4 iglesias hermosas y poco conocidas en París

Las iglesias me encantan y si son antiguas mucho mejor. El silencio, las luces y sombras, la historia que pesa sobre ellas me suele hundir en profundas reflexiones. Si bien creo que Dios está en todas partes siento algo especial cada vez que piso un templo.

París es una ciudad antigua y cristiana así que es lógico que tenga muchas iglesias y capillas. Mientras paseas con la bici te topas con algunas que no son conocidas pero descubres que son igual de hermosas o más que aquellas que aparecen en las guías turísticas. Y muchas veces ni siquiera debes pagar un euro para perderte en ellas. Por eso, si te gustan las iglesias aquí te dejo tres iglesias hermosas y poco conocidas de París.

Capilla  de la Medalla Milagrosa

Es una bonita capilla que guarda con celo el cuerpo incorrupto de una santa y que, aunque no lo creas, recibe la visita anual de alrededor de dos millones de peregrinos. Está ubicada en el distrito 6, sobre la Rue du Bac, al lado de un importante centro comercial llamado Le Bon Marché.

La capilla no llama la atención y tal vez por eso conoces el centro comercial y el barrio pero ni te suena la iglesia. Es que tiene un frente sencillo y muy discreto pero hay que saber que el edificio encierra historias fantásticas. Una de ellas nos cuenta que una noche de julio de 1830 Catherine Labouré estaba durmiendo cuando fue despertada por su ángel guardián que le decía que la Virgen María la estaba esperando.

Catherine era una novicia de 23 años apenas y fue guiada por el ángel por los salones del convento Hijas de la Caridad hasta la capilla donde un aura misteriosa ocupaba el sillón del director del convento. Pasmada, la novicia cayó de rodillas y tocó el regazo de la Virgen. Cuatro meses después el místico encuentro volvió a tener lugar y hubo veces en que Catherine oyó el rozar del vestido de la Virgen a su alrededor o incluso vio a la Virgen flotando en el altar.

La visión se completó un día con la aparición de un medalla escrita, con una cruz, dos corazones, cuernos y una espada. La orden fue hacer un medallas igual para que quien tuviera uno recibiera muchas gracias. Obviamente el convento se puso con frenesí a fabricar medallas… y a venderlas. Se sucedieron después algunos milagros que siguieron incluso después de la muerte de Catherine en Año Nuevo de 1876.

56 años después su cuerpo fue exhumado y fue beatificada. Cuando en 1933 se abrió su ataúd seguía teniendo muy buen aspecto. En fin, que si quieres visitar la capilla y ver el ataúd y a Catherine puedes hacerlo. Llegas en el metro en las líneas 10 y 12 bajando en las estaciones Sèvres y Babylone. Los autobuses 39, 63, 70, 84 , 87 y 94 también te dejan.

Para conocer los horarios puedes visitar el sitio web oficial que tiene una versión en español.

Iglesia de Sain-Etienne-du-Mont

Está ubicada en el distrito 5 de París, al lado del Panteón y sobre la montaña de Santa Genoveva. Precisamente el monte guarda la tumba de la santa que no es otra que la santa patrona de París pero además también guarda la tumba de Blas Pascal. Y si quieres saber más en la película Medianoche en París, de Woody Allen algunas escenas fueron filmadas al lado de su escalinata.

Este es una de las iglesias más hermosas de la ciudad. Al principio era la iglesia de los apóstoles Pedro y Pablo, construida bajo el reinado del Rey Clovis, enterrado aquí junto con su esposa. En la Edad Media se convirtió en una importante abadía real. Data entonces de 1222 aunque el edificio actual comenzó a construirse en 1492 y recién se terminó en 1626. En 1744 el rey Luis XV decidió reemplazar la iglesia de la abadía, medio en ruinas, por un monumento mejor que a la postre resultó en el Panteón.

 

En tiempos de la Revolución Francesa la iglesia fue destruida y las reliquias de Santa Genovevea incendiadas. Lo que quedó del edificio se reconvirtió en lo que hoy es una escuela aunque la iglesia se perdió dejando solo el campanario. Entonces, fue la iglesia de Saint-Etienne du Mont la que heredó las reliquias de la santa y cuando la visites verás un hermoso vitral donde se ven ambas iglesias una al lado de la otra.

Está sobre el número 30 de la rue descartes y suele haber misas así que si te gusta asistir a una puedes visitar el sitio web que incluye un apartado en inglés.

La Iglesia de la Madeleine

Originalmente fue un edificio consagrado a la gloria del ejército del emperador Bonaparte, pero tras su caída el rey Luis XVIII decidió convertirlo en iglesia, templo que recién fue consagrado en 1842. Es llamativo su frente con 52 majestuosas columnas de estilo corintio.

Está situada en la Plaza de la Concordia, una de las mas importantes de la capital francesa, así que no la pases por alto. Tiene puertas de bronce, un hermoso interior barroco decorado con frescos que contrasta con el exterior neoclásico y es dueña de un fantástico órgano que han sabido tocar importantes músicos a lo largo de su historia. Y hay que decir que sonó gloriosamente en el funeral de Chopin.

Todos los días se celebra misa, a veces hay conciertos y también la gente importante suele casarse aquí.  Llegar aquí es super fácil pues el metro te deja casi en su puerta. Abre de lunes a sábado de 7:30 am a 7 pm y los domingos de 8 am a 7 pm.

La Iglesia de los Soldados en Les Invalides

Les Invalides o Los Inválidos es un complejo que está en el distrito VII, muy cerca de la Escuela Militar. Se lo construyó para alojar soldados activos y retirados y es aquí donde está la tumba de Napoleón

Se lo construyó por ordenes de Luis XIV hacia 1670 con la idea de albergar a los viejos soldados que estaban sin hogar y habían servido al reino. La iglesia que nos ocupa se construyó algún tiempo después, en 1706. El aplazo se debió a que los primeros planos fueron vetados por el rey porque él buscaba una iglesia a la que pudieran asistir los soldados y él mismo pero sin mezclarse.

Así, un nuevo plano sugirió la división de la iglesia original en dos pero con continuación arquitectónica. De un lado la Iglesia de Saint-Luis des Invalides y del otro la Iglesia del Domo solo para el rey y su corte. Hoy en día puedes ver la Capilla de los Veteranos con un bonito órgano y cientos de trofeos tomados de los ejércitos enemigos desde 1805 en adelante.

Desde 1837 la iglesia está separada por un muro enorme de vidrio de la zona del domo que es donde está la tumba monumental de Napoleón. Hoy en día la iglesia es controlada por el ejercito francés y es su catedral. Puedes aprovechar y visitar también el museo.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

París, Que ver

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *