Conoce la Feria de Abril de Sevilla

Si nunca has estado en la Feria de Abril de Sevilla te diría que es una de esas cosas que debes vivir al menos una vez en la vida. ¿Por qué? Por la diversión que conlleva, por la cercanía de su gente, por aprender a bailar sevillanas si aún no sabes y porque durante unos días te evades de todo y sólo disfrutas.

Los sevillanos disfrutan mucho con esta fiesta tan suya y junto con la Semana Santa (recién pasada) me atrevería a decir que son las dos grandes cosas para disfrutar y vivir en Sevilla.

Fechas y un poco de su historia

La Feria de Abril de Sevilla tiene este año su fecha de comienzo el martes 12 de abril con la prueba del alumbrado que dará comienzo a las 00:00 horas. Es a partir de entonces cuando podemos dar por comenzada la feria. En este alumbrado se encienden miles de bombillas que iluminan la portada y las calles del recinto (más de 350.000 bombillas). Termina el domingo 17 de abril a las 24:00 horas con el lanzamiento de fuegos artificiales (típico en casi todas las ferias y romerías). La misma noche que se produce el alumbrado, es conocida allí como “la noche del pescaíto”.

La Feria de Abril de Sevilla se hizo con el fin de animar a los sevillanos del año 1842. A finales de dicho año,  un huracán dejó Sevilla arrasada. Los sevillanos no andaban por entonces para muchas alegrías y estaban muy necesitados de un revulsivo que les hiciera desprenderse de tantas tristezas acumuladas (la ciudad también estaba en crisis económica desde hacía tiempo). Fue entonces cuando a dos concejales del municipio se les ocurrió esta genial idea: recuperar las dos ferias típicas de Sevilla, esta de abril y otra que se hiciese en septiembre, ya otorgadas por ley allá por el año 1254 por el rey Alfonso X El Sabio.

Y así fue como nació la primera Feria de Abril de los tiempos modernos. Se aprobó por el Ayuntamiento el día 18 de septiembre de 1846 y se inauguró el 18 de abril de 1847 en el prado de San Sebastián, con un total de 19 casetas.

Fue tal el éxito que tuvo, que año tras año, la feria no podía faltar. De hecho, Sevilla que como hemos dicho anteriormente estaba en crisis económica, fue en su propia Feria de Abril donde encontró la solución: negocios, copas de manzanilla, cantes, bailes, alegría, etc. ¡Toda una oferta atractiva para atraer gente!

Lo más típico de la feria es sin duda la gran cantidad de casetas (más de 1.040) que podemos encontrar donde tanto comida como bebida (su famoso rebujito y su famosa manzanilla) cumplen con los gustos tanto de sevillanos como turistas que allí se dan cabida. Comer y beber, son los dos mayores placeres de esta típica feria.

Carteles y plano general de la Feria

A continuación, podrás encontrar el plano general de la Feria donde podrás ubicar tanto casetas como el parque de atracciones.

También te presentamos el cartel oficial de la Feria de Abril de este año, 2016.

Consejos básicos para vivir la Feria de Abril

Sí, para vivir bien la Feria de Abril y que no te pierdas aquello que realmente merece la pena, te traemos una serie de consejos básicos que deberás recordar cuando te encuentres sumergido o sumergida entre sevillanas y “pescaito frito”:

  1. Conoce un poco de su historia (esto lo tienes ya cumplido gracias a nosotros, ¿eh?).
  2. Existen casetas de entrada libre y casetas de entrada por invitación. Las de entrada libre son 16 en total que podrás ver su ubicación en el plano general que antes te hemos facilitado.
  3. Hay dos ambientes bien diferenciados: la feria de día y la feria de noche. Por el día podrás encontrar sus bonitos caballos en los que podrás pasearte por el recinto ferial (están hasta las 20:00 horas) y por la noche, la asistencia de gente joven aumenta.
  4. Lleva calzado cómodo para andar y zapatear y que no te importe que se ensucie de tierra. El recinto ferial es de albero.
  5. La mejor opción para ir y venir de la feria es el transporte público ya que durante esas fechas hay un servicio especial. Aparcar cerca del recinto puede ser una auténtica locura, por no decir, una misión “casi imposible”.
  6. Si puedes y quieres, visita el recinto con un bonito traje de gitana, es tradicional. Aunque si no puedes, no te preocupes, puedes ir como quieras.
  7. Las atracciones en Sevilla, así como en el resto de Andalucía, son conocidas como “cacharritos“. Estos se ubican en la famosa “Calle del Infierno” (nombre que le pusieron por el alto volumen de su música).
  8. En algunas casetas podrás comprar tus comidas y bebidas con dinero en metálico pero en otras son necesarios “vales”.
  9. La comida típica que no puedes dejar de pedirte es la tortilla de patatas y como bebida el rebujito, muy refrescante mezcla de manzanilla con limón.
  10. Las dos fechas claves son tanto el inicio como el final de la feria. Uno por su famoso alumbrado y otro por sus fuegos artificiales.

Y dicho esto, un último consejo: ¡Disfruta!

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*