Escapada rural en Asturias

Asturias

Asturias es una comunidad que nos ofrece muchísimo en cuestión de turismo. Si esperas grandes urbes puedes buscar otro lugar, porque en Asturias encontrarás algunas ciudades que son núcleos que se pueden visitar en poco tiempo. Pero lo mejor sin duda se encuentra en sus espacios naturales. Son muchas las personas que deciden realizar una escapada rural en Asturias.

Una escapada rural en Asturias es una de las mejores ideas que podemos tener en este lugar, ya que cuenta con muchos pueblos con encanto y con espacios naturales de gran belleza, tanto en la zona de costa como en el interior. Veremos además algunos detalles sobre estos lugares que pueden ser interesantes.

Taramundi

Taramundi

Entre montañas y valles, cerca de la frontera con Galicia nos encontramos uno de los mejores pueblos para disfrutar del turismo rural en Asturias. Se trata de Taramundi, una población en la que encontraremos espacios naturales, casas típicas con techos de pizarra y oficios artesanales. Podrás visitar la cuchillería de Taramundi para ver cómo se realizan las navajas y para comprar algunos souvenirs. En la zona de Mazonovo podrás ver el mayor museo de molinos del país, con hasta 18 molinos restaurados. Tampoco hay que perderse el Conjunto etnográfico Os Teixois, una aldea del siglo XVIII que hoy en día es como un gran museo y ha sido declarada Bien de Interés Cultural. El cercano pueblo de As Veigas es uno de esos pueblos que parecen típicamente asturianos, con sus bonitos tejados de pizarra, por lo que ofrece una bonita estampa. Además, en los alrededores hay varias rutas de senderismo, algunas incluso recomendadas si vamos con niños, por lo que otro de los planes es perderse en la naturaleza.

Bulnes

Asturias

Bulnes es un pequeño pueblo, el último de Asturias que no cuenta con acceso rodado. Hace tiempo subir a Bulnes solo era posible mediante el camino a pie que lo separa de la localidad de Poncebos, a la que sí se puede llegar en coche. Durante el invierno el acceso quedaba cortado por la nieve. Este lugar, no obstante, es conocido por quienes disfrutan de la montaña, ya que desde el pueblo se tiene acceso al conocido Naranjo de Bulnes. Hoy en día se ha instalado un funicular que nos lleva en unos minutos a este pequeño pueblo, aunque se recomienda disfrutar del encanto de la antigua ruta a pie para llegar al pueblo, pues son unos cuatro kilómetros que se hacen bien. Una vez en el pueblo se puede disfrutar contemplando el paisaje y también comiendo en alguno de los escasos restaurantes. Hoy en día, con un turismo activado, incluso hay algún alojamiento en el que quedarse. Este pueblo es sin duda una de las mejores experiencias rurales que se pueden tener en Asturias.

Cangas de Onís

Cangas de Onís

Cangas de Onís es otra de las joyas del turismo rural de Asturias, pero sin duda mucho más concurrido que Bulnes. Parte de este concejo se encuentra en el Parque nacional de los Picos de Europa, dentro del cual está el conocido pueblo de Covadonga. De ahí que sea tan conocido este punto para los turistas. En Cangas de Onís hay que pasarse por su famoso Puente Romano, aunque la cruz de la Victoria es una copia de la del siglo X. El centro de la villa es un lugar bonito y tranquilo, con acogedoras calles y una plaza en la que ver la iglesia y la estatua de Don Pelayo. Desde este punto casi siempre se viaja para hacer una visita a los conocidos Lagos de Covadonga, en plena naturaleza. En estos lagos hay varias rutas para recorrerlos y nos ofrecen múltiples estampas. El lago Ercina es el más accesible si no queremos caminar hasta los otros. De todas formas hay que tener en cuenta que la carretera para llegar es sinuosa.

Cangas de Narcea

Cangas del Narcea

Esta villa puede presumir de ser una de las que más casas blasonadas y palacios tiene, por lo que forma parte de la historia de Asturias. Es un lugar tranquilo en el cual poder disfrutar de sus calles y de lugares como el Monasterio de Corias, hoy en día un bello parador. Pero lo mejor de este concejo se encuentra precisamente en la naturaleza que lo rodea, en la belleza de sus bosques. Muniellos es el mayor robledal de toda España y se puede acceder para llegar a las lagunas del Pico de la Candanosa. Aunque al tratarse de una zona protegida, las visitas están limitadas a diario.

Villaviciosa

Villaviciosa

Terminamos con la interesante población de Villaviciosa, capital de la sidra de la región. Es aquí en donde se celebra el Festival de la Manzana y también es un lugar de costa en donde poder disfrutar durante el buen tiempo. Cuenta con la playa de Rodiles acompañada de un pinar. También es un lugar en el cual poder disfrutar de edificios del románico y el prerrománico como San Salvador de Valdedios o San Juan de Amandi.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*