Chueca

Imagen| Traveler

El de Chueca es uno de los barrios más populares de Madrid. De alma cosmopolita, debe su nombre a una pequeña plaza dedicada al compositor de zarzuelas Federico Chueca, nacido en la Villa en 1846. Hoy es conocido por ser uno de los centros de la noche madrileña caracterizado por su mentalidad abierta y acogedora. Destaca por sus calles estrechas, llenas de bares, restaurantes y comercios lo que le ha valido ser comparado con el SOHO de Nueva York.

Un cambio vital

Chueca es en la actualidad un barrio a la última, alegre y divertido pero desafortunadamente no siempre fue así. En los años 70 la prostitución  y la droga lo convirtieron en un lugar porque recomendable al que ir, de profunda degradación.

Afortunadamente todo cambió a partir de la década de los 80, cuando la comunidad gay toma las riendas y decide dar el cambio que el barrio necesitaba. Compraron muchas de las viviendas y los locales que habían sido abandonadas por el deterioro del barrio y crearon un lugar festivo y respetuoso.

En los años 90 se convirtió definitivamente en el barrio gay de Madrid y hoy día paseando por sus calles se pueden conocer algunos de las tiendas, bares y discotecas más cool de la ciudad.

Chueca

Arquitectura tradicional

Los señoriales edificios de Chueca contrastan con el bullicio de sus calles y terrazas. En Chueca predomina un ambiente castizo que mezcla lo nuevo y lo tradicional, lo moderno y lo vintage…

Dos de los edificios más impactantes son la Casa de las Siete Chimeneas, una mansión que data del siglo XVI, y el Palacio Longoria de principios del siglo XX. Vivir en Chueca, sin embargo, no está al alcance de cualquiera. Su privilegiada situación en el centro de Madrid, su originalidad y su modernidad convierten al barrio en una de las zonas más caras de la ciudad, junto con los barrios de Chamartín, Salamanca, Chamberí, Moncloa y Retiro.

Imagen| Wikimedia Commons

Mercados de Chueca

En Europa se ha puesto de moda revitalizar antiguos mercados y convertirlos en lugares de ocio. En ellos se degustan alimentos y se agrupan restaurantes y en el barrio de Chueca hay varios.

  • El Mercado de San Antón, en la calle Augusto Figueroa, tiene el mercado tradicional en la primera planta, el show cooking y la sala de exposiciones en la segunda, y la terraza con el bar de copas en la tercera.
  • El Mercado de Barceló fue reformado hace unos años para darle mayor modernidad. Se sitúa entre las calles Barceló, Mejía Lequerica y Beneficencia. Ahora además cuenta con algunos restaurantes, un gimnasio municipal y un espacio para todo tipo de eventos.
  • En la calle Fuencarral 57 se sitúa el Mercado de San Ildefonso, un espacio pequeño distribuido en tres pisos que busca reproducir los Street Food Market de Nueva York y Londres. El mercado se complementa con tres barras y dos terrazas.

Imagen| Wikipedia

Museos de Chueca

Dentro de la oferta museística de Madrid, Chueca cuenta con dos muy singulares. Además, el barrio está repleto de  galerías de arte donde conocer las últimas novedades del sector.

El Museo del Romanticismo es único en su especie. Situado en la calle San Mateo, nos ofrece una visión sobre la historia, el arte y la vida cotidiana del Romanticismo en España. Por apenas 3€, podemos ver muebles clásicos de la época de Fernando VII e Isabel II así como dibujos, estampas, abanicos y joyas. También podemos encontrar cuadros de artistas como Goya o Madrazo.

A través de sus colecciones, el Museo de Historia de Madrid narra la historia de la villa desde que se convirtió en capital en 1561 hasta las primeras décadas del siglo XX. Ubicada en la calle Fuencarral nº 78, es la continuación del Museo de San Isidro que muestra la evolución de Madrid desde la prehistoria hasta el asentamiento de la Corte.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*