Egipto: río Nilo, clima y habitantes

egipto-rio-nilo-clima-y-habitantes-2

Hablar de Egipto es hacerlo del valle del río Nilo. Este río nace en la región de mesetas de los Grandes Lagos africanos, recorriendo más de 6000 kilómetros antes de verter sus agua en el mar Mediterráneo. Su cuenca se divide en dos partes: una está constituida por los cursos alto y medio del río  y la otra está formada por el curso bajo del Nilo. Los cursos alto y medio se diferencian en la latitud de Jartum, capital de Sudán, pasando por una cubeta abierta hacia el norte. Su clima es propio del África occidental y sahariana, ya que presenta zonas desérticas, esteparias y de sabana. La parte baja del río o también conocida como parte septentrional, corresponde a Egipto.

En Egipto, el río después de haber superado las 6 cataratas del Nilo medio y de haber enriquecido su caudal con la aportación de las aguas del macizo de Etiopía, da lugar a una franja de 2 a 25 km de anchura que constituye un oasis y que se prolonga hasta el Delta. Las cataratas podemos encontrarlas río arriba: la primera se sitúa en Asuán y la segunda en Uadi Haifa. En su recorrido por Egipto, el río es totalmente navegable.

El Nilo divide al país en Alto, Medio y Bajo Egipto. El primero comprende desde la frontera con Nubia hasta la latitud de Hermópolis, aproximadamente donde comienza el Egipto Medio. Aquí, un brazo de río, al oeste, desembocará en el lago Moeris, situado en el fondo de la depresión de El Fayum, a 400 metros bajo el nivel del mar. Este lago ha menguado su extensión hasta tal punto que la antigua ciudad de Cocodrilópolis, situada en su orilla, hoy día se halla a unos 20 km de la misma. El bajo Egipto corresponde en esencia al Delta.

En Egipto, el Nilo discurre ancho, lento y regular, pero esta regularidad se rompe una vez al año cuando aumenta considerablemente a consecuencia de las lluvias que caen sobre el macizo etíope durante el verano. Las aguas acarrean aluviones basálticos que constituyen el famoso limo fertilizante, rojizo, que añade beneficios a los aportados por la inundación. Esta se inicia en junio, alcanza su máximo en septiembre y se prolonga hasta mediados de octubre. Es a partir de ahí cuando las aguas vuelven a descender, llegando su nivel mínimo en los meses de febrero y marzo. Este dato es importante saberlo a la hora de determinar las fechas de nuestro viaje a Egipto.

egipto-rio-nilo-clima-y-habitantes-3

Clima en Egipto

El clima es desértico con precipitaciones anuales inferiores a los 250 mm (en el Cairo, sólo 30 mm). Este clima seco explica en buena medida la excelente conservación de los monumentos antiguos e incluso de las momias.

Como es propio de estos climas, la oscilación térmica del día a la noche es muy acusada. Los inviernos son templados y los veranos, muy calurosos, ligeramente mitigados en el norte por los vientos que llegan del mar Mediterráneo, atraídos por la zona de bajas presiones del cálido interior.

El desierto ocupa el 97% del actual territorio egipcio. Sin embargo, hay que distinguir entre las zonas desérticas que se extienden al este y al oeste del Nilo. La primera constituye una prolongación del desierto arábigo, montañoso y con elevaciones de hasta 2000 m. Por el oeste, se extiende la prolongación del gran erg líbico, sobre una meseta calcárea, con algunos oasis.

Los habitantes y su lengua

egipto-rio-nilo-clima-y-habitantes

La egiptología clásica ha venido considerando la población egipcia como de origen africano, del grupo lingüístico camita, cuyos habitantes se extienden desde Somalia a Libia. Habría ido abandonando territorios a medida que los ganaba el desierto para finalmente asentarse en fértil valle del río Nilo (donde también abundaban la pesca y la caza).

A la primitiva población se habrían sumado con el tiempo, semitas llegados de Asia a través del Sinaí, y nubios del sur. Es por esta razón que la lengua egipcia se le atribuye un entronque con el grupo semita occidental.

Ahora que ya conocéis la situación geográfica de Egipto y su clima durante todo el año, estáis preparados para elegir la mejor fecha para vuestro viaje. No olvidéis visitar las pirámides más famosas del país: Gran Pirámide de Guiza, las tumbas o cenotafios de los faraones Keops, Kefrén y Micerino, etc. Y tú, ¿tienes a Egipto en tu lista de países a los que viajar?

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *