Destinos para una escapada rural

 

Imagen| Catedral de Sigüenza | Wikimedia Commons

Este otoño se avecinan multitud de días festivos idóneos para emprender un viaje. De norte a sur y de este a oeste, España cuenta con numerosos destinos para una escapada rural. Descubre qué 5 pueblos son perfectos para unas vacaciones breves este año.

Sigüenza

Esta localidad guadalajereña ubicada a 130 kilómetros de Madrid es uno de esos destinos para una escapada rural que enamora gracias a su singularidad y encanto. Se trata de un ejemplo perfecto de la Castilla más clásica con unas raíces que profundizan en la Edad Media, el Renacimiento, el Barroco y el Neoclasicismo. Un conjunto de estilos que se refleja en cada rincón y que la hacen merecedora de una visita obligada en la España de interior.

Sigüenza es una de las poblaciones medievales mejor conservadas de Europa. Algunos de los monumentos más hermosos y destacados del municipio son el castillo-fortaleza de Sigüenza del siglo XII, la Catedral con influencias románicas, góticas y barrocas que se terminó de construir en el siglo XV, el Sepulcro del Doncel en el interior de la Catedral, la Casa-Natal del Doncel y actual sede del Archivo Histórico de Sigüenza que permite conocer cómo era una vivienda medieval y la Plaza Mayor porticada, una de las más bonitas de España.

A nivel ecoturístico es muy interesante el Parque Natural del Río Dulce, la Microrreserva de los Saladares del Río Salado y el Gran Pinar.

Patones de Arriba

De Patones de Arriba se dice que es el pueblo más bonito de la Comunidad de Madrid. Situado a 72 kilómetros de la capital ostenta el título de único “pueblo negro” de la provincia debido a su singular arquitectura, que usa como principal elemento constructivo la pizarra pues es un material económico y muy abundante en la zona. Ello le otorgó un estilo único que comparte con algunas zonas de Guadalajara o Segovia.

A diferencia de Patones de Abajo, una localidad residencial, en Patones de Arriba casi no vive nadie y es un lugar predominantemente turístico. Probablemente su ubicación alejada le ha permitido que sus costumbres, arquitectura y forma de vida sobreviva al paso de los años. La suma de estos factores consiguieron que fuera declarado Bien de Interés Cultural.

Patones de Arriba es un destino perfecto para una escapada rural. Es muy visitado por lo que conviene madrugar y llegar pronto al pueblo si no queremos quedarnos sin sitio para estacionar en el diminuto parking, ya que el acceso a vehículos está restringido.

Imagen| Clubrural

Bagá

En la provincia de Barcelona uno de los destinos para una escapada rural más bonitos es Bagá, que fue fundado por los señores de Pinós en 1233 aprovechando el lugar privilegiado en el pre- Pirineo y el Parque Natural del Cadí- Moixeró.

Algunos de sus atractivos turísticos son el Palacio de los barones de Pinós que data del siglo X y en la actualidad acoge el Centro Medieval y de los Cátaros así como la oficina de turismo. Está declarado como Bien Cultural de Interés Nacional.

A quienes les guste la naturaleza, a dos kilómetros de Bagà se ubica el santuario de la Virgen de Paller, la patrona del pueblo, en un hermoso paraje en el corazón del Parque Natural del Cadí-Moixeró. Su devoción se remonta al siglo XIII.

Imagen| Wikimedia Commons

Cedeira

La bahía de Cedeira es uno de los paisajes más bellos de Galicia y un destino para una escapada rural único. Su tranquila playa de oleaje suave ideal para disfrutar en familia. Otros de sus atractivos turísticos son construcciones de estilo medieval como la iglesia parroquial de la Santísima Virgen del Mar del siglo XV. Del siglo XVIII es el Castillo de la Concepción, una fortaleza que llegó a guardar 15 cañones para defenderse del enemigo.

Otro sitio de interés en Cedeira para conocer durante una escapada rural es la iglesia gótica-barroca de San Andrés de Teixido que data del siglo XVI. Según dice la leyenda, el apóstol San Andrés llegó navegando hasta los acantilados de esta zona, su embarcación volcó para convertirse en un peñasco bautizado como “la barca de San Andrés” y recibió la promesa de Dios de que tendría un santuario y romería a la que acudirían todos los mortales hasta el fin de los tiempos. Se cuenta que quien no visita vivo San Andrés, lo hace tras la muerte convertido en reptil.

Morella

A 103 kilómetros de Castellón se localiza Morella, una localidad de la que el mismo Jaime I dijo que era lugar para un rey por su enorme belleza. De hecho, está considerado como uno de los pueblos más bonitos del país pues es un extraordinario ejemplo de arquitectura gótica.

Morella es uno de los destinos para una escapada rural más interesantes de la provincia. Como atractivos turísticos destacan su castillo y sus murallas medievales, edificadas en el siglo XIV. En arquitectura religiosa merece la pena visitar el antiguo convento de San Francisco del siglo XIII, la iglesia de San Juan del siglo XV o la ermita de San Marcos. En cuanto a la arquitectura civil son muy conocidas la Casa de la Villa y las Casas de los Rovira, los Piquel y del Cardenal Ram.

Otros lugares de interés en Morella son el Santuario de la Virgen de Vallivana y las pinturas rupestres de Morella La Vella. Desde 1673 cada seis años se realiza una procesión a la virgen a la ciudad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?