Hakone, excursión desde Tokio

Uno de los símbolos de Japón es el Monte Fuji pero salvo que estés en un edificio muy alto y el cielo esté realmente despejado no se ve muy bien desde Tokio. Para apreciarlo, junto con demás montañas, bosques y lagos hermosos hay que salir de la ciudad.

Hakone es uno de los destinos más populares y recomendables cuando se trata de experimentar el Japón lacustre. Está muy cerca de Tokio y como aquí el transporte es la mar de eficiente se llega fácil y rápido. ¡Y en horario! Veamos entonces qué podemos hacer y ver en Hakone.

Cómo llegar a Hakone

Si eres turista y compraste el Japan Rail Pass en tu país puedes hacer uso de las líneas JR,es decir, las líneas públicas. Pero en algún momento deberás pasarte a una línea privada y pagar la diferencia. Esto es común en Japón: aunque JR es muy extensa a veces sí o sí hay que pasarse a una línea privada. Por suerte, no siempre.

Con JR llegas hasta Odawara y a partir de allí puedes usar o trenes o autobuses privados. Llegas en shinkansen desde la estación de Tokio o Shinagawa en solo media hora. Deben ser los trenes Kodama y algunos Hikari así que pregunta en la oficina cuando te acerques a reservar el ticket (no todos los Hikari se detienen en Odawara). Otra opción es coger un tren local o rápido en Tokio, perteneciente a la línea JR Tokaido o el JR Shonan Shinjuku. Todo lo cubre el JRP.

Hakone

La municipalidad es extensa y tiene varios pueblos de montaña, algunos situados a orillas de lagos o en el valle. La zona entera está unida por una buena red de trenes, autobuses, cablecarriles, funiculares y barquitos. También ofrece distintos pases turísticos con distintos precios. A saber:

  • Fuji Hakone Pass: cubre el transporte en la zona y también alrededor de los Cinco Lagos del Fuji. Es de tres días e incluye opcionalmente el transporte desde Tokio. Cuesta 5650 yenes, unos 50 dólares.
  • Hakone Free Pass: de dos o tres días incluye el uso ilimitado de todos los trenes Odakyu, autobuses, funiculares, cablecarriles y botes en la zona. Y también, opcionalmente, el transporte ida y vuelta a Tokio. Cuesta 4000 yenes, unos 40 euros.
  • Hakone Kamakura Pass: es el pase más caro y proporciona tres días de uso ilimitado de trenes en la red Odakyu, el transporte en y alrededor de Hakone y el acceso a Kamakura. Cuesta 6500 yenes.

Hakone está a menos de 100 kilómetros de Tokio y un buen sitio para disfrutar de aguas termales, ver lagos y con suerte el Fujisan. Los resorts de onsen son populares y una buena manera de disfrutarlos es dormir en un ryokan, un alojamiento tradicional japonés. Hay de todos los precios y te aseguro que la experiencia vale la pena.

Después hay pueblos termales propiamente dichos como Yumoto, cerca de Odawara, uno de los más famosos. Hay ryokans escondidos en la montaña, por ejemplo, y otros a orilla del Lago Ashi. Si no te alojas en un ryokan puedes disfrutar igual de un baño termal en uno público, abierto a los viajeros, por entre 500 y 2000 yenes. Apunta los nombres de estos ryokan: Tenzan, Hakone Kamon, Yunosato Okada, Hakone Yuryo o Kappa Tengoku.

Qué visitar en Hakone

Japón es un país volcánico cuya geografía está marcada por su agitada historia. Hakone tiene mucho para ver así que puedes optar por hacer y ver todo o por limitarte a un circuito más pequeño. Depende de lo que quieras hacer y el tiempo del que dispongas.

Para el circuito corto bajas del tren en Odawara o en Hakone-Yumoto y te pasas al tren Tozan que tras 50 minutos minutos de viaje termina en Gora. Aquí te pasas al funicular hasta la última estación, haces trasbordo al cablecarril y terminas a orillas del Lago Ashinoko. Puedes cruzar el lago en bote y terminar en Hakone-Machi o Moto-Hakone desde puedes tomar el autobús y regresar a tu punto de partida. Este circuito no dura mas de tres horas.

¿Y el circuito largo y completo? Te bajas del tren en Odawara o Hakone-Yumoto. Si bajas en la primera estación puedes conocer el Castillo Odawara que está a solo 10 minutos de distancia y sobre una colina. Si no tomas en la misma estación un tren vintage, el Tozan, hasta la estación Hakone-Yumoto, un pueblo pequeño pero bonito. Hay una oficina de turismo con personal que habla ingles y que te dará mapas y panfletos de lo que puedes hacer  y ver aquí.

Obvio, hay casas de baños termales y puedes quedarte un día. Si no te vuelves a trepar al tren porque el recorrido que queda es precioso, colina arriba. Llegas a la estación Miyanoshita, con muchos onsen. Aquí hay un hotel antiguo, del siglo XIX, en el que puedes beber o comer algo. Dos estaciones más adelante, en Chokokuno-Mori, tienes los paisajes mas hermosos de Hakone y el Museo al Aire Libre de Hakone dedicado a la escultura moderna.

Si caminas diez minutos llegas a Gora, la termal del Tozan. Aquí te subes al funicular que trepa la ladera de la montaña. Cada parada tiene lo suyo pero el viaje termina en Souzan donde tomas el cablecarril Hakone que te lleva derecho a las alturas  en un recorrido de cinco kilómetros. A medio camino tienes Owakudani, una zona alrededor de un cráter que explotó hace tres mil años y que hoy conserva fumarolas sulfúricas, estanques termales y ríos de aguas calientes. Además, con buen clima hasta puedes ver el Monte Fuji.

Es aquí donde puedes comprar huevos cocidos directamente en el agua volcánica y que quedan bien negros. ¿Lo viste alguna vez en tele? Hay restaurantes y tiendas. Si eres más aventurero y traes zapatos cómodos entonces puedes seguir viaje caminando y llegar hasta la cima del Monte Kamiyama y al Monte Komagatake. Aquí tomas el funicular de nuevo y bajas al Lago Ashinoko. Calcula dos horas de caminata con viento y alguna que otra llovizna.

Si no quieres caminar tanto tienes un recorrido intermedio: caminas media hora hasta el Monte Kamiyama y después bajas hasta la orilla del Lago Ashinoko. No lejos está el funicular Hakone que conecta con Owakudani. Calcula una excursión de cinco horas. Owakudani es una de las estaciones del funicular Hakone que une Souzan con Togendai.

También puedes pasear en bote por el Lago Ashinoko, lago de caldera que forma parte de la clásica postal del Fujisan. Hay aldeas en sus orillas, nada muy desarrollado, y un par de resorts. Hay dos empresas que tienen cruceros y el recorrido no dura mas de media hora y cuesta unos 1000 yenes. Incluso uno de los barcos es un barco pirata y otro un barco a vapor onda Mississippi. La verdad es que con tiempo el circuito largo es mucho más recomendable porque verás casi todo lo que Hakone tiene para ti.

Por eso, mi consejo es que lo tomes más como una excursión de dos o tres días. Te alojas en la zona, paseas, descansas, sales por la noche y entonces regresas a Tokio.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Consejos, Tokio

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*