Cuevas en Asturias

Asturias es una comunidad autónoma de España, sobre la costa septentrional del país. La habitan alrededor de un millón de personas y es una región muy montañosa y verde. Aquí, bajo este paisaje de desniveles se esconden bellas cuevas.

Las cuevas en Asturias son famosas y mucha gente llega para visitarlas y conocer su importancia y maravilla geológica. Hay rutas populares, así que hoy descubriremos las cuevas en Asturias más importantes.

La Cueva de Tito Bustillo

Está cerca de la localidad de Ribadasella y hay visitas guiadas, aunque si planeas visitarla siempre conviene hacer la reserva pues las plazas son limitadas. ¿Por qué? Porque si entra y sale gente todo el tiempo el arte rupestre que guarda podría dañarse.

El descubrimiento se remonta a fines de los años ’60 cuando unos excursionistas dieron con algunas de sus imponentes galerías. El descubrimiento fue sumamente importante y atrajo la atención nacional e internacional. Lamentablemente a los pocos días uno de los descubridores, Celestino Fernández Bustillo, murió en un accidente de montaña y desde entonces a la cueva del Pozu’l’Ramu se la conoce como la Cueva Tito Bustillo.

 

Dentro de la cueva hay 12 conjuntos de arte rupestre, muy variado, con signos, dibujos de animales y algunas representaciones antropomorfas. Así, es una de las mejores cuevas con arte rupestre de Asturias. Solo una parte de la cueva puede visitarse y es la Sala del panel principal. Hoy, desde una posición algo distante, el visitante puede ver con claridad las figuras grandes de caballos y renos y algunos signos, pero hay mucho más.

En el Conjunto de la entrada hay manchas rojas y restos de pintura. Después está el Conjunto de El Entronque, una sala enorme donde confluyen varios recorridos, Aquí hay un caballo violeta, un signo en parrilla. También hay una Galería de los Caballos, pequeña pero maravillosa, el Conjunto de la Ballena, con trazos negros y violetas y un animal que parece una ballena, algo muy raro en la cueva en general.

 

El Conjunto de los signos geométricos es un panel de reducido tamaño pero cuyos dibujos se parecen al de otras cuevas de la región. La Mano en negativo es muy conocida: está pintado en color rojo y negativo y se ubica en la zona alta de la Galería Larga. Es, de momento, la única mano en toda Asturias.

En el año 2000 se descubrió la Galería de los Antropomorfos. Según las dataciones de radiocarbono 14 son muy antiguas. El llamado Conjunto del Laciforme está en un recoveco y se parece mucho a una representación que está en la cueva de El Pindal. También está el Camarín de las Vulvas, emblemático de la cueva de Tito Bustillo, el panel de los zoomorfos grabados, el Bloque de los signos rojos…

¿Como llegas a esta cueva maravillosa? La entrada está a 300 metros del Centro de Arte Rupestre. Con la entrada en la mano se llega a este centro al menos media hora antes del horario de la visita. En coche puedes llegar desde Asturias y Cantabria usando la A8. En autobús, también y en tren puedes llegar a Ribadesella usando la línea Oviedo-Santander.

La cueva abre desde el 2 de marzo al 30 de octubre, de miércoles a domingo de 11 am a 5 pm y cierra lunes y martes y el 6 y 7 de agosto. Se visita en grupos de máximo 30 personas al día, seis por pase. La entrada general cuesta 4,14 euros pero es gratuita los miércoles.

Cueva del Pindal

Esta cueva está cerca de la localidad de Pimiango, al este de Asturias y muy cerca de la frontera con Cantabria. Es una cueva con muchas pinturas y estas se ubican en cinco zonas donde verás ciervos, mamuts, bisontes, caballos...

Su entrada mira al mar, tiene un gran vestíbulo con luz natural y la galería en la oscuridad. La primer aparte del recorrido es bastante fácil y allí es donde veremos las pinturas y grabados, en los muros y en el techo.

Hay un panel principal que es donde se ubica la mayor cantidad de grabados y pinturas, el 80% son zoomorfos aunque hay también algunos signos abstractos. Se ven muchos bisontes, caballos, un pez, mamut y una cierva. El visitante puede conocer prácticamente todas las figuras pero no los grabados.

La cueva abre todo el año pero cierra los lunes y martes. Debe reserva antes por teléfono. La tarifa general es de 3,13 euros.

Cueva del Buxu

Esta cueva fue descubierta en 1916, prospector del Conde de la Vega del sella, Cesáreo Cardín. Tiene pozos, galerías altas y un recorrido que atraviesa una galería más bien pequeña. El arte rupestre está hecho principalmente en color negro y hay grabados. Hay algo de rojo también.

Los arqueólogos afirman que el carácter arcilloso de los muros de la cueva facilitó el grabado así que hay mucho de este estilo y eso vuelve muy especial esta cueva. La misma abre todo el año, cierra lunes y martes y sí o sí deberás reservar por teléfono.

La Cuevona de Ardiles

Está en el macizo de Ardines, Ribadesella, en un nivel superior al igual que la cueva de Tito Bustillo, pero no se comunica con ella. Se accede desde el lado noreste, por una escalera de 300 escalones.

La cueva se forma con una galería de 60 metros de largo que llega a una sala medio circular con mas de 5 0 metros de alto y muchos metros de diámetro. En el techo hay un hueco que se abre al cuelo y deja pasar la luz, y en sus profundidades toca el curso del río San Miguel.

Es una cueva cuya exploración arqueológica es de larga data. Abre de febrero a diciembre, cierra los lunes y martes. Su entrada es libre.

Cueva de la Loja

Esta cueva la descubrieron en 1908. Es pequeña y se abre sobre la margen derecha del río Cares-Deva. Su entrada es pequeña pero se abre a una galería alta y estrecha, después de recorrer unos 25 metros, que es donde está el conjunto de grabados paleolíticos en negro. Se ven seis uros y la calidad del grabado es genial.

Además, al ser una cueva pequeña la verdad es que se pueden apreciar de más cerca, cosa que no ocurre en las cuevas mas grandes. Esta cueva abre en Semana Santa y en verano y las visitas son de martes a domingo. Cierra los lunes. y sí o si ay que reservar.

Cueva del Candamo

La cueva es bastante grande, sobre un cerro calizo llamado la Peña que domina el rio Nalón, en San Román de Candamo. Se descubrió en 1914 y esa pequeña entrada fue agrandada y acondicionada más tarde.

Hoy la cueva se organiza en la Sala de los Signos Rojos, el Salón de los Grabados, la Galería de las Baatiscias, el Camarín, el Muro. La verdad es que el arte rupestre de la Cueva de Candamo es maravilloso y en 2008 fue incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO junto con la famosa Cueva de Altamira.

Si no llegas a visitar la cueva puedes visitar sus réplicas en la Palacio Valdés Bazán, en San Román.

Cueva La Lluera

Esta cueva está en el municipio de San Juan de Priorio y dentro tiene arte prehistórico. La cueva fue descubierta en 1979 y la conforman dos galerías unidas por dentro en cuyos muros se pueden ver figuras de bisontes, caballos, cabras, ciervos y otros animales. Eso en una cueva, en la otra hay dibujos geométricos.

Es el sitio con arte exterior paleolítico más importante de la región.  Ha un primer conjunto que fue descubierto en 1979 y un segundo un año mas tarde. Hay caballos, cabras, ciervas, uros, bisontes. Abre Semana Santa Santa y el verano y cierra lunes y martes.

Finalmente, podemos nombrar otras cuevas importantes como la Cueva La Peña o La Huerta.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*