La Molina

Imagen| Pixabay

Los aficionados al esquí seguramente hayan pisado alguna vez La Molina, una estación deportiva ubicada en la Cerdaña, una comarca del Pirineo Catalán en la provincia de Gerona que fue a primera estación de esquí español en instalar un remonte mecánico en el año 1943. Décadas después, La Molina se ha transformado en una área innovadora y moderna que cuenta con una amplia oferta lúdica y deportiva para satisfacer al público de todas las edades. A continuación conocemos un poco mejor esta estación de esquí catalana.

Los esquiadores que pongan rumbo a La Molina para disfrutar de este deporte invernal pueden practicarlo en 68 kilómetros divididos en más de 60 pistas adaptadas a todos los niveles. La cota mínima es de 1.700 metros y la cota máxima es de 2.445 metros. Estas alturas ofrecen unas vistas espectaculares que combinan la sierra con el bosque gerundense.

Así es la estación de esquí La Molina

Los principiantes que desean aprender a deslizarse sobre la nieve con soltura tienen la suerte de contar en La Molina con 13 escuelas de snowboard y esquí que enseñan las nociones básicas para esquiar por sus pistas azules y verdes, las cuales se localizan en los sectores de Coll de Pal, Pista Llarga y Trampolí.

No obstante, los más experimentados pueden poner en práctica su estilo y habilidades en las pistas rojas y negras de la estación de esquí de La Molina. Además, dispone de un snowpark de iniciación y otro de extensas superficies que tiene el halfpipe más grande del Pirineo Catalán.

Cabe destacar que La Molina ha sido sede oficial de varias competiciones internacionales entre la que se encuentra el Campeonato Mundial de Snowboard 2011.

Imagen| Pixabay

Actividades en la estación de La Molina

Si el esquí no es tu fuerte pero vas a La Molina a acompañar a tu familia o amigos, la estación ofrece un buen número de actividades para pasarlo bien mientras los demás hacen deporte. Por ejemplo, si quieres contemplar el paisaje que ofrece la Vall de la Cerdanya y las cimas que la rodean es muy recomendable subir en el telecabina, que conduce al punto más alto de la estación en el que se encuentra el refugio del Niu de l’ Àliga desde el que se tienen vistas increíbles que te dejarán asombrado.

La estación de esquí La Molina también tiene rutas y circuitos para dar un paseo en segway, un vehículo eléctrico de dos ruedas que lo puedes conducir tú mismo para aden

trarte en la naturaleza o mediante una moto de nieve haciendo un recorrido nocturno sólo alumbrado por las luces de la moto. Un plan diferente para quienes quieran disfrutar de La Molina de un modo singular.

Imagen| Pixabay

Servicios La Molina

Gastronomía

La estación de esquí La Molina ofrece a sus visitantes diversos espacios de restauración en los que tomar un aperitivo o comer platos elaborados de montaña. Entre las opciones gastronómicas se encuentran el restaurante El Bosc (donde degustar una escudella tradicional o carnes a la brasa), la cafetería Costa Rasa (ideal para tomar una bebida caliente acompañada de un bocadillo), la cafetería Alabaus (un lugar acogedor con las mejores vistas de la zona del Pla d’Anyella) o la cafetería El Roc (perfecto para tomar un completo desayuno antes de una intensa jornada en la nieve).

Área infantil

La estación de esquí La Molina también dispone de dos espacios dedicados a los más pequeños: un parque infantil y un parque de nieve. El primero está dedicado a los niños de corta edad y cuenta con cuidadores mientras que el segundo está destinado a niños a partir de cuatro años que quieran familiarizarse con los deportes de invierno y la nieve. Por ello ofrecen escuelas y cursillos de iniciación así como clases particulares.

El parque infantil de la escuela de esquí de La Molina ofrece dos espacios para hacer actividades dirigidos a niños y niñas de distintas edades: el parque de nieve y el parque infantil.

Alquiler de material

La estación de esquí La Molina ofrece un servicio de alquiler de material para la práctica de deportes invernales como el esquí, el snowboard o las raquetas de nieve tanto para adultos como para niños.

¿Cómo llegar a La Molina?

Esquiar en la estación de La Molina tiene la ventaja de que conecta con diferentes medios de transporte como los siguientes:

  • Coche: Desde Barcelona el viaje tiene una duración de 2 horas aproximadamente.
  • Tren: Tomar la línea R3 y hacer el recorrido de Hospitalet de Llobregat – Vic – Ripoll – Puigcerdà – La Tour de Carol, parada de La Molina. Desde la estación de tren se puede coger un bus que tiene una frecuencia de paso de 15 ó 30 minutos hasta la estación de esquí La Molina.
  • Avión: los aeropuertos más próximos son los de Barcelona – El Prat (a 166 kilómetros), el de Gerona – Costa Brava (a 127 kilómetros) y el aeródromo de la Cerdaña (a 16 kilómetros).

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Escapadas, Gerona, Viajes

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos podemos topar, por ello en Actualidad Viajes te daré los datos que necesitas para disfrutar al máximo de tus vacaciones en cualquier rincón del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*