¿Cómo acceder a las salas VIP de los aeropuertos?

A la hora de viajar, especialmente cuando debemos tomar un avión de conexión para llegar a nuestro destino, las larguísimas esperas pueden convertirse en la peor cara de un vuelo.

Aunque busquemos formas de entretenernos durante las horas de espera, parece que el tiempo no pasa y nuestro cuerpo nunca se termina de acomodar a los asientos de las convencionales salas de espera. Por no mencionar que a veces es complicado encontrar un hueco donde sentarnos a descansar y dejar los bultos que nos acompañan.

Sin embargo, en las salas VIP de los aeropuertos las cosas son muy diferentes. Están dotadas de todas las comodidades: sofás y asientos mullidos, acceso a Internet, una buena selección de los mejores cafés… Incluso hay algunas que dan un paso más allá y cuentan con extensos buffets, acuarios enormes, saunas finlandesas y hasta clínicas médicas.

Pero, ¿cómo podríamos disfrutar de estas increíbles salas VIP para que los tiempos de espera en los aeropuertos sean todo un placer? ¡Seguid leyendo!

Priority Pass

Priority Pass es la mejor opción para olvidarse de las salas de espera convencionales y se le ha llegado a definir como uno de los programas más comunes entre los pasajeros de todo el planeta. Especialmente para aquellos que viajan a menudo.

Con él se puede acceder rápidamente a más de mil salas VIP repartidas por todo el mundo. El Priority Pass cuenta con tres tarifas perfectamente diferenciadas según el presupuesto de los clientes.

  • Prestige: Incluye visitas a salas VIP ilimitadas. Coste al año de 399 euros.
  • Standard Plus: 10 visitas gratuitas a salas VIP con un coste anual de 249 euros. Las visitas adicionales cuestan 24 euros.
  • Tarifa Standard: este pase tiene un precio de 99 euros al año con un cargo de 24 euros cada vez que se quiera usar una sala VIP.

Programas de fidelización de las aerolíneas

Gracias a los programas de fidelización de las aerolíneas podemos disfrutar de escalas con todas las comodidades. De este modo, si viajas mucho con una misma aerolínea, la tarjeta de miembro te permitirá acceder a las salas VIP de los aeropuertos sin pagar un sólo euro. Lo mismo sucede si vuelas en business o en primera clase. Suena bien, ¿verdad?

Pases de un día

Si no soléis viajar mucho pero no queréis sufrir una escala de 7 horas en una sala de espera convencional, lo más aconsejable es que compréis un pase de un día para acceder a las salas VIP.

Si sois previsores y lo hacéis con tiempo podrá costaros entre 20 y 80 euros. Un precio razonable para disfrutar del máximo confort en un entorno de lujo y llegar a destino descansado y relajado.

También es muy recomendable acceder a la sala VIP de la aerolínea con la que se viaja pues en el momento de enseñar el billete es probable que os beneficiéis de alguna promoción especial o descuento.

Salas VIP independientes

Aquellas personas que cuenten con un presupuesto muy ajustado para viajar deben saber que existen salas VIP independientes en las que el coste máximo suele ser de 20 euros aproximadamente. Las mejores cadenas que proponen esta clase de servicio son Premium Traveller, Plaza Premium y Airspace.

En ellas se puede encontrar todo lo que caracteriza a las salas VIP de los aeropuertos: ambiente relajado, sillones cómodos y comida abundante. El único inconveniente es que muchas de estas salas VIP independientes echan el cierre antes del anochecer.

Tarjetas de fidelización de empresas

Ciertas empresas obsequian a sus clientes con tarjetas de fidelización que a la hora de viajar les permiten acceder a determinadas salas VIP de los aeropuertos.

Loungebuddy

Las aplicaciones para móviles pueden ser la solución a muchos de nuestros problemas. Es el caso de Loungebuddy, una app disponible para Android e iOS que ofrece una guía completísima con todas las salas VIP que hay en cada aeropuerto.

Esta app incluye los servicios, fotos y comentarios más interesantes de las salas VIP y muestra cuál de todas es la que mejor se adapta a tus necesidades y condiciones en un sólo clic.

Acceso directo a salas VIP

Otra opción es acercarse al mostrador de la aerolínea con la que viajamos y preguntar por la sala VIP en la terminal. Dentro de un mismo aeropuerto puede haber diferentes salas VIP y todas cuentan con diferentes servicios y categorías.

Para entrar será necesario pagar un bono. El precio de este servicio dependerá de la categoría de la sala VIP a la que se quiere acceder.

Hacerse amigo de un VIP

El último recurso, la opción más económica y la que requiere echarle más morro. Cada viajero de primera clase puede llevar un acompañante consigo a la sala VIP que haya escogido con anterioridad. Aquellos que tengan don de gentes pueden intentar entablar conversación con un pasajero de este tipo y probar suerte. ¿Serías capaz?


Categorías

Aeropuertos, Consejos, Viajes

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos podemos topar, por ello en Actualidad Viajes te daré los datos que necesitas para disfrutar al máximo de tus vacaciones en cualquier rincón del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*