Fátima en Portugal

Santuario en Fátima

Portugal cuenta con muchos puntos turísticos que queremos visitar o que ya hemos visto, como Oporto, Lisboa o el Algarve. Pero es un lugar en el que nos podemos encontrar muchos otros lugares interesantes, como puede ser Fátima, un lugar conocido por su santuario y por las leyendas e historias que ha llevado al a creación de este punto de peregrinación para muchos.

Vamos a ver todo lo que se puede ver y hacer en Fátima, ya que no solo es un lugar para visitar el santuario, aunque sea su punto más importante. Esta ciudad es pequeña, pero tiene algunos lugares de interés y vale la pena hacer una excursión para descubrirla.

La historia del santuario

Capilla en Fátima

La ciudad de Fátima se encuentra en la provincia Beira Litoral en la Región Centro de Portugal. Hasta la década de los noventa no se convirtió en ciudad, puesto que era un núcleo pequeño, pero debido a la afluencia de peregrinos creció en importancia, de ahí que se le concediese el término de ciudad. La historia de Fátima está ligada a la de tres niños pastores que en 1917 vieron la aparición de la Virgen María en la Cova da Iria. Es en este lugar en el que hoy en día se sitúa la Capilla de las Apariciones, ya que años más tarde se comenzó la construcción de la basílica y el complejo en honor a estas apariciones. Al parecer la Virgen rebeló tres secretos a estos tres pastores. El mensaje que traía era un llamamiento a la oración constante.

Cómo llegar a Fátima

Llegar a la ciudad de Fátima es bien sencillo, porque por allí pasa la autopista A1 que va de Lisboa a Oporto, una de las principales vías del país. Hay una salida directa a Fátima por la cual se llega en unos minutos al santuario. Además, esta ciudad cuenta con su propia estación de autobuses, con líneas que van a Lisboa o a Oporto, por lo que este transporte puede ser otra alternativa. No es posible llegar por tren, puesto que la parada de la estación más próxima se encuentra a unos 22 kilómetros.

Santuario de Fátima

Portugal Fátima

El Santuario es sin duda el lugar de peregrinación por el que cientos de personas se acercan a esta ciudad cada año. Este es un gran recinto en el que además nos encontramos una enorme plaza en la cual se reúnen creyentes en determinados momentos. Los días 13 de cada mes de mayo a octubre hay pequeñas y grandes peregrinaciones en la zona, por lo que si os coincide, es un buen día para ver cómo ha crecido la importancia de este lugar para la fe católica.

Este santuario es un gran conjunto formado por la Capilla de las Apariciones, en el lugar en el que se les apareció la Virgen a los pastores, la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, la Capilla de San José y la Iglesia de la Santísima Trinidad. Por toda la ciudad es posible encontrar algunas estatuas puestas en los puntos clave de las apariciones.

La Basílica de Nuestra Señora del Rosario cuenta con un estilo neobarroco. Su construcción se inició pocas décadas después de las apariciones, cuando este lugar comenzó a verse como un sitio de culto y peregrinación. Esta basílica se erigió en el lugar en el que al parecer los pastores vieron el resplandor de la Virgen, que les pareció una tormenta. La Capilla de las Apariciones fue en primer momento un pequeño edificio, el primero en crearse, pero hoy en día es una pequeña capilla moderna con una imagen de la Virgen en donde se encontraba el árbol en el que se apareció.

Grutas da Moeda

Gruta da Moeda

Más allá del complejo del santuario de Fátima, hay algunas cosas que ver. Las Grutas da Moeda son unas cuevas descubiertas en los años setenta de casualidad por unos cazadores. Unas formaciones rocosas en el interior de la tierra con varias cámaras creadas por la acción del agua durante miles de años. Hay además un centro de interpretación en el cual podremos conocer más sobre cómo se formaron estas cuevas y ver algunos fósiles del Jurásico.

Visitar Ourém

Castillo de Ourem

Si llegamos a cansarnos del fervor religioso propio de Fátima, hay algunas visitas cercanas que pueden constituir un soplo de aire fresco. Ourém se encuentra a solo diez kilómetros y es una antigua villa con gran encanto. En lo más alto de la población se alza un hermoso castillo considerado como uno de los más bonitos de Portugal. Una construcción que comenzó a levantarse en el siglo XII. Otro edificio antiguo que hay en esta bonita villa es el Palacio de los Condes del siglo XV, que se creó cuando fue reconquistada por los portugueses a los árabes. En Ourém también podremos visitar su Museo Municipal y el Monumento Natural das Pegadas dos Dinossáurios, en donde está el registro más antiguo de pisadas de saurópodos del mundo.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*