Castro Urdiales

Centro de Castro Urdiales

Castro Urdiales

Castro Urdiales es una preciosa villa marinera que se halla en la misma frontera de Cantabria con el País Vasco. De hecho, está más cerca de Bilbao que de Santander. Fue la Favióbriga de época romana y su casco antiguo, conformado por calles estrechas, casas medievales y construcciones tradicionales, es Conjunto Histórico Artístico desde 1978.

Junto a esta zona antigua, Castro Urdiales te ofrece magníficas playas, yacimientos rupestres, hermosos monumentos y una gastronomía famosa en toda la región. Unos preciosos alrededores y ambiente acogedor completan la oferta de la localidad cántabra para quienes la visitan. Si quieres conocerla, te invitamos a seguirnos.

Qué ver y qué hacer en Castro Urdiales

El centro histórico de Castro Urdiales, denominado la Puebla Vieja, no tiene desperdicio. A las casas populares con balconadas de madera que te hemos mencionado une varios espectaculares monumentos. Vamos a conocerlos.

Iglesia de Santa María de la Asunción

Construida entre los siglos XIII y XV, es de estilo gótico y, desde 1931, ostenta la categoría de Monumento Nacional. Tiene planta basilical con tres naves y un precioso ábside. Asimismo, posteriormente se le añadieron capillas como la de Santa Catalina y la de San José. En su interior alberga varias esculturas interesantes. Entre estas, una talla gótica de la Virgen Blanca y un Cristo Yacente.

El castillo de Santa Ana

Castillo de Santa Ana

Castillo de Santa Ana

Situado junto a la anterior, forma un conjunto monumental con ella, el puente medieval y la ermita de Santa Ana. Su planta es pentagonal con torreones cilíndricos en las esquinas y fue edificado entre los siglos XII y XVI. Más recientemente se instaló un faro en él debido a su privilegiada situación, sobre una península que domina la costa.

Palacio de Ocharán o de Toki-Eder

Fue construido a principios del siglo XX por el famoso arquitecto castreño Eladio Laredo. Responde al estilo modernista historicista de la época, pero tiene también rasgos eclécticos como un pórtico de estilo griego y un friso de azulejos en varios colores. En cierto modo, recuerda a las villas italianas.

Casa de los Chelines

De la misma época que la anterior, fue construida por Leonardo Rucabado, quien también edificó la Casa Solileza, en estilo neogótico. La encontrarás en la plaza de España y ostenta la categoría de Bien de Interés Cultural.

Yacimientos arqueológicos de Castro Urdiales

Como te decíamos, la zona de Castro Urdiales estuvo poblada ya en época romana e incluso mucho antes. Buena prueba de ello son los numerosos yacimientos arqueológicos que puedes ver en el municipio castreño. Entre ellos, la Cueva del Cuco, donde hay pinturas del Paleolítico Superior; El Chorrillo, una obra hidráulica romana que es Bien de Interés Cultural, y los castros de la Peña de Sámano y de Monte Cueto, dos poblados cántabros datados en la Edad del Hierro.

La Casa de los Chelines

Casa de los Chelines

Asimismo, bajo el propio centro urbano de Castro Urdiales se hallan los restos de la antigua ciudad romana de Flavióbriga y de la villa medieval. Entre lo encontrado, hay una colonia del año 74 cuyas piezas se muestran en el Museo Regional de Prehistoria y Arqueología de Cantabria.

Playas

La localidad castreña posee dos magníficas playas, la de Ostende, un gran arenal que se halla junto a los antiguos cargaderos, y la de Brazomar, en pleno casco urbano y circundada por un precioso paseo marítimo. Tanto en una como en otra podrás disfrutar de un magnífico baño en el Cantábrico.

Alrededores de Castro Urdiales

Si visitas la localidad cántabra, te aconsejamos que también veas sus alrededores. En municipio cuenta con parajes tan bonitos como los cabos de Punta de los Cuervos o de Sonabia, popularmente denominado la Ballena de Oriñón.

También puedes hacer senderismo por los montes cercanos a la villa. Por ejemplo, los picos Betayo, Ventoso o el monte Cerredo, desde los cuales tienes magníficas vistas de la costa.

Asimismo, puedes recorrer los pueblos del municipio. En Otañes puedes ver la iglesia y la casona familiar de los Velasco; en Islares hay unas curiosas formaciones kársticas; en Allendelagua encontrarás la Torre Medieval de los Templarios y en Mioño aún existen los antiguos cargaderos de mineral.

Vista de Otañes

Otañes

Qué comer en Castro Urdiales

Otro de los puntos fuertes de la villa cántabra es su magnífica gastronomía. Lógicamente, los productos del mar están muy presentes en ella. Así, puedes degustar magníficos besugos, sardinas o verdeles. Muy típicos en la zona son los jibiones o calamares en su tinta. También los mariscos frescos tienen gran importancia en su mesa, sin olvidar las anchoas.

En cuanto a los cocidos, quizá por influencia vasca, en Castro Urdiales puedes saborear un excelente marmitako. No obstante, uno de sus platos señeros son los caracoles de tierra, también preparados con una salsa parecida a la vizcaína.

Asimismo, cuenta la localidad con magníficas carnes de vacuno de Cantabria. Una preparación clásica es aderezada con sal gorda y acompañada de pimientos verdes fritos. Finalmente, respecto a los postres, tienes el queso fresco con nueces o membrillo, los sobaos y las quesadas.

Cuándo es mejor viajar a Castro Urdiales

El clima en la villa cántabra es de tipo atlántico, con inviernos frescos y veranos cálidos. Las precipitaciones son abundantes durante todo el año. Por ello, la mejor época para que visites Castro Urdiales es el verano.

La playa de Brazomar

Playa de Brazomar

Buenas fechas son, por ejemplo, en torno al 24 de junio, cuando la localidad celebra sus fiestas mayores en honor a San Juan y a San Pelayo Mártir, su patrón. También es interesante que vayas en Semana Santa. El viernes se representa una Pasión Viviente por las calles de la villa.

Cómo llegar a Castro Urdiales

La localidad cántabra está muy bien comunicada. Hay autobuses tanto desde Santander como desde Bilbao. Pero, si viajas en tu propio coche, te interesa saber que la carretera principal que llega hasta Castro Urdiales es la Autovía del Cantábrico o A-8, que une Santiago de Compostela con Irún.

Por otro lado, el aeropuerto más cercano es el de Bilbao, que se encuentra a 45 kilómetros. El de Santander está a 65. En cambio, la villa no dispone de línea de ferrocarril.

En conclusión, Castro Urdiales es una de las localidades más bonitas de Cantabria. Te ofrece maravillosos paisajes y playas, un hermoso casco antiguo monumental y una deliciosa gastronomía. ¿Te animas a visitarla?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*