Cultura de Alemania

Alemania está en el centro de Europa y después de Rusia es el país con mayor cantidad de habitantes del continente, con 83 millones de personas viviendo en sus 16 estados. Realmente ha sido un Fénix de la historia pues no hay dudas de que después de la guerra y la división del país ha sabido renacer con mucha gloria.

¿Pero cómo es la cultura alemana? ¿Es cierto que son gente muy ordenada y estricta? ¿Hay lugar para el buen humor y la sociabilidad o no? De la cultura de Alemania se trata el artículo de hoy en Actualidad Viajes.

Alemania

La historia de este país es larga y siempre, de alguna u otra forma, ha participado del acontecer europeo más importante. Para muchos, empero, Alemania entra en la historia de la mano del régimen nazi en 1933, gobierno que la lleva a la Segunda Guerra Mundial y a ser ejecutora de una de las tragedias más horrendas de la civilización humana, el Holocausto.

Después, finalizada la guerra, vendría la división del territorio entre la República Federal Alemana y la República Democrática Alemana, una parte capitalista y otra comunista bajo el dominio soviético. Y así pasaría su vida hasta casi el final del siglo XX cuando, quienes tenemos más de 40 años, vimos por TV la Caída del Muro de Berlín y el inicio de una nueva era.

Hoy en día Alemania se erige como una potencia económica mundial, líder de la industria y de la tecnología, con un buen sistema médico universal, educación pública y gratuita y buen nivel de vida.

Cultura de Alemania

En Alemania hay un gran abanico de religiones, costumbres y tradiciones producto de la inmigración, pero aún así, con esta riqueza, hay ciertas constantes que pueden señalarse en el comportamiento alemán.

Alemania es tierra de pensadores, filósofos y hombres de negocios. Como gran denominador común se puede decir sin temor a equivocarse que los alemanes son lógicos y razonables y que, por ende, también son estructurados y ordenados. En este sentido, la principal constante que uno puede nombrar es la puntualidad.

Como los japoneses, los alemanes son gente puntual y eso hace que todo lo que deba funcionar a horario lo haga. Hablo del transporte o la atención en los edificios públicos. Se sigue un orden y el hacerlo asegura los mejores resultados. Aquí no llegan tarde los trenes, ni los autobuses ni los aviones y los relojes siempre funcionan bien. Los planes se siguen a rajatabla, siguiendo ese lema que reza algo así como que «la puntualidad es la amabilidad de los reyes».

Por eso, si vas a relacionarte con algún alemán más te vale que seas puntual y respetes los horarios que hayas establecido. Incluso, una regla no dicha es que es mejor llegar cinco minutos antes de la hora señalada que un minuto tarde.

Por otra parte, aunque los alemanes tengan fama de fríos las nociones de familia y comunidad las tienen bien arraigadas. La comunidad sigue las reglas y así no hay problemas de convivencia ya sea en un barrio, una localidad, una ciudad o todo el país. Las reglas han sido hechas para ser cumplidas.

La igualdad de género es algo que se piensa y considera. De hecho, hace poco la misma Canciller Merkel se declaró, después de callar un tiempo, feminista. El país respeta los derechos de la comunidad LGTB y de un tiempo a esta parte han cambiado las políticas inmigratorias.

Obvio, nada es fácil, hay grupos de derecha en la sociedad alemana a los que no les gusta lo multiétnico pero a esta altura del mundo… ¿tiene algún sentido hablar de pureza y esas cosas? Además de ser una tontería. El 75 % de la población alemana es urbana y es aquí donde la gente es más liberal y abierta en estas materias.

Desde hace ya un tiempo Alemania se ha empezado a preocupar por el cuidado del medio ambiente y la generación de energías renovables, invirtiendo en nuevos combustibles o en reducir la polución, incentivando el reciclaje y demás.

Con respecto al sistema educativo, tiene uno de los mejores sistemas educativos del mundo y una ética de trabajo que viene del pasado y parece no querer aflojar. De todas formas, aquí se trabaja un promedio de entre 35 y 40 horas a la semana y estos números son de los más bajos de Europa sin perder productividad. Y eso que se cuenta entre los pueblos que más vacaciones se toman.

Ya sabemos cuanto les gusta el sol y como buscan, por ejemplo, las playas de España.  Viajar fuera del país es algo importante para ellos al punto de que los datos indican que los alemanes hacen mas viajes internacionales per capita que otros europeos. ¿A dónde van? Pues a España, Italia, Austria…

¿Cuáles son los símbolos culturales de este país? Si bien es un país históricamente cristiano hoy en día tiene una gran población musulmana así que la luna y la estrella del Islam han pasado a formar parte de la cultura simbólica alemana. También podemos nombrar personas que son simbólicas como Marx, Kant, Beethoven o Goethe, por ejemplo.

¿Y qué hay de la cultura gastronómica alemana? Esta gira en torno a la preparación de la comida donde la carne es muy popular y casi siempre está presente en todas las comidas del día, junto con el pan y las patatas, los embutidos, el queso, los pickles. Salir a cenar es popular y hoy se suman restaurantes de otras etnias también así que la comida es muy variada.

A los alemanes, es sabido, les gusta mucho la cerveza así que se bebe fuera y dentro de casa. Detrás de la cerveza viene el vino, el brandy… pero la cerveza es la reina absoluta como ya sabrás. ¿Pero hay mas tradiciones alemanes de las que podemos hablar? Claro, están primero las fiestas religiosas, tanto cristianas como protestantes, o ahora islámicas, o también las tradiciones mas seculares como la popular hora del té conocida como kaffee und kuchen.

A la hora de la vestimenta tradicional hay que nombrar al famoso lederhosen, usado por la gente del campo, muy asociado a la cultura bávara o tirolesa. En el caso de las mujeres el traje típico es el dirndl, un traje con blusa y falda muy colorida que, obvio, ya no se usan ni en el campo pero sí en las fiestas de la cerveza o demás eventos folclóricos.

Por último, estas son generalidades y seguro, si viajas por todo Alemania, vas a encontrar variaciones, gente más abierta, gente más cerrada, preciosos pueblos de montaña, ciudades muy tranquilas, en el sur, sudoeste y oeste muchos festivales populares que vienen repitiéndose desde hace siglos (por ejemplo el desfile del aniversario de la Guerra de los 30 Años), mercados coloridos que venden comidas típicas o ciudades verdaderamente cosmopolitas. Hay para elegir.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*