5 atracciones en Kiev

¿Te gusta Europa del Este? Es una parte del continente que todavía no se ha descubierto del todo así que sigues encontrando destinos increíbles para visitar. Kiev es la capital de Ucrania y aunque es una ciudad grande, bulliciosa y cosmopolita tiene sus encantos.

Para exprimir la visita la estancia ideal sería de cuatro días, pero es cierto que a veces uno no puede quedarse tanto en un mismo sitio así que pensamos en una estancia de dos o tres días para conocer este puñado de atracciones. Apunta entonces lo que no puedes perderte en Kiev.

Kiev

Kiev o Kyiv tiene una población de alrededor de tres millones de personas y nació con un importante enclave en el cruce de rutas comerciales entre el Báltico y el Mediterráneo. En el siglo XIII esta parte de Europa fue invadida por los mongoles y fue dividida para siempre, amén de que también su destino a partir de entonces estuvo signado por potencias extranjeras.

La ciudad se despliega hoy a ambos lados del río Dnipier que desemboca en el Mar Negro. La parte occidental es la más antigua y está decorada con boscosas colinas, las famosas colinas de Kiev. El río es navegable y cuenta con todo un sistema de compuertas, a la vez que al rededor hay pequeños ríos, reservas, lagos y estanques artificiales. Tanta agua hace que la ciudad misma ofrezca a sus habitantes 16 playas y mas de treinta zonas recreativas.

Kiev cuenta con un sistema de buses, minibuses, tranvías, metro, taxis, funicular y un tren que la circunvala. El sistema, sin contar los taxis, utiliza una tarifa plana.

5 atracciones en Kiev

El barrio de Pechersk es histórico y está en el centro de la ciudad, justo entre las colinas Dnieper y Lypky Klov. El nombre deriva de las Cuevas de Kiev Pechersk Lavra, un monasterio ortodoxo que nació en el interior de una cueva allá por 1051. Hoy es Patrimonio Mundial y el correr de los siglos lo ha transformado en un complejo de campanarios, catedrales, sistemas cavernarios subterráneos y murallas defensivas impresionantes.

No puedes dejar de conocer el Gran Campanario Lavra, de 96 metros y medio de altura, la Catedral Dormition (reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial) y un puñado de otras pintorescas y antiguas iglesias. Hoy en día este lugar es un museo, uno de los mas grandes de Kiev.

La Plaza Maidan Nezalezhnosti es el centro de Kiev desde la caída de la Unión Soviética. Aquí tuvieron lugar los eventos revolucionarios de 2004 y de 2014 y es un punto de la ciudad que concentra edificios modernos enormes, típicos de la arquitectura soviética. De ella sale la calle Khreshchatyk, con cuatro carriles y un kilómetro de largo.

Las bombas y tropas de la Segunda Guerra la destruyeron y después fue reconstruida en estilo soviético también. Los fines de semana es peatonal así que tal vez tengas la oportunidad de recorrerla.

El Museo de la Gran Guerra Patriótica está ubicado cerca de Pechersk Lavra y es un complejo memorial que recuerda a la guerra alemana – soviética. Fue inaugurado el 9 de mayo de 1981 y verás tanques, aviones de todo tipo, coches, monumentos y hasta podrás escuchar canciones soviéticas de guerra. Lo mejor es el gigantesco Monumento a la Madre de Ucrania, imposible pasarlo por alto porque es gigantesco con sus 102 metros de alto. ¡Qué fotos vas a tomar! Tanto desde arriba, desde su plataforma a la altura de la cabeza, como a la distancia.

La Catedral de Santa Sofía es la iglesia más antigua de Kiev y es Patrimonio Mundial. Es un sitio también muy grande, con varios edificios entre los que se cuenta un campanario, la catedral y una escuela. Verás cerca otro conjunto de domos dorados: el Monasterio de San Miguel. Puedes visitarlo gratis. Data de la Edad Media pero fue demolido en la Segunda Guerra Mundial y luego restaurado y re abierto. Es un sitio repleto de decoraciones y adornos así que si te gusta el arte es genial.

Si quieres escapar de la gran ciudad hay un sitio en Kiev que debes visitar: Andriyivskyy Descent. Es como el sitio elegido por a bohemia de Kiev para vivir, donde vivieron poetas y artistas, una suerte de Montmarte. En la misma línea está Podil, en la parte alta de la ciudad. Aquí los edificios son mas pequeños, coloridos y pintorescos. Las calles son angostas y es ideal para pasear a ritmo acompasado.

Hasta aquí tienes los cinco lugares más turísticos de Kiev, lo que no puedes dejar de visitar en una primera visita. Por supuesto no es lo único que ofrece la capital de Ucrania, hay más museos, barrios y atracciones. Incluso hay algunas atracciones fuera de lo común así que si tienes tiempo apunta estos nombres e indicaciones:

  • Museo Nacional Ucraniano de Chernobyl: Kiev está a solo 100 kilómetros de la central nuclear. Por fuera verás una ambulancia, jeeps militares y un tanque. El camino de entrada es una escalera bordeada con letreros con los nombres de toas las aldeas que fueron afectadas por el accidente nuclear de 1986. Es un museo pequeño. Queda en el 29 de la calle Khoryva y abre de lunes a sábado de 10 am a 6 pm. Cierra los domingos y el último lunes de cada mes.
  • Puerta Dorada de Kiev: se trata de una puerta medieval reconstruida que alguna vez fue una de las entrada a la ciudad. La original era de 1037 y en 1982 la ciudad cumplió sus primeros 1500 años de historia así que entonces la restauraron. La construcción fue algo controvertida porque no se sabía bien cómo era originalmente, pero al final quedó esta estructura de ladrillos y madera que está en la calle Volodymyrska.
  • La estación del metro Arsenalna: es la estación de metro construida a mayor profundidad del mundo. ¡A unos 105.5 metros de profundidad! La escalera mecánica es fenomenal e ir de arriba a abajo cuesta cinco largos minutos, y de hecho para llegar al andén hay que combinar varias. Fue construida en los años ’60.

Bueno, ya sabes, tienes mucho para ver en Kiev entre lo más tradicional desde el punto de vista turístico y lo más raro. Un poco y un poco puede hacer de tu visita algo inolvidable.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Kiev, Que ver

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*