Burkina Faso, la exótica y desconocida de África

rsz_burkina_faso

El continente negro es, sin duda, un lugar de grandes historias y mitos. Aquí se encuentra Burkina Faso, uno de los países más humildes de África pero también uno de los más hospitalarios y cautivadores. Frondosos bosques se alternan con áreas desérticas y lugares sagrados en esta nación habitada por 67 etnias diferentes. A continuación, te explicamos por qué Burkina Faso debería convertirse en tu próxima aventura.

Viajar a Burkina Faso es hacerlo al corazón de África. Durante mucho tiempo, este país ha vivido de espaldas al turismo y poco a poco comienza a ganar notoriedad como destino exótico y de aventura.

¿Cómo es Burkina Faso?

Se trata de un antiguo territorio donde su población tradicionalmente ha vivido de la caza y la recolección. En el siglo XV ocupó un destacado papel comercial en el imperio Songal, un reino que ocupa buena parte del lado oeste de África. Años después, dos potencias europeas como Gran Bretaña y Francia se disputaron la ocupación del país siendo Francia quien se hizo con el control del mismo hasta mediados del siglo XX. De esta manera, el francés es el idioma oficial de un país dividido en trece regiones en las que viven 67 etnias distintas.

Cada uno de estos grupos tiene diferentes particularidades y se diferencian entre sí por sus costumbres y cultura principalmente. Por ejemplo, los mossi (etnia predominante) tienen una larga tradición guerrera mientras que a los guruntsi se les distingue por sus lindas casas de adobe pulido decoradas con dibujos geométricos y relieves religiosos.

Así Burkina Faso divide su territorio entre las etnias mayoritarias. Conviene, por tanto, recorrer todos los rincones para familiarizarse con los distintos modos de vida de sus gentes. No obstante, si algo tienen en común todas estas etnias es la hospitalidad, un sentimiento recurrente al llegar a cualquier poblado.

Uagadugú, la capital

Catedral de Uagagudú

Catedral de Uagagudú

Fue fundada en el siglo XI y adquirió relevancia desde el año 1400. Probablemente sea una de las capitales africanas más desconocidas, pero no por ello está exenta de monumentos y lugares de interés para los turistas.

Una vez aquí conviene conocer la catedral de la Inmaculada Concepción (uno de los mejores ejemplos de la arquitectura colonial del país que fue construida hacia 1930 durante la ocupación francesa), el Museo Manega (creado por el escritor Fréderic Pacéré Titinga para preservar y divulgar las culturas burkinesas), la plaza Naba Koom, el Museo Etnográfico, el Jardín de Ouaga-Loudun, el Parque Urbano Bang- Wéoogo, el Museo Nacional de la Música y el Gran Mercado Central (punto de encuentro de comerciantes y clientes para realizar intercambios comerciales, que se celebra desde hace siglos.)

Otros destinos de interés en Burkina Faso

rsz_elephant-733254_1280

Parque Nacional Kaboré Tambi

El Parque Nacional Kaboré Tambi, situado en la frontera con Ghana, dispone de una abundante vegetación, con más de 200 especies de plantas, y una importante fauna, pudiendo encontrar elefantes, antílopes, chacales, hienas, jabalíes y cocodrilos.

Bobo-Dioulasso

Bobo-Dioulasso es la segunda ciudad más importante de Burkina Faso y está considerada la capital económica. Es también un destino atractivo para los viajeros gracias a su antigua mezquita de estilo sudanés que fue construida a finales del siglo XIX, a sus viejos barrios, algún museo, un zoológico, un mercado de cerámica, el sagrado lago de peces y el palacio Konsa.

Ouahigouya

Es la tercera ciudad más grande de Burkina Faso y una ciudad norteña que funciona como la capital de la Región Norte. Sus principales atractivos turísticos son su lago artificial, el complejo Yatenga Naba y la tumba de Kaba Kango.

Banfora

Cerca de Banfora se ubican las Cascadas de Karfiguela. Un lugar ideal para dejarse atrapar por la naturaleza e incluso darse un chapuzón en sus pozas, cascadas y chorros de agua fresca. Como curiosidad, en la estación de lluvias en África, las cascadas son aún más espectaculares.

Ruinas de Loropéni

Loropéni es una aldea ubicada al sur de Burkina Faso, en donde se hallan las ruinas de Loropéni que son consideradas como Patrimonio de la Humanidad. Este sitio arqueológico ocupa una superficie de 11.130 metros cuadrados y cuenta con la fortaleza mejor conservada de un grupo de diez que fueron construidas hace más de 1.000 años. Las ruinas de Loropéni están conformadas por paredes de piedra roja que llegan a superar los seis metros.

rsz_burkina_faso_lago

 

¿Cómo llegar a Burkina Faso?

Air France conecta París con Uagadugú diariamente por 700 euros aproximadamente el viaje de ida y vuelta. Una vez allí, la opción más aconsejable es contratar una agencia especializada que organice viajes personalizados por Burkina Faso y los países de los alrededores.

Ya sea la primera toma de contacto del viajero con el África más remoto y desconocido o por necesidad de vivir una gran aventura, Burkina Faso es el país perfecto. Con toda probabilidad, la experiencia en este territorio amable te sorprenderá y terminará por conquistarte. Razón que explica que cuando el viaje toque a su fin, el deseo de regresar o de conocer alguno de los otros países vecinos será irrefrenable.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *