El reto de viajar a La Meca

 

Kaaba en La Meca

Todos hemos oído hablar de la Meca, “el viaje a la Meca”, “es como ir a la Meca” y frases por el estilo, pero tal vez muy pocos de nosotros hemos conocido a alguien que efectivamente haya ido allí.

Y es que la Meca es solo para musulmanes así que si no es el Islam tu religión nunca podrás convertir la frase en hecho. Salvando las distancias, viajar a la Meca es una especie de Camino de Santiago, una peregrinación realmente única, irrepetible e inolvidable así que veamos de qué se trata.

La Meca

La Meca

En principio hay que saber que se trata de una ciudad que está en Arabia Saudita. Este país ocupa gran parte de la península arábiga y limita con Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahrain. Yemén, Omán y el Mar Rojo.

Al tener dos ciudades profundamente importantes para el Islam es una tierra sagrada. Hablo de la Meca pero también de Medina. Desde el descubrimiento de petróleo en los años ’30 del siglo XX el país se ha transformado y como bien sabes, hoy la zona es de vital importancia para nuestro estilo de vida occidental y capitalista.

La Meca desde arriba

La Meca es la ciudad más sagrada del Islam y por eso mismo quien no practique esta religión tiene prohibida la entrada. Por otra parte todo musulmán debe, aunque sea una vez en la vida, hacer la peregrinación a la Meca.

Medina en La Meca

Este viaje se llama Hajj y es uno de los Cinco Pilares del Islam. Todo adulto musulmán debe hacerlo, sea hombre o mujer, si tiene dinero con que emprender el viaje y la salud lo permite. Las familias pobres no siempre pueden costearlo así que se invierte dinero para que aunque sea un miembro pueda hacer el viaje.

Hajj en La Meca

El Hajj solo se puede hacer durante el mes de Dhu al-Hijjah así que son miles y miles de personas las que hacen la peregrinación. Más que miles millones y algunas cifras hablan del movimiento de dos millones de personas hacia Arabia Saudita para esa fecha.

El viaje incluye siempre la visita de la Mezquita Sagrada, la Kaaba, Mina, la Colina de Arafat y Jabal Rahma, Muzdalifah, Jabal Al Thur, Jabal Al Noor, Masdij e Taneem, Hudaibiyah, Ja’aronah y Jannat ui Mualla. Son sitios considerados sagrados porque pasó Mahoma, dio su último sermón, sus compañeros fueron enterrados, por donde él caminó, etcétera.

Hajj en La Meca

Si esta peregrinación se realiza en otro mes se conoce con otro nombre: Umrah. La Meca es sagrada porque es el lugar donde la Palabra de Dios se le reveló por primera vez al profeta Mahoma.

La Kaaba y sus alrededores contienen historias que se pierden en el origen de los tiempos. Por ejemplo, está la historia de que Adán fue enterrado en la Meca o de que el padre de Abrham, Ibrahim, la construyó con su hijo Ismael.

Visitar la Meca

Gente en el Hajj

Se otorgan visas especiales para la peregrinación así que los musulmanes del mundo deben acercarse a las embajadas y tramitarlas. Es mucho papeleo y se pide información muy estricta al viajero. Por otro lado, las mujeres musulmanas deben hacer el viaje sí o sí con un hombre que oficia de guardián salvo que tengan 45 años o más y viajen en grupo y con permiso de sus esposos.

La Meca

Cada país tiene asignado un número determinado de visas de peregrinación. Este número considera la cantidad de musulmanes que viven en ese país y por supuesto también depende de la cantidad de viajeros que vayan solicitándola con el correr de los meses. La idea es que no haya millones de personas de más porque podría ser caótico.

el Hajj o peregrinación a la Meca

¿Puede viajar alguien que no haya nacido como musulmán? No del todo. Un no musulmán debe mantenerse e a 15 kilómetros de distancia de la Meca y de Medina. Si un infiel es descubierto más cerca se arriesga a ser severamente castigado.

Para visitar los sitios sagrados hay que ser musulmán, nacido o convertido. Pero si es el segundo caso eso debe aclararse en la solicitud de visa y además debe presentarse una autorización del centro islámico que haya intervenido en su formación musulmana y el correspondiente certificado de conversión.

Jeddah

Puntualmente, ¿cómo se llega a la Meca? La forma más rápida es en avión hasta Jedahh. Esta ciudad tiene un aeropuerto internacional que solo se usa para el Hajj o peregrinación a la Meca. Está a orillas del Mar Rojo, al oeste del país, y es su segunda ciudad con más habitantes.

Jeddah en La Meca

Desde Jeddah la Mecca o Medina están a pocas horas de viaje. Puedes llegar en coche, por autopista, viajando en auto o autobús. La empresa de autobuses es SAPTCO pero verás también muchos autobuses tipo chárter.

En Jeddah hay dos terminales, una es mixta y otra es solo para musulmanes, la Haram al Sharif. En un punto del recorrido hay una cabina de policía y allí quedan los no-musulmanes. La gente, en resumidas cuentas, se traslada en coches, autobuses y camionetas pequeñas que no son caras y tienes letreros en árabe y en inglés.

Entrada a La Meca

Desde 2010 el metro funciona con cinco modernas líneas y se está trabajando para que el sistema conecte con todos los sitios sagrados así que tal vez en el futuro sea un pelín más fácil y rápido moverse.

También se puede llegar por distintas rutas terrestres. Por ejemplo, desde Damasco bajando por la costa del Mar Rojo. La ciudad saudí más cercana es Tabuk y en la frontera los policías son bastante cuidadosos porque no quieren extranjeros que lleguen a buscar trabajo y mientan con la excusa de la peregrinación.

El reto de viajar a La Meca

Así, hay que presentar un ticket ida y vuelta y dinero. Incluso hay que pagar un dinero a un agente especial, llamado mutawwif, quien se ocupa del alojamiento, transporte, guía y demás asistencia en la Meca.

Desde Tabuk uno puede seguir viaje a Medina, la ciudad que visitó el Profeta Mahoma desde la Meca en el año 622 tras el rechazo por sus actividades. Aquí se sentaron las bases del Islam y es donde está la tumba de Mahoma. Mientras Medina es la ciudad de Mahoma, la Meca es la ciudad de Alá.

La Meca

La entrada a Medina está muy controlada porque como sitio sagrado los infieles no pueden ingresar. Hay muchos controles todo el tiempo. Después de las visitas obligadas los peregrinos suelen tomar un taxi de larga distancia para llegar a la Meca, cruzando el desierto.

En la Meca hay muchos hoteles, de todo tipo, incluso un Hilton, así que varían los precios. Cuanto más cerca este el hotel a la Mezquita Sagrada más elevadas serán sus tarifas. Incluso hay algunos de mucho lujo con unas vistas estupendas de la ciudad, pero imagina los precios.

Peregrinación y multitudes

El reto de viajar a La Meca

Muchos de nosotros hemos crecido con estas imágenes en las noticias: corridas y multitudes aplastadas en la Meca. Y es cierto, cada tanto es lo que ocurre. Imagina dos o tres millones de personas juntas…

Por más controles que haya es difícil prevenir una estampida así que a lo largo del tiempo ha habido cientos de muertes, tanto alrededor de la Kaaba, el famoso cubo negro, como en el camino, sobre los puentes viejos y los nuevos.

Multitud en La Meca

Millones de personas se trasladan de un sitio sagrado al otro, como una densa marea humana que parte desde Muzdalifah hacia Mina, a unos tres kilómetros de distancia, para ver donde Mahoma humilló a Satán. A veces la marea fluye, otras se traba… como la vida misma.


Categorías

Viajes Asia

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *