10 dulces de Navidad típicos en España

Cuando viajamos existen diversas formas de conocer un país, ya sea mediante su historia, su folclore, su arte o su gastronomía. Durante la Navidad en España no pueden faltar los típicos dulces navideños en ninguna mesa. Gustan tanto que inundan supermercados y cocinas desde finales de noviembre a principios de enero.

Mazapanes, turrones, polvorones, roscones de reyes… Si tienes pensado visitar el país durante estas fechas tan entrañables y te gustaría hacerte con un sabroso souvenir, a continuación te mostramos algunos de los dulces de Navidad más consumidos en España ¿A cuál te gustaría hincarle el diente?

Turrón

Se trata del dulce de Navidad más típico en España y su elaboración data de, al menos, cinco siglos. Se elabora con almendras, clara de huevo, miel y azúcar siendo los más tradicionales los de Jijona (textura blanda) y de Alicante (textura dura). No obstante, en la actualidad hay muchas variedades pasando del turrón de chocolate o de trufa al de coco o crema catalana, entre otros.

Mazapán

El mazapán es otro símbolo de la gastronomía navideña española. La primera referencia sobre él se remonta al siglo XVI y hay quien sostiene que nació en el Convento de San Clemente en Toledo durante uno de los sitios de la ciudad y cuando había gran escasez de alimentos.

Azúcar y almendra machacados con una maza dieron lugar al pan de maza o maza-pán que posee su propia Indicación Geográfica Protegida desde hace años. Algunas de sus variantes son el pan de Cádiz o el pastel de Gloria, ambos procedentes de Andalucía.

Polvorón

Un dulce que nunca falta en cualquier mesa durante la Navidad. Es típico de Andalucía, en concreto de la localidad sevillana de Estepa, y está elaborado con almendras molidas, azúcar, manteca de cerdo y harina de trigo tostada. De hecho, recibe su nombre por la harina en polvo con la que se adorna. Otros polvorones populares son los de Tordesillas (Valladolid), Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Pitillas (Navarra) o Fondón (Almería).

Guirlache de Aragón

Imagen| La tienda del mantecado

Ésta es una variante de turrón muy típica de Aragón que está hecha con miel o caramelo y almendras. El guirlache se presenta en barritas individuales envueltas en papel y se cree que tiene sus raíces en la Edad Media.

Truchas de batata

Imagen| Lanzarote Internacional Turismo

Las truchas de batata son un postre navideño muy típico de las Islas Canarias. Tienen forma de empanadillas y las más comunes están rellenas de batata con almendras y aderezadas con licor de anís, canela y ralladura de limón. Sin embargo, también los hay de cabello de ángel, de crema o de chocolate.

Mantecados

Imagen| Recetín

Los mantecados son unos dulces muy típicos de la repostería española. Se consumen durante todo el año pero especialmente en Navidad. Para su elaboración se precisa harina, huevo, azúcar y manteca de cerdo. Las primeras referencias a ellos datan del siglo XVI. Al igual que sucede con los turrones, también existen diferentes clases de mantecados como los tradicionales, los de almendra, los de doble de canela, los de limón, los de chocolate o los de hojaldre. Algunos de los más sabrosos son los que se producen en Antequera, Estepa, Portillo, Tordesillas o Rute.

Peladilla

Muy populares en España durante las Navidades pero también en los bautizos, cuando se reparten como regalo entre los invitados. Las peladillas son almendras confitadas muy típicas de la Comunidad Valenciana aunque su origen se encuentra en la antigua Roma. La primera

Roscos de vino

Otro dulce típico de Navidad en España son los roscos de vino. Estas galletas con aspecto de rosquilla están elaborados con harina, azúcar, vino dulce, anís y limón. Son un delicioso bocado para poner el broche final a una cena tan especial como la de Nochebuena y son ideales para tomar con una bebida caliente. Se comen en toda España pero son muy típicos de Castilla La Mancha o Málaga.

Hojaldrina

Imagen| Las recetas de Marichu

Las hojaldrinas comparten similitudes con los mantecados o los polvorones pero la principal diferencia radica en las capas de hojaldre de su interior, que les aporta una textura distinta. Los principales ingredientes de este postre son harina de trigo, grasa de cerdo, zumo de naranja, vino y azúcar. Un indispensable de estas fiestas.

Roscón de Reyes

Se trata de uno de los dulces más emblemáticos de la Navidad en España y se consume principalmente el 6 de enero, día de Reyes. Su origen se remonta a la antigua Roma y estaba relacionado con las Saturnales, cuando el pueblo celebraba el final de los trabajos con unas tortas redondas en los que escondían un haba seca.

Con el tiempo, este bollo de masa dulce se fue adornando con almendras laminadas, azúcar y fruta escarchada hasta conseguir el aspecto de hoy día. El Roscón de Reyes tradicional no lleva relleno pero en la actualidad hay variedades como la de chocolate, nata, crema, trufa o moca. Además, en su interior se sigue colocando una sorpresa, normalmente una figurita.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *