Comida tradicional de España

Imagen| Pixabay

La comida tradicional de España es extensa, variada y muy sabrosa. Se compone principalmente de las aportaciones de las distintas regiones del país y de unas materias primas de excelente calidad que se cultivan localmente. Desde las populares y modernas tapas hasta los deliciosos asados tradicionales y platos de puchero, la cocina española trata de aprovechar al máximo los mejores productos locales.

Mientras la gastronomía italiana o francesa han sido el centro de atención durante años, la española se ha mantenido en un segundo plano esperando su momento para ser descubierta por el público internacional. Las estrellas Michelín que los chefs españoles han ganado en los últimos años muestran un cambio de tendencia y cada vez son más las personas interesadas en descubrir los secretos de la comida tradicional de España. Si eres uno de ellos, te invitamos a que nos acompañes en este recorrido gastronómico por todos los rincones de este país que está para comérselo.

Ingredientes de la comida tradicional de España

Debido a que España tiene regiones geográficas muy distintas con climas también diferentes, las cocinas regionales y sus ingredientes son diversos. Sin embargo, los siguientes son los más comunes y apreciados por los españoles:

El jamón ibérico: es el producto más reconocido y valorado dentro y fuera de nuestras fronteras. Se obtiene de la carne curada de los cerdos ibéricos. El pata negra se refiere sólo a aquel jamón 100% de bellota, que es el que está considerado como de máxima calidad.

El aceite de oliva virgen extra: es el ingrediente imprescindible de la cocina tradicional de España. Este oro líquido no puede faltar en ninguna cocina española.

El azafrán: es un condimento indispensable en multitud de recetas, sobre todo las de arroz pues les otorga un olor, sabor y aroma muy especial. El azafrán combina muy bien con el jengibre, el limón, el ajo, el tomillo y los tomates.

El pimentón: este condimento de intenso sabor es uno de los básicos de la cocina española y es muy utilizado en la elaboración de embutidos, sobrasadas y chorizos. Su uso es clave para disfrutar de un rico pulpo a la gallega, en las patatas bravas o para preparar la ropa vieja con las sobras del cocido. Además es muy común añadir un poco a los guisos para darles algo de color, sabor y picante extra.

El vino: otro elemento indispensable de nuestra cocina. Se cultiva viñedo en las 17 Comunidades Autónomas en las que se divide el país. Las diferencias climáticas y la variedad de suelos hacen de España un lugar privilegiado para la producción de vinos muy distintos. Algunas de las zonas vinícolas más conocidas internacionalmente son Rioja, Ribera del Duero, el Marco de Jerez, Rías Baixas, Penedés y Priorat.

Imagen| Pixabay

El queso: en España se elaboran una gran variedad de quesos de vaca, oveja o cabra, desde frescos hasta curados, amparados por Denominaciones de Origen Protegidas. En total hay 26 quesos con D.O siendo algunos de los más destacados el queso de Cabrales, el queso Idiazábal, el queso Mahón-Menorca, el queso Manchego, el queso de Murcia, el queso de Tetilla o el queso Torta del Casar, entre mucho otros.

Los mariscos: en las costas que bordean la península Ibérica se capturan los mejores mariscos de Europa. Gambas, cigalas, langostas, percebes… ya sean a la plancha, en guisos y hasta en crudo en España se consumen especialmente en festividades como Navidad o Nochevieja aunque también durante casi todo el año.

Los cítricos: Nranjas, mandarinas, limones… España es líder mundial en la exportación de cítricos y es un ingrediente fundamental en la cocina tradicional de España. Ideales como postre, también se usan para hacer zumos, en coctelería y cocina, tanto en ensaladas como en recetas dulces y saladas.

Las carnes: la carne de res, cordero y cerdo son los tres tipos más comunes en la cocina tradicional de España y se pueden asar, saltear en una salsa o asar sobre las brasas. El pollo es también muy popular y se prepara frito, guisado y asado.

Las legumbres: las judías y garbanzos han sido un ingrediente básico de la cocina peninsular durante siglos y dos de los platos más famosos son el cocido madrileño y la fabada asturiana.

Las hierbas y especias: se utilizan ajo, cebolla y hierbas como orégano, romero y tomillo.

Top 10 de platos de la cocina tradicional de España

Imagen| Pixabay

El gazpacho

El gazpacho andaluz es el plato que más demanda la gente que visita nuestro país en verano. Esta sopa fría es un tesoro de nuestra gastronomía, por la calidad de nuestros tomates y pimientos y por el aceite de oliva.

Tortilla española

Es uno de nuestros platos más queridos que se cocina en todo el país  en múltiples versiones: más o menos cuajada, con o sin cebolla… Aunque hoy su origen sigue siendo incierto, se da por válida la teoría de que la receta nació en Extremadura a lo largo del siglo XVIII y dio como resultado un plato tan universal y valorado por todo aquel que lo prueba.

La paella

La paella valencia es probablemente el plato más representativo de la cocina tradicional de España a nivel mundial. Se cocina en muchos hogares en el fin de semana y en festividades importantes. Es un plato de arroz elaborado básicamente con carne, azafrán, legumbres y verdura que se cuece en caldo hasta que queda seco.

El cocido madrileño

Es un guiso elaborado con garbanzos y diversas verduras y carnes muy típico de Madrid que se come habitualmente en los meses de invierno. La forma clásica de servirlo es en tres servicios conocidos como vuelcos: el primer servicio es el caldo, el segundo los garbanzos con verduras y patatas y el tercero contiene las carnes. Es un plato contundente que invita a dar una cabezada después.

La fabada asturiana

Es el plato más universal de la cocina asturiana y uno de los más valorados dentro de la gastronomía española. Las alubias son el ingrediente principal y se acompañan del famoso compango (chorizo, morcilla y panceta). Es un plato muy energético y se sirve en platos individuales o en cazuelas. Una buena sidra o un buen vino son complemento perfecto a esta comida tradicional.

Imagen| Pixabay

El cochinillo asado

Se trata de uno de los asados más tradicionales y famosos de Castilla, especialmente de Segovia y Ávila. Se caracteriza por mezclar la textura crujiente y tostada de la piel del cochinillo con su jugosa carne, que hace las delicias de cualquier comensal. En España es típico tomarlo en Navidad.

Las croquetas

Este plato de la cocina tradicional de España se puede degustar tanto como aperitivo, como plato principal o como acompañamiento. Se trata de una porción de masa frita a base de bechamel y trocitos de jamón, pollo o pescado rebozadas en huevo y pan rallado. Los chefs más modernos las hacen también de queso, gambas, cecina, espinacas con pasas, etc.

El pulpo a feira

Es uno de los platos más típicos de la gastronomía gallega. Se sirve caliente con patatas, sal gorda, pimentón espolvoreado que puede ser al gusto dulce o picante y rociado con un poco de aceite sobre un plato de madera. El mejor acompañamiento es una copa de buen vino.

El rabo de toro

Se trata de un estofado de rabo de vaca o toro típico de la cocina cordobesa que ya era uno de los platos más populares durante la Antigua Roma. Esta deliciosa carne va acompañada de cebolla, vino tinto, tomate frito o especias como la pimienta negra, el pimentón dulce y el clavo.

El bacalao al pil pil

Esta receta es una de las joyas de la gastronomía vasca. Este pescado se acompaña con una emulsión de ajos, aceite y guindilla que da lugar al sabroso bacalao al pil pil.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*