El Viaducto de Millau

La naturaleza nos ofrece muchas maravillas, pero lo cierto es que también el hombre crea las suyas y así de inventor y constructor como es el mundo está lleno de maravillas modernas, de obras de ingeniería civil que impresionan. Por ejemplo, el viaducto de Millau.

Esta construcción está en Francia y es para muchos una obra maestra de la ingeniaría civil. Se trata del puente de ruta más alto del mundo y si andas por la zona en algún momento, ¿qué te parece conocerlo?

Viaducto de Millau

Es un viaducto cuyas obras comenzaron en 2001 y se calculó que se extenderían por tres años, pero al final duraron menos pues no abundaron los inconvenientes climáticos que, a priori, podrían haberlas complicado.

A la hora de considerar la mejor manera de cruzar 2460 metros y pasar el Valle de Tarn fueron cuatro las opciones que se pusieron sobre la mesa de trabajo, pero finalmente la idea de construir un viaducto por encima del Tarn fue la elegida. Trece años de diseño, casi tres de construcción y ¡voila!

El viaducto es una obra que reúne hormigón, acero y tecnología hidráulica. Una vez tomada la decisión de que el puente sería en altura tres empresas distintas pusieron manos a la obra para solucionar el problema y llevar adelante el diseño firmado por Michel Virlogeux y Norman Foster.

Finalmente, en la construcción del viaducto terminaron utilizándose 19 mil toneladas de acero, 1127 mil metros cúbicos de hormigón y 5 mil toneladas de hormigón pretensado. Amén de los obenques, esos cables enormes que son la columna vertebral del puente.  Así, se calcula que la vida útil de la obra será de 120 años antes de tener que ser reparada.

¿Cuáles son los aspectos técnicos de esta maravilla de la ingeniería civil europea? Pues el viaducto tiene siete pilares, el más bajo de los cuales tiene 70 metros y el más alto 245, una altura media de la autovía de 270 metros y un largo total de 2460 metros. A comienzos de este año el precio del peaje por cruzarlo era de 9, 80 euros.

Los siete pilares soportan todo el tablero y tienen distinta altura pues el trazado es sobre un valle. Su construcción era básicamente la clave del proyecto y para eso se contó con la ayuda de grúas especiales, de torre portain K/50C, cuyos conductores entraban a su cabina a las 7 de la mañana y salían/bajaban de ella a las 7 de la tarde.

¿Pero dónde está el bendito viaducto de Millau? Pues el puente forma parte de la autopista A75, también llamada La Meridienne. Une el sureste de Francia con el norte yendo desde Clermont-Ferrand a Béziers, en el mediterráneo. La carretera es de 340 kilómetros sin peaje, salvo en el viaducto cuyo cruce permite saltar el enorme valle del río Tarn.

Visitar el viaducto de Millau

Los números indican que cada año medio millón de personas visitan el viaducto y es que es una obra que permite unir la zona del Mediterráneo con París. Muchos hacen el paseo o cruce en coche pero también puedes visitar el Centro de Interpretación del Viaducto de Millau con fotos, material audiovisual y demás información sobre la construcción del puente.

Si te interesa esta parte específicamente entonces puedes ir al área de descanso de Millau que es donde está el Centro. Tomas la salida 45 de la autopista A75, no importa el sentido. Es un área en la que puedes comer y descansar y obvio, aprender sobre la obra. Desde el año pasado, 2017, hay una exposición bastante grande, de 220 metros cuadrados pensada para ser una experiencia bastante interactiva.

Lo bueno es que esta exposición es gratuita y está abierta durante todo el año. Incluso hay una visita guiada, pero siempre puedes ir por tu cuenta. Apunta los horarios:

  • del 1 de abril al 31 de mayo, de 9:30 am a 6:30 pm
  • del 1 de junio al 3 de septiembre, de 9 am a 7:30 pm
  • del 4 de septiembre al 5 de noviembre, de 9:30 am a 6:30 pm
  • del 6 de noviembre al 31 de diciembre, de 10 am a 5 pm.

La visita guiada dura media hora y si la quieres tomar solo debes ir al punto de encuentro unos 10 minutos antes del inicio de la visita. ¿Horarios? 9:30, 10:30, 11:30 am; 2, 3, 4, 5 y 6 pm. Sin embargo, si te gusta planificar todo puedes hacer la reserva online a viaduc.info@eiffage.com. Las visitas guiadas tienen precio, por adulto cuesta 4, 50 euros y los niños pagan 2, 50 euros nada más. Efectivo o tarjeta de crédito.

La visita guiada es en francés, pero hay audioguías en español y otros idiomas (italiano, alemán, holandés). También hay visitas guiadas grupales que duran 50 minutos y que cuesta 110 euros para grupos de entre 5 y 30 personas o 160 para grupos de 31 a 60 personas.

Parte de la visita es recorrer un camino llamado Camino de los Exploradores, una pista de tierra que fue usada por los obreros en donde hoy hay unas maquetas de obra de tamaño natural que permiten enseñar como se construyó el viaducto y con qué maquinaria. De allí la ruta sigue hasta un mirador desde el que se tiene unas vistas estupendas del viaducto en todo su esplendor.

Y ya que estás en la zona también puedes visitar los alrededores, que son realmente verdes y hermosos. Es que el viaducto está en el corazón del Parque Natural Regional Grands Causses, Patrimonio Mundial según la UNESCO, la tierra del Cañón del Tarn, de la hermosa ciudad de Millau, la ciudad del cuero y los guantes, del queso Roquefort,  y del departamento de Averyron, por donde pasa el Camino de Santiago y que tiene legado Templario y patrimonio medieval de todo tipo, y que además, de la mano del viaducto se ha convertido en un sitio más turístico.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Francia, Que ver

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*