Isla La Graciosa

Imagen| Turismo Lanzarote

La octava isla de las Canarias, La Graciosa, reúne todos los atributos necesarios para pasar unos días que potencien tu bienestar y felicidad. Tiene un clima buenísimo, unas playas de ensueño rodeadas de dunas blancas y volcanes, unos paisajes maravillosos… parece que esté ideada para olvidarse de todo. A tan sólo tres horas de avión desde Madrid, te revelamos el secreto mejor guardado de las Islas Canarias.

Aunque no está muy claro el origen de su nombre, la verdad es que inspira buen rollo y ya llama la atención. La primera mención hacia esta isla la encontramos en una crónica del rey Enrique III. Muchos navegantes hacían escala en su puerto natural de viaje hacia América y sus primeros habitantes fueron familias de pescadores procedentes de Lanzarote que se instalaban aquí durante la temporada de pesca y más tarde, hacia finales de siglo XIX, La Graciosa fue también objeto de investigación por parte de naturalistas como Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland.

¿Cómo llegar a La Graciosa?

Una vez aterrizamos en las Canarias, a la isla de La Graciosa se accede en barco desde Lanzarote, de donde parten pequeños barcos de línea y rutas de ferry que te acercan en sólo 20 minutos a Caleta del Sebo, el único pueblo donde están todos los hostales y restaurantes de la isla.

Si sólo vas a pasar el día, lo más aconsejable es tomar el primer o segundo barco que llegue a La Graciosa, para aprovechar al máximo el tiempo. El trayecto cuesta unos 15€ aproximadamente.

Isla sostenible

La Graciosa busca la sostenibilidad, sin ir más lejos, hace dos años se convirtió en la segunda isla del mundo en consumir energía cien por cien renovable tras El Hierro, de manera que en este sentido dejó de depender de Lanzarote desde donde llega la electricidad a través de un cable submarino.

Esta isla es pura naturaleza, sus calles son de arena y no hay un centímetro de alquitrán. Sus casas de máximo dos plantas están pintadas de blanco y las ventanas están decoradas con verde o azul, muy al estilo marinero.

¿Qué hacer en La Graciosa?

Imagen| Turismo Lanzarote

Playas y calas

Con su clima benigno y agradable, unos 20ºC de media que no suelen superar los 30ºC en verano, La Graciosa te invita a disfrutar de la naturaleza y de actividades al aire libre para desconectar. Playas paradisíacas bañadas por el océano Atlántico y de arena blanca rodeadas volcanes perfectas para tomar el sol, caminar por la orilla del mar escuchando el rumor de las olas, darse un chapuzón o practicar deporte al aire libre.

Una de las playas más recomendables para olvidarse de todo es Baja del Ganado, de aguas turquesas y arena blanca que contrastan con las rocas volcánicas negras de su entorno. ¡Ideal para dar mucha envidia en tus fotos de Instagram!

La playa de La Francesa es una de las más concurridas por los turistas. Se trata de una playa con arena blanca y aguas tranquilas de color azul celeste. Aquí atracan todos los barcos que realizan excursiones por el litoral de la isla y es ideal para practicar snórkel.

Desde la playa de las Conchas con su gran arenal virgen se aprecia el océano Atlántico en toda su inmensidad. No es tan concurrida como la anterior por lo que puedes disfrutar a tus anchas de esta bonita playa.

Próximo al volcán de la Montaña Amarilla hay una cala espectacular llamada La Cocina. El contraste del color esmeralda de sus aguas y el amarillo de los acantilados que la resguardan es impresionante.

La playa del Ámbar es conocida por sus dunas y su paisaje medio lunar. Por último, si buscas un lugar donde reine la calma total debes poner rumbo a la playa virgen de la Caleta de Pedro Barba, el segundo pueblecito de La Graciosa.

Excursiones

Las excursiones a pie o en bicicleta por La Graciosa son otras de las actividades que podrás realizar durante la visita. Son cuatro las principales rutas de senderismo que encontramos en la isla y que nos conducen a sus principales puntos de interés:

  • Caleta de Sebo – Playa de la Francesa – Playa de la Cocina – Montaña Amarilla.
  • Caleta de Sebo – La Mareta – Baja del Corral – Punta del pobre.
  • Playa de las Conchas – Majapalomas – Pedro Barba.
  • Caleta de Sebo – Pedro Barba – Punta de la Sonda

A la hora de realizar estas rutas debemos seguir los senderos establecidos sin desviarnos de su trazado para evitar erosionar o deteriorar el terreno del entorno. ¡Cuidemos el medio ambiente!

Las profundidades de La Graciosa

Imagen| Pixabay

El mundo submarino es una de las mayores atracciones de La Graciosa y muchos amantes del buceo y el snorkel viajan a la isla atraídos por sus aguas. La temperatura y el fondo marino son perfectos para la práctica de estas actividades.

La Graciosa y los islotes de Roque del Este, Roque del Oeste, Alegranza y Montaña Clara se enmarcan dentro de la Reserva Marina del archipiélago Chinijo, un área de excepcional valor paisajístico y la mayor reserva del continente.

Que la pesca comercial esté prohibida en estas aguas hace posible que especies como pejeperros, salmonetes, lábridos o peces globo se reproduzcan con facilidad, ayudando a la conservación de los ecosistemas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*