Ciudadela de Jaca, el mayor monumento histórico de la villa aragonesa

Jaca Huesca Aragón Ciudadela

Sin dudas el mayor monumento de Jaca, su famosa Ciudadela, fue conocida hasta el siglo XIX como el “castillo de San Pedro”, una fortificación militar que comenzó su construcción hacia finales del siglo XVI, y concluyéndose en el siglo XVII. La Ciudadela de Jaca fue originalmente levantada como parte de una ambiciosa defensa, que tenía objetivo proteger los puntos estratégicos fronterizos de los franceses y frenar de esta manera las guerras de religión entre protestantes y católicos desencadenadas en aquellos siglos en Europa.

La construcción del Castillo de San Pedro fue encomendada por el Felipe II al ingeniero de italiano Tiburcio Spanochi, quien propuso para su emplazamiento los terrenos extramuros, en el arrabal septentrional de la villa de Jaca. Esta ciudadela se presenta como una gran construcción fortificada de planta pentagonal, con un baluarte en forma de flecha en cada ángulo, comunicados todos entre sí por un camino de ronda cubierto.

En su interior en la parte central, la Ciudadela dispone de un gran patio de armas, delimitado por una arquería de dos niveles que alterna arcos de medio punto, de ladrillo. Su interior también alberga una pequeña iglesia dedicada a San Pedro, que data del siglo XVII, que presenta una portada barroca flanqueada por columnas de fuste salomónico. Al exterior, el sistema defensivo se completa con glacis y un foso a dos alturas, que nunca ha contenido agua pero que actualmente que sirve de hábitat para algunos ciervos. El escudo heráldico de los Austrias corona la entrada a la fortificación. La ciudadela fue declarada monumento artístico el 28 de junio de 1951, se halla restaurada desde 1968.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *