Catedral de Barcelona

Imagen| La Rambla Barcelona

La Sagrada Familia de Barcelona es el templo católico más popular entre los turistas que aterrizan en la Ciudad Condal y muchos creen que se trata de la catedral. Sin embargo, es la Seu quien tiene ese honor. Un impresionante templo gótico del siglo XIV, ubicado en el casco histórico, que brilla con luz propia.

Historia de la Catedral

Conocida también como la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia, la Catedral de Barcelona es una importante construcción de la arquitectura gótica catalana. El emplazamiento de la catedral fue el mismo que ocuparon los diferentes templos cristianos desde el siglo IV d.C. En el año 1058 se consagró una iglesia de estilo románico en el lugar y en 1298 comenzó la construcción de la iglesia gótica, que no estaría finalizada hasta principios del siglo XX.  En 1929, la Seu fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional.

Principales puntos de interés

Cripta de Santa Eulalia

La tumba de Santa Eulalia, virgen y mártir cristiana que fue asesinada en el año 304 d.C por defender su fe. Sus restos descansan en un sarcófago gótico de alabastro policromado excepcional.

Imagen| Barcelonawiths

Claustro

Construido durante los siglos XIV y XV, el claustro es un espacio tranquilo para la meditación. En el centro hay un jardín con un naranjo, palmeras, magnolias y un surtidor de mediados del siglo XV. A los niños les encantará la visita porque en el estanque del claustro viven trece ocas blancas que recuerdan la edad que Santa Eulalia tenía cuando fue martirizada.

También podemos observar en uno de los ángulos del patio central, una fuente con una estatua de San Jorge y el dragón, donde los visitantes lanzan monedas para pedir un deseo y toca el agua para atraer la buena suerte.

En el suelo se pueden contemplar insignias de los gremios de la Barcelona medieval, quienes colaboraron en el sostenimiento económico de la catedral y se ganaron el privilegio de ser enterrados allí.

Coro

El coro presenta una magnífica sillería de madera tallada, siendo uno de los espacios más valiosos del interior de la catedral.

Capilla del Santo Cristo de Lepanto

Este Cristo se encuentra en la capilla del Santísimo, encima del sepulcro de San Olegario. Los barceloneses le tienen una especial devoción pues estuvo presente en la batalla de Lepanto de 1571, en la nave capitaneada por don Juan de Austria, hermano del rey Felipe II. Gracias a la victoria española, los turcos no pudieron avanzar hacia Europa.

Terraza

A través de la capilla de los Santos Inocentes, se puede acceder a las terrazas con un ascensor. Desde ellas se tienen unas vistas sorprendentes de la ciudad y también se pueden apreciar las torres-campanario de la catedral de Barcelona así como los dos pináculos laterales, el cimborrio coronado por la Santa Cruz sostenida por la imagen de Santa Elena y el Claustro.

Imagen| Ciencia Histórica

Gárgolas

Las gárgolas son otra de las curiosidades de la catedral. Representan a las brujas y los malos espíritus y según la leyenda, estos seres malignos se reían de la procesión del Santísimo Sacramento el día del Corpus Christi. Como castigo, fueron convertidos en piedra. No obstante, en la catedral de Barcelona también se pueden encontrar muchas gárgolas que no representan la maldad, como por ejemplo el elefante, el toro y el unicornio.

La función práctica de las gárgolas es servir de desagües y sumideros a través de los cuales se expulsaba el agua de la lluvia, evitando que cayera por las paredes y la piedra se erosionase.

Tradición

Imagen| La Vanguardia

En el claustro de la Catedral cada año, durante la festividad del Corpus Christi, se lleva a cabo la tradición del “ou com balla”que consiste en hacer bailar un huevo en el surtidor, decorado con frutas y flores, y hacerlo girar dando la sensación de que está bailando. De ahí el nombre de esta costumbre.

Aunque esta tradición se ha extendido a otros templos de la ciudad, se celebró por primera vez en la Catedral de Barcelona en 1636.

Precio de la entrada

La visita turística completa a la Catedral de Barcelona (templo, claustro, coro, terrazas, capilla, museo de la sala capitular) tiene un precio de 7 euros. La entrada para acceder al coro o a las terrazas es de 3 euros.

Horario

De lunes a viernes: de 8:30 a 12:30 y de 17:45 a 19:30.
Sábados, domingos y festivos: de 8:30 a 12:30 y de 17:15 a 20:00 horas.
Domingos y festividades religiosas: de 8:30 a 13:45 y de 17:15 a 20:00 horas.

Ubicación y transporte

La catedral de Barcelona está ubicada en la Pla de la Seu, 3. La parada de metro más cercana es la de Jaume I, línea 4.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*