Cala Turqueta, rincón precioso en Menorca

Un buen destino de verano son las Islas Baleares, comunidad autónoma insular de España que está en el Mar Mediterráneo y cuya capital es Palma. Dentro de estas islas está la preciosa Menorca, es una de las islas Gimnesias, y en la costa de la isla está la cala que puede convertirse en tu último destino: Turqueta.

Hoy nos toca hablar de esta playa encantadora, pequeña y de aguas azules, tremendamente popular en la temporada estival. Dónde está, cómo llegar, si tiene o no estacionamiento, si tiene o no chiringuito, cuando conviene ir…

Menorca y sus calas

Es la segunda isla mas grande y la tercera en cuanto a cantidad de habitantes. Es pequeña, de allí su nombre derivado del latín, y la capital es la ciudad de Mahón, situada sobre la costa este. Debido a su riqueza natural desde comienzos de los años ’90 es una Reserva de la Biosfera.

Tiene 701 kilómetros cuadrados y es el primer territorio español en ver el sol naciente, así que si vas este verano y ves salir el sol puedes pensar que lo estás haciendo antes que todos los españoles en el continente. Goza de un clima típicamente mediterráneo y sus veranos no son extremadamente calurosos.

Menorca entra el mundo del turismo un poco más tarde que el resto de las Islas Baleares ya que tenía industria propia para mantener a su población. De ahí que sus paisajes estén mejor conservados y por eso mismo su bautismo como Reserva de la Biosfera. Todo suma hoy para que sea un popular destino de veraneo para británicos, holandeses, italianos, alemanes y demás.

Cala Turqueta

Menorca tiene varias playas pero la Cala Turqueta se cuenta entre las más hermosas, sino es la más hermosa, y es una de las más populares. Si no te gusta la gente tal vez no sea un buen destino pero aunque sea pasa y conócela porque no te la puedes perder.

Está situada sobre la costa sur de la isla y es una playita de arenas blancas y finas y aguas azules. La sombra la proporciona un bosquecillo de pinos que la rodea junto con el abrazo protector de acantilados calcáreos. No está sola en la costa sur, hay otras dos playas, y aunque Turqueta es popular de las tres es la menos frecuentada. O eso dicen.  Si la observamos bien son dos pequeñas playas juntas pero separadas por un promontorio rocoso.

La primera parte es la más grande y como tiene a desembocadura de un torrente la arena siempre está algo húmeda. Bajo los pinos hay algunas mesas de picnics y algunas rocas planas sobre las que la gente suele acomodarse. Si cruzas el pinar te topas con la otra playa, más pequeña y con algunas dunas por detrás.

¿Sabes por qué se llama Turqueta? El nombre deriva del color del agua pues se asemeja a un suave turquesa. Por último, por como está orientada es una playa que se queda sin sol temprano así que se vacía rápido. Por eso, para pasar el atardecer es un buen sitio. Tranquilo.

Cómo llegar a Cala Turqueta

La cala está a unos 14 kilómetros de Ciutadella de Menorca. Si no tienes coche debes tomar un autobús que te deje en la cala desde este punto. En verano es la línea 68 y el bus te deja en el estacionamiento de la playa. Si tienes coche tomas el camino de Sant Joan de Misa rumbo al sur y sus playas.

A la altura de la ermita de Sant Joan de Misa doblas a la derecha y tomas la ruta directa a la cala. Recorres unos cuatro kilómetros y te desvías de nuevo a la derecha por un camino sin asfaltar que te deja en el estacionamiento. Y desde allí caminas unos 10 minutos hasta el mar.

Ojo que si vas en plena temporada de verano puede ser que haya mucha gente con coche y que el estacionamiento esté lleno. Allí no queda otra que irse y buscar otro sitio en otra playa. Por suerte hay letreros que te van indicando qué estacionamiento está lleno así que no te distraigas.

Qué hacer en Cala Turqueta y alrededores

La isla es pequeña y la mejor manera de recorrerla es seguir un sendero histórico con 20 paradas señalizadas que atraviesan todo el litoral. Se trata del Camí de Cavalls, antiguo sendero que se usaba para defender la isla y que toma forma en la primera mitad del siglo XIV. Se abrió, tras una restauración, en 2010 como un camino público y recorre 185 kilómetros en total.

Como dije tiene 20 paradas así que puedes hacerlo de pe a pa o deteniéndote en cada estación o trazando tus propios tramos. Si le dedicas un día entero lo puedes hacer sin problemas, usas la mañana para ir y la tarde para volver. Pasa por la costa norte en diez etapas desde Maó hasta Ciutadella y por la costa sur desde Ciutadella hasta Maó en otras diez etapas. Lleva, eso sí, agua, comida, gafas, sombrero y zapatos cómodos.

La Cala Turqueta es el inicio y final de dos de las etapas del Camí de Cavalls. Cerca está la Cala Galdana, la cala Macarella y la Macarelleta. Si vas al oeste llegas al cabo Artrutx, la cala Es Talaier y las playas de Son Saura que está a cinco kilómetros. Caminando para estas playas precisamente, desde Turqueta, encuentras un caminito que te lleva a una vieja torre de defensa que te brinda unas vistas panorámicas estupendas.

Para apuntar: Es Talaier está a 1. 3 kilómetros, Cala Macarelleta a 1.7 km, Macarella a 1.9 km, Son Saura a 2 km y Cala Galdana 3.9 km. Si vas en verano hasta puedes llegar desde Ciutadella en barco, se organizan excursiones por la mañana,por el mediodía y por la tarde.

Por últimos, algunas recomendaciones: lo mejor es llegar bien temprano si tu intención es pasar el día e irte a la caída del sol. Es una playa con socorrista y baños cerca y sí, tiene un pequeño chiringuito en el estacionamiento.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Consejos, Menorca

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*