Consejos para disfrutar de tus vacaciones en la costa

Cuando llega el verano, son muchas las personas que eligen un destino en la costa para disfrutar de ese buen tiempo. Todos queremos que unas vacaciones sean un momento inolvidable, y por eso hay que tener todo bien planeado y pensado, para no encontrarnos con sorpresas de última hora. Es por eso que os daremos estos consejos para disfrutar de tus vacaciones en la costa.

Son algunos los consejos que debemos tener en cuenta antes y después de llegar a nuestro destino, sea el que sea. Es mejor tener las cosas planeadas o contar con información para no encontrarnos con cosas que pueden disparar el presupuesto o arruinar unas vacaciones, ya sea solos o en familia.

Busca un destino adecuado

Con un destino adecuado nos referimos a un destino que se ajuste a tu presupuesto total y que sea adecuado para tu edad y tus gustos. Hay destinos de sol para gente joven, destinos para familias o para parejas. Todo depende de lo que busquemos. Además, debemos hacer un presupuesto general y hacernos una idea de todo lo que vamos a gastar. Como decimos, debemos buscar información sobre el lugar, porque puede ser que sea todo más caro de lo que esperamos y que el presupuesto se dispare. Otra opción es la de ir a un hotel con todo incluido para no preocuparnos así de los gastos de comida.

El alojamiento

La ubicación del alojamiento es una de las cosas más importantes. No es lo mismo que se encuentre a pie de playa que debamos coger un autobús o tener un coche de alquiler para movernos. Aunque los alojamientos junto al mar suelen subir de precio, a veces nos compensa. También podemos escoger uno económico en segunda línea de playa, a pocos minutos andando.

Los servicios del alojamiento también son importantes. Si el espacio tiene piscina exterior, en muchas ocasiones ya evitaremos el tener que movernos hasta la playa, disfrutando del sol en el propio hotel. Además, si vamos con niños, debemos buscar hoteles que tengan algún entretenimiento para ellos, ya sea un miniclub de actividades,  un parque infantil, una piscina con tobogán o personal de animación.

Los traslados

Los traslados suponen un gasto más que debe ser calculado previamente. El moverse del aeropuerto al hotel es más barato en transporte público, aunque con niños puede ser una odisea y desde luego tardaremos más tiempo. Además, si el hotel no se encuentra junto a la playa puede que tengamos que buscar rutas de autobuses. Normalmente, en el hotel suelen tener esa información, y en algunos incluso ponen su propio autobús para ir al aeropuerto y para los traslados a la playa más próxima. Todo es cuestión de buscar información o de llamar a la recepción para asegurarnos.

Busca algún plan alternativo

Como no todo va a ser playa en unas vacaciones en la costa, también podemos buscar planes alternativos para algún día de las vacaciones. Visitar algún monumento cercano, una ciudad que sea interesante o simplemente salir por la noche por una conocida zona de copas. Hay muchos más planes que los de tomar el sol, que al final puede resultar un poco aburrido si es lo único que hacemos durante las vacaciones. Siempre hay algo más que ver y lugares para disfrutar de cosas nuevas.

Si vamos con niños

Si vamos con niños los planes deben ser un poco diferentes. Para empezar, en el hotel debe haber entretenimiento y servicios para ellos, como el menú infantil en el comedor. Si vamos a hacer visitas o viajes es importante buscar algo que a ellos les pueda resultar interesante. Un parque de atracciones, un parque acuático o una excursión en barco. Hay ideas que a los niños les pueden encantar y que son para toda la familia.

No olvidemos la protección solar

Si nos vamos de vacaciones a la playa, siempre debemos tener a mano la protección solar de factor alto. De nada sirve quemarnos el primer día y no disfrutar de las vacaciones por un detalle tan simple como este. Parece básico, pero hay gente que lo descuida y después arruina sus vacaciones por ello. Esto es especialmente importante si vamos con niños, a los que hay que proteger con el factor más alto.

Un botiquín siempre a mano

Si nos es posible, debemos tener un botiquín siempre a mano. En los hoteles suele haber incluso atención médica, pero es importante cubrir estas contingencias. Un botiquín básico nos puede ayudar, sobre todo si nos alojamos en un apartamento alquilado y no en un hotel. Además, debemos llevar cubierto el asunto de la atención sanitaria. Llevar la tarjeta sanitaria de nuestra comunidad si no salimos de España, la tarjeta sanitaria europea para toda Europa y seguro de viaje para viajes internacionales. Si escogemos el seguro de viaje, debemos leerlo siempre atentamente para ver qué es exactamente lo que cubre y lo que no.


Un comentario

  1.   MartaSexyModel dijo

    Yo añadiría tener ganas de aventura y si surge qalgo inesperado disfrutar de ello sin preocupaciones. Me encanta el verano y la playa..es mi época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *