Así es la Basílica de San Pedro y su cúpula

Basílica San Pedro

Ubicado en el corazón de Roma, El Vaticano es el centro de la Iglesia Católica y el Estado más pequeño de Europa. Tiene tan sólo 0,44 kilómetros cuadrados y entre sus murallas viven menos de 1.000 personas, entre ellos el Papa quien reside en un palacio rodeado de jardines que puede visitarse bajo previa reserva.

Hay tres visitas en la Ciudad del Vaticano que la hacen brillar con luz propia: los Museos Vaticanos, la Plaza de San Pedro y la Basílica de San Pedro. Acerca del gran templo de la cristiandad, en el que el pontífice celebra las liturgias más importantes, hablaremos en el siguiente post y especialmente de su magnífica cúpula.

Historia de la Basílica de San Pedro

Debe su nombre al primer papa de la historia, San Pedro, cuyos restos mortales está enterrados en la basílica. Su construcción se inició en 1506 y culminó en 1626, siendo consagrada ese mismo año. En su edificación participaron arquitectos tan brillantes como Miguel Ángel, Bramante o Carlo Maderno.

Exterior de la Basílica

La fachada de la Basílica de San Pedro es obra del arquitecto Carlo Maderno que la finalizó en 1614 con unas medidas de 48 metros de altura y 114,69 metros de anchura. Llama la atención el imponente frontón con tímpano central que se apoya en un orden de pilastras salientes corintias y de columnas. El tímpano está coronado por una balaustrada con trece estatuas enormes siendo la central la que representa a Cristo redentor bendiciendo a los creyentes. Sobre el arquitrabe, una inscripción en latín recuerda que la obra se llevó a cabo bajo el papa Pablo V.

En el área inferior se abren cinco entradas al atrio sobre las que hay varias ventanas, tres de ellas con un balcón. La que está en el centro lleva el nombre de “logia de las bendiciones”, porque desde ella se asoma el papa para dar su bendición Urbi et Orbi en Navidad, en Semana Santa y tras ser elegido pontífice.

Basílica de San Pedro

Interior de la Basílica

La Basílica de San Pedro es uno de los edificios más grandes en el mundo. Posee una longitud de 218 metros y una altura de 136 metros. En total, cuenta con una superficie de 23.000 m² que ofrece capacidad para 20.000 personas.

La construcción del templo comenzó en 1506 durante el pontificado del papa Julio II sobre los restos de un edificio que fue ordenado levantar por el emperador Constantino en el punto donde surgía el Circo de Nerón, el mismo sitio en el que San Pedro fue martirizado. Las obras terminaron en 1602 con el papa Pablo V.

Son muchas las obras de arte que pueden contemplarse dentro de la Basílica de San Pedro como la Piedad de Miguel Ángel quien la esculpió de un solo bloque de mármol de Carrara siendo muy joven, la estatua de San Pedro en su trono o el Baldaquino de San Pedro, una estructura arquitectónica monumental elaborada en el siglo XVII por Bernini para señalar el lugar donde se hallaba la tumba de San Pedro.

Imagen| Disfruta Roma

Cúpula de San Pedro

La cúpula alcanza una altura de 136 metros. En los trabajos intervinieron varios artistas pues fue iniciada por Miguel Ángel, continuó los trabajos Giacomo Della Porta y la remató Carlo Maderno en 1614. Tal es su belleza que sirvió de inspiración para la creación de otros proyectos muy afamados como el Capitolio de Washington o la Catedral de San Pablo de Londres.

Entrar a la Basílica de San Pedro es una de las experiencias más inolvidables que se pueden vivir en Roma pero ver la ciudad desde su cúpula no tiene parangón. No obstante, la subida a la cúpula no es apta para todo el mundo, ya que el último tramo se realiza a través de una estrecha y empinada escalera de caracol que puede llegar a resultar agobiante.

Horario para acceder a la Basílica de San Pedro

  • Desde abril hasta septiembre: de 7 h. a 19 h.
  • Desde octubre hasta marzo: de 7 h. a 18:30 h.

La cúpula abre una hora después y cierra una hora antes.

Precios para subir a la cúpula

La entrada a la basílica es gratuita pero aquello que deseen acceder a la cúpula tendrán que comprar una entrada cuyo precio es de 6 euros si se sube a pie (551 escalones) o de 8 euros si se sube en ascensor hasta la terraza y luego a pie 320 escalones.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*