Visitas que hacer cerca de Roma

Sabemos que hay mucho que ver en la ciudad de Roma, un sinfín de actividades y visitas culturales e históricas, pero también puede que tengamos mucho tiempo y deseemos ver algo más allá de la ciudad de Roma. Así que os vamos a recomendar unas cuantas visitas para hacer cerca de la ciudad de Roma, que sin duda valen la pena. Desplazarse por muy poco y poder aprovechar la estancia en Roma para ver otros lugares de gran interés es una gran idea.

Desde las ruinas de Pompeya a antiguas villas romanas, son lugares especiales que deberíamos ver para aprovechar la visita a Roma. Cuando hacemos un viaje no solo tenemos por qué centrarnos en la ciudad principal o su destino más turístico, ya que hay auténticas joyas un poco más allá, y puede que descubramos cosas muy interesantes.

Pompeya

Pompeya

Lo que vamos a ver mayormente cerca de Roma son lugares en donde las ruinas de la antigua civilización romana todavía se conservan en bastante buen estado. Podremos descubrir gran parte de la historia de los romanos y de la humanidad gracias a estos vestigios antiguos. Uno de los lugares en donde mejor se han conservado tanto las calles como todo tipo de cosas de la vida cotidiana de los romanos es en Pompeya. Esa ciudad que suena a todo el mundo por haber quedado sepultada por una erupción repentina del monte Vesubio en el 79 d.C. Lo curioso es que esta ciudad permaneció sepultada en el olvido hasta el siglo XVI, cuando fue descubierta de nuevo. Hoy en día constituye uno de los principales atractivos cerca de Roma.

Al estar tan bien conservada, podemos hacernos una idea muy aproximada de cómo era la vida por aquel entonces, caminar por las mismas calles con grandes adoquines y ver las estructuras de las casas, que de repente quedaron sepultadas durante siglos. Hay mucho que visitar en la ciudad de Pompeya. El Foro, que era el centro de la vida política y social, o el Templo de Apolo, cuyas estatuas están en el museo de Nápoles. También resulta curioso visitar el Lupanar, que era el prostíbulo de aquellos tiempos, en donde hay frescos eróticos que todavía se conservan. Es una ciudad bastante grande, por lo que tardaremos en ver cada detalle.

Villa del Este

Villa del Este

Villa del Este se encuentra en un antiguo convento franciscano, y es una visita imprescindible para quienes aprecien los lugares bellos y también el arte. Es una rica residencia de estilo renacentista que resulta increíble tanto por dentro como por fuera, por sus impresionantes jardines. La visita a la villa nos dejará impactados, ya que dentro veremos ricas estancias con frescos en paredes y techos de los que no podremos apartar la vista, y en la zona exterior nos espera un lujoso jardín como jamás hayamos visto. En estos jardines podemos encontrar centenares de fuentes y estatuas, con una hilera de cine fuentes y lugares muy bellos para fotografiar. Una visita a 30 kilómetros de Roma que podemos hacer en un día.

Villa Adriana

Villa Adriana

La Villa Adriana está cerca de Tívoli, y es un conjunto de edificios y construcciones que mandó hacer Adriano debido a que no se encontraba feliz en su Monte Palatino. Esto fue algo así como un lugar de retiro que tras su muerte utilizaron otros emperadores y que finalmente cayó en el olvido. En esta villa tenemos mucho que ver, ya que Adriano decidió imitar construcciones en estilo griego y egipcio que le gustaban. Hay 120 hectáreas para recorrer con ruinas que hoy en día se conservan bastante bien a pesar de los saqueos. Una de las zonas más bonitas es la de el Canopus, la copia de un santuario situado en Alejandría, con un lago y columnas con cariátides, que es la figura de una mujer.

Herculano

Herculano

Si os gustó Pompeya, Herculano os va a parecer igual de interesante, o incluso más, ya que está mejor conservada. Esta pequeña ciudad también quedó sepultada bajo aquella erupción del año 79 del Vesubio, y al encontrarse más cerca incluso del volcán se conservó incluso mejor. Hoy en día se pueden ver las antiguas casas con sus frescos en las paredes, las lujosas villas de los más ricos y todo tipo de construcciones para que sepamos cómo vivían antiguamente. Y entre estas antiguas construcciones veremos algunas casas nuevas, creando un paisaje pintoresco y original.

Ostia Antica

Ostia Antica

Esta es otra de las antiguas ciudades romanas más florecientes, y que conservan estupendas ruinas para conocer algo más de la increíble civilización romana. Ostia Antica fue un centro portuario y de comercio, situado cerca de Roma. En la antigua ciudad podemos ver muchos de sus edificios todavía bien conservados, como las antiguas termas, los mosaicos que cubrían los suelos, los restos de antiguos negocios de su principal vía y templos dedicados a Mitra, un dios persa.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *