Cosas que ver y hacer en Madrid en un fin de semana

Cibeles en Madrid

Si hay una visita que resulta casi un clásico es la de ir a la capital durante al menos un fin de semana. Que para su oferta cultural puede ser demasiado escaso, es cierto, pero al menos podremos ver algunas de sus cosas más interesantes, los monumentos más míticos y esas zonas de las que hemos oído hablar.

Hay muchas cosas que ver y hacer en Madrid en un fin de semana. Por eso debemos llevar un itinerario claro, para no perder el tiempo dando vueltas o pensando a dónde dirigirnos o qué ver. Podemos dejar bien marcados los lugares principales, que se encuentran en el centro, y todo lo que hay que hacer durante ese fin de semana.

Desayuna como un madrileño

Chocolate con churros

¿Quién no ha oído hablar de las porras y churros? Aquí son toda una institución a la hora del desayuno, así que hay que comenzar bien el día, tal y como hacen en Madrid. Se acompañarán de chocolate y café caliente. Uno de los locales más míticos es el de San Ginés, cerca de la Puerta del Sol, que además abre todo el año, las 24 horas. También en la churrería Siglo XIX en el barrio de Chamberí. Algo más comercial es la Chocolatería Valor, pero dispone de varios locales en Madrid por lo que es una genial opción.

Comienza en el Kilómetro 0

El Oso y el Madroño

Este es un buen punto de partida para poder ver la ciudad y sus puntos más interesantes. En la Puerta del Sol te puedes colocar sobre el Kilómetro 0 para comenzar oficialmente un recorrido por Madrid. Aquí puedes hacerle fotos a la estatua del Oso y del Madroño y disfrutar de la plaza que siempre sale en televisión en Fin de año. Por la calle del Arenal llegarás al Palacio Real y a la Catedral de la Almudena, lugar en el que se llevó a cabo la boda real. Unos monumentos que resultan impresionantes y majestuosos.

Puerta de Alcalá y Cibeles

Cibeles en el centro de Madrid

Este es otro de los monumentos más céntricos, que tiene la cualidad de encontrarse junto a muchas otras cosas que hay que ver. La Puerta de Alcalá es una de las cinco puertas reales que en la antigüedad daban paso a la ciudad y fue construida por mandato de Carlos III en un estilo neoclásico que nos recuerda a esos arcos del triunfo romanos.  Este bonito monumento se encuentra también junto a la gran rotonda en cuyo centro encontramos la estatua de la Cibeles, lugar de celebración del equipo de fútbol.

Relajarse en el Parque del Retiro

Parque del Retiro

Este parque es uno de los lugares más significativos de la ciudad y un pulmón verde en pleno centro. Hay muchas cosas que ver en él, como el Paseo de las Estatuas, flanqueado por estatuas dedicadas a los monarcas de España. También se puede ver el Monumento a Alfonso XII, con la estatua ecuestre del rey. Frente a este monumento hay un estanque en el que se puede dar una vuelta en barca. También hay que ver el Palacio de Cristal frente al lago, del siglo XIX. Es un lugar en el que también hay que dejarse llevar, paseando y disfrutando de un poco de relajación en un entorno natural en pleno centro.

Pararse en el Triángulo del Arte

Museo del Prado

Visitar los museos de este conocido triángulo es algo imprescindible, porque hay obras históricas. Este triángulo se conforma con los tres museos de la ciudad, que se encuentran muy cercanos, con el Museo del Prado, el Thyssen y el Reina Sofía. Si te interesa especialmente el arte, lo mejor que puedes hacer es comprar el Abono Paseo del Arte por unos 26 euros, ahorrando un 20% del precio y además tiene vigencia de un año desde su emisión para visitar los museos. El Museo del Prado es todo un referente cultural a nivel internacional, con las mayores obras de Velázquez, Goya y Rubens. En el Reina Sofía hallaremos obras de arte contemporáneo, de los artistas más vanguardistas. En el Thyssen-Bornemisza encontraremos una pinacoteca repleta de obras europeas.

 Templo de Debod

Templo de Debod

Este es un monumento que el gobierno egipcio regaló a España en los setenta por la ayuda a la hora de rescatar los templos de Nubia. Es un lugar peculiar en Madrid, que además es ideal para contemplar las mejores puestas de sol de la ciudad. Otra visita que no hay que perderse por las bonitas fotos que se pueden hacer en este templo.

Vamos de compras

Gran Vía en Madrid

Ir de compras en la capital también es un clásico y algo casi inevitable. Calles como la Gran Vía, en donde está el segundo Primark más grande del mundo, o el Barrio de Salamanca, más exclusivo, están llenos de tiendas por visitar. Si además te gustan las gangas, el domingo no puedes perderte la visita al Rastro. El Rastro madrileño ya es todo un clásico, un lugar en el que encontrar todo tipo de cosas de segunda mano, desde muebles a ropa y otros utensilios.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *