Cosas que debes hacer en Galicia en verano

Islas Cíes

Galicia se ha convertido con el tiempo en uno de los destinos más buscados en toda España. Tiene muchas cosas a su favor, desde su gastronomía a sus fiestas interminables, sus increíbles paisajes y sus playas paradisíacas. Como nos gusta hacer selecciones y listas, te vamos a dar un conjunto de cosas que debes hacer en Galicia en verano.

Galicia en verano cuenta con todo tipo de entretenimientos, y sin duda los turistas disfrutan cada minuto de su visita, se alojen en la parte que se alojen. Hay para todos los gustos, playa o montaña, ciudad o rural, en familia o en un grupo de amigos para divertirse. Así que para todos ellos va esta selección de cosas que pueden hacer en Galicia este verano.

Ir a las fiestas del pueblo

Fiestas de pueblo

Si hay algo que se haga durante el verano en Galicia es ir de fiesta en fiesta, pero nos referimos a las típicas fiestas de pueblo. En cada pequeño pueblo tienen sus propias fiestas, y cada una es especial para sus habitantes, por lo que siempre vamos a encontrar un ambiente estupendo y mucha diversión. Vivir estas típicas fiestas del pueblo en cualquier rincón de Galicia es una idea estupenda para unas vacaciones.

Acudir a una fiesta gastronómica

Fiesta gastronómica

Así como hay fiestas de pueblo, nos encontramos con las geniales fiestas gastronómicas. La gastronomía de Galicia es reconocida a nivel mundial, y por ello se merece el visitar alguna de estas fiestas. Fiestas que exaltan el marisco, las carnes o los productos más especiales, como los Pimientos de Padrón.

Visitar Galifornia en las Islas Cíes

Playa de Rodas

La imagen de Galifornia ya nos suena a todos, y es que estas tierras tienen mucho que ver con California. Playas increíbles, paisajes bonitos y un verano estupendo para surfear o irnos a playas paradisíacas como la de Rodas en las Islas Cíes. Para ello debemos coger un ferry en el puerto de Vigo, Baiona o Cangas y disfrutar del viaje por mar hasta llegar a estas magníficas islas. Os aseguramos la sensación de encontraros en algún lugar del Caribe o de California.

Visitar la Catedral de Santiago

Catedral de Santiago

No puede faltar la visita a la capital en verano. La Catedral de Santiago se llena de turistas, sobre todo con las fiestas del Santiago Apóstol el 25 de julio. Habrá colas pero también un buen ambiente por las calles del casco antiguo, y si nos quedamos podremos ver los fuegos sobre la fachada de la catedral la noche del 24.

Comer una mariscada

Mariscada

Aunque hablamos de ir a fiestas gastronómicas, no puede faltar uno de esos días irnos a un restaurante recomendado por alguien que viva en la zona, para degustar una de esas mariscadas. Otra propuesta es la de comer en los furanchos, unos establecimientos en los que se come mucho y se bebe el vino sobrante de la cosecha del año anterior. Antes eran ilegales, pero hoy en día ya suelen ser restaurantes normales pero con ese toque de furancho, con mucha comida y precios asequibles.

Ver el fin del mundo

Finisterre

Con esto no nos referimos a que se acabe el mundo, sino a que los romanos creían que el mundo se acababa en Finisterre, por eso cuando lleguemos será como si estuviésemos en el fin del mundo, o al menos eso se pensaba antes. Es una forma de imaginarse lo que sintieron los romanos al llegar a esta tierra y ver el inmenso océano.

Probar la queimada y el licor café

Queimada

Los orígenes de esta bebida gallega de la queimada no están claros, pero que es muy popular y que sirve para ahuyentar a los malos espíritus eso lo sabe ya todo el mundo. Se prepara acompañada de un conjuro muy popular, y está formada principalmente de aguardiente y azúcar, además de algún otro ingrediente  como granos de café o corteza de limón y trozos de manzana. No hay que irse sin probarla. En cuanto al licor café, es otra bebida típica, también fuerte, elaborada a partir de aguardiente y tomada en forma de chupitos.

Pasar un par de días en el rural gallego

Rural gallego

Galicia goza de muchas zonas rurales de gran belleza en las que es posible quedarse a descansar. Si vamos solo pensando en la playa nos perderemos uno de los grandes encantos de esta tierra, que es su rural. La tranquilidad, esos hoteles rurales con un estilo tan típico en casas de piedra, las gentes agradables en pequeños pueblos y los paisajes tan interesantes que hay son imprescindibles.

Disfrazarse en las ferias

Festa da Istoria

Durante el verano proliferan cada vez más las ferias de todo tipo. Tenemos varias fiestas que se han convertido en imprescindibles y en las que nos podemos disfrazar si eso nos divierte. La Feria Medieval de Noia, la Feira Franca en Pontevedra, el Arde Lucus en Lugo o la Feira de Istoria en Ribadavia son algunos de los ejemplos, y seguro que hallamos muchos otros.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España, General

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *