Si vas a Rumanía no te quedes en Bucarest, ¡sal de excursión! Hay sitios fantásticos muy cerca entre el castillo de Drácula, palacios, bosques y ciudades.