Cosas que ver en la ciudad de Viena

Ciudad de Viena

Viena puede no ser uno de los destinos más populares, pero sí es uno de los que eligen los amantes de la música, por ser el lugar donde nacieron grandes compositores como Mozart, Beethoven o Strauss, y también una ciudad en la que lo antiguo y lo moderno se fusionan a la perfección. El lugar de nacimiento de la ópera y una ciudad repleta de museos, en donde la cultura forma parte de su historia.

Sin duda puede ser una visita muy interesante si nos gusta empaparnos de manifestaciones culturales. Pero la ciudad de Viena es mucho más, ya que también podemos probar su deliciosa gastronomía o pasear por las calles más modernas en busca de una tarde de compras. Una ciudad en la que podemos hacerlo todo y disfrutando además de lugares de gran interés.

La Ringstrasse

Ringstrasse

La Ringstrasse es la avenida más famosa de la ciudad de Viena y tiene historia. Desde el siglo XIII la ciudad de Viena estuvo protegida por una muralla, pero con el tiempo fue creciendo, por lo que finalmente en el siglo XIX comenzó el derribo de la antigua muralla y en su lugar se construyó esta avenida. En esta avenida se puede coger uno de los tradicionales tranvías, y además es un lugar ideal para comenzar la visita, ya que en ella se encuentran algunos de los puntos más turísticos, como el Palacio Real Hofburg o el Parlamento.

La Ópera de Viena

Opera en Viena

La ciudad de Viena es el lugar ideal para los amantes de la ópera, ya que su Ópera Estatal es la más importante no solo a nivel de Europa sino a nivel mundial. En ella se pueden realizar visitas guiadas, aunque también podemos adquirir una entrada tanto para ver el edificio por dentro como para ver una actuación. Además, hay diferentes precios de entrada, y las más baratas no suelen costar más de cinco euros, aunque en días señalados quizás tengamos que hacer cola.

El Parlamento de Austria

Parlamento de Viena

EL edificio del Parlamento pertenece a un estilo llamado Historicismo que emula a la antigua Grecia, incluso en su parte interior. Para los amantes de la política, es una interesante visita, para ver el lugar en el que se promulgan las leyes, y el edificio es bastante interesante. Aunque puede no ser de gran interés para muchos, lo cierto es que se encuentra en la Ringstrasse, por lo que podemos hacer una parada rápida en él.

Los tres palacios de Viena

Palacio en Viena

Viena es una ciudad en la que siempre pensamos en esos preciosos palacios, como si fuesen su seña de identidad. Y sin duda hay tres que tenemos que ver. Nos referimos al de Schönbrunn, el de Hofburg y el de Belvedere. Todos cuentan con una preciosa arquitectura, interiores espectaculares y cuidados jardines para admirar. El Palacio Schönbrunn era la residencia de verano de la realeza de Viena, y en él podemos ver unos amplios jardines y realizar una visita guiada por su interior. El de Hofburg fue residencia de los Habsburgo y es todo un complejo arquitectónico con capilla, museos e incluso una escuela de equitación. El Palacio Belvedere suele ser más interesante en su exterior, con bonitos jardines y la Orangery, un gran invernadero de cristal.

El Prater

Prater parque

Esta zona de ocio cuenta con el parque de atracciones más antiguo de todo el mundo, así que es el lugar ideal si nos cansamos de tantas visitas culturales y buscamos un poco de diversión. Es un lugar peculiar, con atracciones que tienen un aire antiguo muy singular, y se puede pasar el día perfectamente subiendo a ellas y disfrutando de los puestos de comida rápida.

Casa de Mozart

Casa de Mozart

La casa en la que vivió Mozart con su familia durante varios años y que alberga un museo con datos interesantes sobre el compositor y músico es visita imprescindible para los amantes de la música clásica. En esta casa se puede ir haciendo un recorrido sobre la vida de Mozart, los sitios en los que pasaba el tiempo en la ciudad de Viena o sus creaciones musicales. Es una visita solo para quienes deseen conocer más sobre Mozart.

Torre del Danubio

En muchas de las ciudades europeas nos encontramos con torres parecidas. Se trata de un pirulí desde el que se puede divisar de forma panorámica toda la ciudad. Una forma de poder ver la ciudad de Viena en perspectiva, y una parada divertida para poder ver un espacio desde las alturas y sacar algunas fotos interesantes.

El Naschmarkt

Naschmarkt

Este es uno de los mercados callejeros de Viena más importantes, y en él podemos encontrar un poco de todo, con puestos de comida, con gastronomía y alimentos típicos y puestos de segunda mano. En la zona de este mercado también hay muchos restaurantes interesantes para poder probar la comida de Viena, así que es el lugar ideal para pasar el día haciendo interesantes compras.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

General, Viena

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *