Visitar Oslo, qué ver y hacer en la capital de Noruega I

Oslo es la capital de Noruega y también su ciudad más poblada, siendo el centro económico, cultural y político del país. Es una ciudad repleta de lugares por visitar, con muchísimos museos y con una gran actividad cultural, por lo que es una visita que bien nos puede llevar varios días para disfrutar de todo lo que tiene que ofrecernos.

Si quieres saber cuáles son esos lugares que tienes que tener en tu lista a la hora de visitar Oslo, toma nota, porque tienes unos cuantos a los que no debes faltar. Y si eres amante de los museos estarás en una ciudad que tiene muchos que ofrecer, en los que hay desde obras de arte a barcos.

Visitar Oslo

Viajar a Oslo es bastante sencillo, ya que hay aerolíneas como Ryanair, Norwegian o Vueling que viajan a buen precio a esta ciudad desde puntos como Barcelona, Madrid, Palma, Alicante o Málaga. Oslo es una ciudad bastante cara, pero  los turistas pueden hacerse con la popular tarjeta Oslo Pass, para conseguir pases con buen precios a muchos de los museos y atracciones de la ciudad. Así el factor de qué hacer ya lo tendremos cubierto y solo tendremos que gastar en transporte y comida.

Parque de Vigeland

El Parque Vigeland no es solamente un parque por el que pasear cuando hace buen tiempo. Se puede decir que este parque es como una gran obra de arte al aire libre del artista Vigeland. En todo el parque se pueden encontrar hasta 212 esculturas que muestran a seres humanos representando expresiones y sentimientos diferentes. También se puede encontrar la columna en la que hay 121 figuras juntas en un bloque extraído de la misma piedra. Sin duda es una buena forma de pasar una tarde soleada, haciendo fotos y buscando todas las esculturas por el parque, en donde también es posible hacer un picnic. Si queremos saber más sobre el escultor, en el mismo parque hay un museo dedicado a él, para conocer a fondo su obra, aunque lo más bonito lo tenemos al aire libre.

Museo de Barcos Vikingos

En la capital de Noruega hay mucha historia vinculada a los antiguos vikingos, así que ahora que el tema está de moda gracias a las series de televisión, es el momento ideal para ver algunos de esos barcos que surcaban los mares en busca de nuevas zonas por conquistar. Este museo cuenta con los barcos vikingos mejor conservados del mundo, los cuales fueron encontrados en varias tumbas reales situadas cerca de los fiordos de Oslo. Permanecieron allí durante más de mil años como ofrende que la realeza se llevaría a la otra vida. Estos impresionantes barcos se pueden ver dentro del museo, pero no son lo único que hay. También es posible encontrar trineos y objetos de la vida cotidiana que se enterraban para dar el paso a la otra vida con todo lo necesario. Además, para aquellos a los que les guste el tema de los regalos, dentro del museo hay una tienda en la que comprar bonitos recuerdos. Normalmente abre de lunes a domingo, aunque no está de más consultar precios y horarios antes de ir.

Fortaleza de Akershus

Esta fortaleza se encuentra cerca del ayuntamiento de la ciudad, por lo que seguro que tendremos un rato para dedicar a este lugar histórico. El Castillo de Akershus data del año 1300, y el conjunto es un grupo de edificaciones militares que se encuentran en una zona estratégica para proteger la zona, a las orillas del fiordo y en una zona elevada desde la cual disfrutar de unas maravillosas vistas del paisaje. Hoy en día todavía cumple con algunas funciones militares, pero también podemos ver en el complejo el Museo de la Defensa y el Museo de la Resistencia. Se hacen visitas guiadas por el castillo que se encuentra dentro del recinto y desde hace años es también el lugar en donde se halla el mausoleo de los reyes de Noruega. Esta es sin duda una visita imprescindible en la ciudad.

Museo Munch

Si te gustó la obra del Grito de Munch, en este museo podrás ver muchas otras de sus pinturas para conocer mucho más a fondo al artista y su evolución. Encontraremos gran parte de su obra, esa que no es tan conocida como el cuadro que ha dado la vuelta al mundo. Aunque este museo está principalmente dedicado al artista y su obra, podemos encontrar mucho más en el moderno edificio. Una sala para exposiciones, fotografías, diversas salas de estar para descansar, una biblioteca, cafetería y tienda de recuerdos.

Museo Kon-Tiki

Este museo quizás no es el más importante de la ciudad, pero puede ser una de esas pequeñas visitas interesantes. Este museo se hizo para albergar los objetos recogidos por Thor Heyerdahl durante sus expediciones. Alberga un Kon-Tiki, que le da nombre, y que se trata de una embarcación inspirada en un  modelo peruano precolombino. Hay además objetos que el explorador reunió en su visita a la isla de Pascua.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*