3 hermosos castillos franceses que tal vez no conoces

Una de las clásicas excursiones en Francia es dar una vuelta por los hermosos castillos que están en el valle del Loire. Quedan un centenar en pie pero parece que había como 300 antes de la Revolución Francesa y los acontecimientos que a la postre determinaron el nacimiento de la Francia moderna.

Un tour clásico te lleva a conocer Chambord, Chenonceau y Cheverny, algún otro suma Amboise, pero en verdad si te gustan los castillos lo mejor es alquilar un coche y visitarlos por tu cuenta porque hay perlas escondidas en la campiña francesa , sin turistas, que son una maravilla. Hoy tenemos tres de los castillos del Loire menos conocidos pero no por eso menos hermosos y recomendables.

Castillo de Chinon

Este castillo está construido sobre el río Vienne y es aquí donde Juana de Arco se enfrentó al Delfín de Francia estando París en manos inglesas. Lo construyó Teobaldo I, Conde de Bois, y en el siglo XI pasó a manos de los Condes de Anjou, casa a la cual pertenecía Enrique II de Inglaterra quien lo tomó de manos de su propio hermano y le dio el aspecto actual.

Pasaron un par de siglos hasta que un rey francés echó a los ingleses, Felipe II, y después de una dura batalla de varios meses el Castillo de Chinon quedó en manos francesas. La fortaleza se convirtió en una prisión en el siglo XVI pero en realidad alojaba prisioneros por lo menos desde el siglo XIV cuando varios Caballeros Templarios fueron encarcelados tras sus muros.

Hoy esta maravilla de castillo está abierta al pública, ha sido restaurada y funciona dentro un museo. Se le conoce con el nombre de Fortaleza Real de Chinon y está a unas dos horas y media de París por la autopista A10 y la A85. Cerca hay una zona de estacionamiento gratuito para buses, coches y bicicletas y un kiosko que abre entre abril y septiembre, todos los días.

Información práctica:

  • el castillo abre todos los días del año pero cierra el 1 de enero y el 25 de diciembre. En invierno abre de 9:30 am a 5 pm y marzo, abril, septiembre y octubre abre de ).30 am a 6 pm. Del 1 de mayo al 31 de agosto lo hace hasta las 7 pm.
  • con la entrada se entrega un voucher interactivo para moverse dentro sin guía. La visita dura más o menos 90 minutos.
  • también hay visitas guiadas en francés e inglés que duran una hora.
  • si vas con un iPad se ofrecen itinerarios distintos y cuatro opciones para personas con alguna discapacidad. Esto tiene un precio de 3 euros por persona sobre el valor de la entrada aunque los discapacitados no lo pagan.
  • la entrada cuesta 8, 50 euros pero si vas los llamados Miércoles de la Reina se paga 11 euros. Ocurren entre el 6 de julio y el 28 de agosto e incluyen un juego de tenis real, una visita al estudio del pintor de la reina y actividades con actores que te llevan a conocer un poco de la vida medieval dentro del castillo.

Castillo de Meung

El castillo está en Meung-sur-Loire y supo ser la residencia de los Obispos de Orleans. Tuvo una vida bastante agitada, con destrucciones y reconstrucciones permanentes aunque la parte mas vieja se remonta al siglo XII: un edificio rectangular con tres torres en las esquinas porque una fue destruida en tiempos de la Guerra de los Cien Años.

Nació como un edificio de defensa pero fue cambiando con el tiempo hasta que se convirtió en un pequeño Versailles poco antes de la Revolución Francesa. Hay un almacén del siglo XIII, una escalera en espiral del siglo XV, pisos de parquet del siglo XVIII, un antiguo y fastuoso baño, una capilla del siglo XVIII y hasta un pabellón de música que se dice fue construido por Nicolas Le Camus.

Por debajo del castillo se esconden calabozos, salas con instrumentos medievales de tortura, refugios, bodegas y una capilla. Por suerte está abierto al público ya que desde 1988 es un Monumento Histórico. Hoy en día cuando los visitantes bajan disfrutan de un vídeo musical que permite conocer esa vida subterránea de otros tiempos.

Muchas de las salas del castillo están amobladas y abiertas para las visitas así que uno puede ver desde la finura de los salones aristocráticos hasta la sencillez de las cocinas, desde los áticos de la servidumbre hasta ese refinado y extraño baño. A su vez alrededor del Castillo de Meung hay siete hectáreas de parques estilo francés adornados con terrazas. El ojo avezado puede notar lo que queda de un diseño inglés anterior entre arbustos y viejos robles.

El Castillo de Meung planea reabrir sus puertas el 11 de febrero de 2017 a las 2 pm. Hasta el día 26/2 abrirá de 2 a 6 pm cerrando los lunes. En marzo abrirá cada fin de semana en el mismo horario, abril, mayo y junio abrirá cada día de 10 am a 6 pm, julio y agosto cerrará a las 7 pm y el resto de los meses volverá al horario de 10 am a 6pm. El precio es de 9 euros.

Si pagas 15, 50 puedes disfrutar además de la visita al cercano castillo de Beaugency. Y si quieres exclusividad puedes pagar el Manor Tour a 30 euros por persona para grupos pequeños, que dura hora y media, dos horas y termina con una copa de champaña en la lujosa biblioteca. Y si quieres más un vuelo en globo, fuegos artificiales o una gala.

Castillo du Rivau

En la región de Touraine está este bonito, pequeño y encantador castillo del Loire. Parece un palacio y la corona lo entrego a un capitán, el Capitán Tolmere, por sus victorias bélicas. Por aquí también anduvo Juana de Arco, buscando caballos, antes del sitio de Orleans, sabiendo la calidad de los caballos de la zona. Con este mismo conocimiento después se construyeron establos reales y de hecho, hoy puedes conocer la historia de los caballos de los reyes franceses aquí dentro.

Los años ’90 del siglo XX le hicieron mucho bien a este castillo francés porque los dueños invirtieron mucho dinero en su renovación y hoy tanto el castillo como los establos como el viñedo brillan de verdad. La vieja estructura defensiva del siglo XIII se ha convertido en un palacio de ventanas anchas, chimeneas, frescos y un estilo elegante.

A su alrededor hay doce jardines que parecen sacados de un cuento de hadas así que caminar por ellos es otra maravillosa experiencia. Hay mas de 300 especies de rosas, la especialidad de la familia, pero también bellas esculturas.

Información práctica

  • se llega en tren hasta Chinon. Está a dos horas y media de París en el TGV.
  • el horario usual es de 10 am a 6 o 7 pm. El tiempo mínimo de la visita debe ser de una hora y media.
  • hay un restaurante que abre de marzo a septiembre y desde el 19 de octubre hasta el 2 de noviembre.
  • la entrada al castillo, los establos y los jardines cuesta 10, 50 euros. La audioguía cuesta 3, 50 euros. El ticket se puede comprar online.
  • hay visitas guiadas de una hora y hora y media en varios idiomas, español incluido.

Por supuesto que estos tres castillos no son los únicos recomendables, hay muchos más. Por eso decíamos al principio que lo mejor es alquilar un coche y salir sin tiempo a conocer estas antiguas tierras señoriales. Cada pueblo esconde un castillo, entero o en ruinas, pero siempre encantador.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *