Cuándo es mejor visitar Barcelona

Barcelona es una de las ciudades europeas más visitadas, con casi nueve millones de viajeros al año, gracias a su encanto mediterráneo. El arte modernista que aflora en la capital catalana, el mítico barrio Gótico, las compras y los restaurantes que presumen de su excelente gastronomía la convierten en un lugar muy especial que visitar en cualquier momento. Ahora bien, ¿cuándo es mejor visitar Barcelona?

Cada estación tiene su atractivo según los planes que queramos hacer durante nuestra estancia en la ciudad. Si tienes pensado realizar una escapada a Barcelona pero no has decidido aún la época del año, en el siguiente post te ayudamos a despejar tus dudas.

Verano

¿Es el verano sinónimo de playa para ti? Entonces, no hay duda. Tienes que visitar Barcelona durante esta época del año. Las temperaturas se sitúan alrededor de los 30 grados, el sol brilla para conseguir el bronceado perfecto, el mar se encuentra en su temperatura ideal y los chiringuitos están en pleno apogeo. Nada mejor que un mojito bien frío paseando a la orilla del mar y disfrutando de unas vistas espectaculares.

Además, durante el verano gran parte de los barrios de Barcelona celebran sus fiestas mayores. Las más conocidas son las del barrio de Gràcia, con un programa que aúna tradición, diversión y cultura. Incluye comidas populares, castellers, conciertos, correfocs y otras muchas actividades. Mención especial merece la decoración de las calles del barrio, cada año diferentes y únicas, que llama mucho la atención y atrae a numerosos turistas.

Por otro lado, el verano es la estación perfecta para pasar una jornada al aire libre visitando los populares parques y jardines de Barcelona como son el Parque Güell, el Parque de la Ciudadela o el Laberint D’Horta. También el parque de atracciones del Tibidabo, uno de los más antiguos de Europa, que cuenta con unas vistas panorámicas de la ciudad que pueden disfrutarse desde casi cualquier rincón del recinto.

Las noches de Barcelona son para pasar una grata velada en uno de los restaurantes con terraza de la ciudad, bajo las estrellas. Cuando cae el sol, no puedes perderte el festival de música, luces, color y agua que ofrece la Font Màgica de Montjuïc. Un espectáculo gratuito que se ha convertido con el paso de los años se ha transformado en uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Otoño

Aprovechando las temperaturas suaves de Barcelona durante el otoño, ¿qué mejor que realizar una ruta temática para conocer todos los secretos de la ciudad condal? Las hay muy variadas: fantasmas, fútbol, historia, misterio, literarias….

Una ruta de estas características enseguida abre el apetito. Con la llegada del otoño las calles de Barcelona se llenan de puestos de castañeras que preparan boniatos y cucuruchos de castañas recién hechos y cuyo aroma se expande en el ambiente.

Hablando de comida, visitar el Mercado de la Boquería es una increíble experiencia. Se trata de uno de los lugares más coloridos de la ciudad que deja un gran sabor de boca. Merece la pena degustar un poco de la gran variedad de setas típicas de esta época del año: moixernons, cama-grocs, rovellos, gírgoles, etc.

A menudo, el otoño es suave es suave y hay menor afluencia de turistas en Barcelona, por lo que para las personas a las que les gusta descubrir la ciudad y el mercado con calma es un placer.

Museo Contemporáneo Barcelona

Invierno

Visitar Barcelona durante el invierno es interesante porque es temporada baja y los precios del alojamiento son los más bajos del año.

Aunque las temperaturas son frías, las temperaturas suben durante el día por lo que es un buen momento para recorrer la ciudad a pie y entrar en los museos y edificios más emblemáticos de la Ciudad Condal. Hay mucho donde elegir pues hay más de 50 museos: desde el Museo Nacional de Arte de Cataluña que cuenta con la colección de pintura románica más importante del mundo, hasta el Museo Picasso, el Museo del Barça, el Museo del Chocolate, CosmoCaixa… ¡entre muchos otros!

Los meses de invierno tienen lugar varias celebraciones: la más importante es la Navidad con atención especial las cabalgatas de Els Tres Tombs, que tienen lugar a mediados de enero en los barrios de Sant Antoni y Sant Andreu; los desfiles de gigantes de Santa Eulàlia, cada 12 de febrero en Ciutat Vella, o la cabalgata de Sant Medir, el 3 de marzo en Gràcia.

Imagen| SuiteLife

Primavera

Una de las mejores visitas para hacer en primavera es subir a la Montaña del Montjuïc. Aquí están las instalaciones de los Juegos Olímpicos del año 1992. Lo más aconsejable es subir a lo más alto y disfrutar del Jardì Botànic y el Estadì Olimpic. ¡Unas vistas increíbles que no dejan a nadie indiferente!

Si planeáis visitar Barcelona en primavera podréis disfrutar de la Noche de los Museos el 20 de mayo. Todos los museos y centros culturales de la ciudad abren sus puertas para los visitantes con una gran cantidad de actividades.

Y qué mejor manera de despedir la primavera que en la noche de San Juan el 23 de junio bajo las estrellas y junto a una fogata en el mar. ¡Una noche con un encanto único e inolvidable!

Entonces, ¿cuándo es mejor visitar Madrid?

Cualquier estación es buena para visitar Barcelona pues cada una tiene su encanto y depende de los planes que queramos hacer durante la estancia. Personalmente, recomiendo la primavera y el otoño pues las temperaturas son más agradables respecto a las restantes.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*