeman Porto o Ferreira de Oporto.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Oporto

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Un comentario

  1. Fb giúp ???c gì cho vi?c bán hàng c?a b?n?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *