La península de Jutlandia

La península de Jutlandia es una hermosa lengua de tierra compartida por dos países. Una parte es alemana y la otra es danesa. Tiene paisajes muy hermosos así que recibe muchos visitantes con ganas de estar al aire libre.

La península está en la parte continental de Dinamarca y al norte de Alemania y también es conocida con el nombre de península Cimbrica o Cimbria, derivando este nombre de los pueblos cimbros y jutos que solían vivir en la zona. Tiene paisajes hermosos, mucha naturaleza y obvio, mucha tranquilidad. ¿Te gustaría conocerla?

La península de Jutlandia

Es dueña de paisajes abiertos, de llanuras y turberas, hay pocas elevaciones así que es más bien llana con suaves ondulaciones. La península tiene alrededor de 30 mil kilómetros cuadrados y aunque en relación al tamaño total de Dinamarca es importante (representa los dos tercios del país), no está muy habitada y solo casi dos millones y medio de valientes viven en ella.

El perfil costero está decorado con fiordos glaciares y algunas dunas. Naturalmente en invierno hace mucho frío, alrededor de 0 grados, mientras el verano es bastante húmedo y con una temperatura que ni araña los 20 ºC. La bordea el Mar del Norte, el Báltico, Kattegat y Skagerrak, y al este y al sur está Alemania.

La parte norte de la península está separada del continente por un estrecho canal que corta la península de costa a costa. Solía ser simplemente una entrada de agua salobre, pero en 1825 con una inundación del Mar del Norte, artificial, se logró la conexión coast to coast. 

Del lado danés hay diez ciudades y casi todas componen la zona metropolitana y más poblada de la península. La parte alemana tiene dos partes y sus ciudades más importantes son Flenburg y Kiel.

Lo cierto es que de esta parte de Europa migraron los primeros anglos a lo que a la postre sería Inglaterra, de allí el nombre. Hoy en día se habla un dialecto local que difiere bastante del danés oficial. Aunque viene declinando con el tiempo trata de preservarse por cuestiones culturales.

Turismo en Jutlandia

Jutlandia ofrece historia, cultura y naturaleza. Es el norte de Jutlandia lo que nos ofrece lo último. El norte es prácticamente tierra aparte gracias al estrecho o fiordo de Limfjord del que hablamos más arriba. El mar la rodea por todas partes así que en cierta forma se está aislado y se disfrutan, en verano más horas de sol.

Aquí en el norte es donde se concentran los pueblos más turísticos, algunos típicos de pescadores, o también la moderna ciudad de Aalborg. Esta ciudad es la cuarta en cantidad de habitantes urbanos en el país y está a 412 kilómetros de Copenhagen. Mira al mar y está rodeada por varias montañas bajas y aldeas. La ciudad es de orígenes medievales y concentra los hoteles, los museos y los restaurantes. Es un buen sitio para alojarse.

Hay algunos lagos artificiales cerca, tiene muchos parques y espacios verdes, parque de atracciones, cementerios vikingos, edificios históricos como el ayuntamiento del siglo XVII o distintas casas de comerciantes adinerados y hasta un castillo construido por el rey Cristán III. También supo ser el corazón de un movimiento artístico conocido como los pintores de Skane, hace un siglo.

Aquí en el norte de Jutlandia también está el parque nacional de Dinamarca más antiguo y más grande, el Parque Nacional Thy con mas de 200 kilómetros cuadrados y hermosos paisajes con praderas, mar y dunas. Y entre ellas verás muchos bunkers que datan de la Segunda Guerra Mundial. Una buena manera de recorrer el paisaje es alquilar una bici pues hay muchas rutas de ciclismo o senderos para caminar. También ofrece excursiones de pesca, surf o paseos en kayak.

El sur de Jutlandia, por otra parte, es la frontera danesa así que hay aquí mucha historia y mezclas culturales. El fiordo de Flensburg es la frontera natural con Alemania pero hay playas y paisajes tan abiertos que parece que te invaden.

El Mar de Waden es un parque nacional, un tesoro natural para quienes disfrutan observando aves y animales salvajes. Es Patrimonio Mundial. También por aquí, en el sur, hay castillos, ciudades medievales y antiguas iglesias en muy buen estado de conservación. El castillo es el Koldinghus, hoy en ruinas. También está la vieja torre de agua en Tonder, hoy también devenida en museo.

Y como el sur de Jutlandia linda con Alemania aprenderás mucho sobre la relación entre ambos países durante la Segunda Guerra y antes, sobre la guerra entre estas dos naciones en el siglo XIX. También está el Museo Frtoslevlejrens.

El pasado medieval se concentra en el Castillo Museo de Sonderborg y en el Torneo de Caballeros que se celebra aquí todos los años. Es una típica justa medieval con caballeros, caballos y lanzas. Y si te gustan los vikingos ahora que están tan de moda puedes irte más al sur de Jutlandia y ver las fortificaciones vikingas de Danevirke.

¿Vas en verano y quieres disfrutar de las playas? Pues hay playas tranquilas, por ejemplo en la península de Kegnaes, en Als, una isla o sobre la costa del Pequeño Belt. También sobre el Mar de Wadden o en la isla de Romo, con sus amplísimas playas.

¿Cómo llegar a Jutlandia y moverse por allí? El norte es muy sencillo porque es más compacto y en poco tiempo recorres mucho ya sea en coche, tren o bus. Es genial para recorrer en bici porque tiene una red bien señalizadas de rutas para bicicletas y no tiene elevaciones imposibles. Si te interesa conocer alguna islita sobre la costa siempre puedes hacer uso de los ferries. En cuanto a los buses funcionan de ciudad en ciudad y dentro de ellas también.

En las ciudades más grandes el bus pasa cada 20 minutos y hay autobuses nocturnos, pero en los destinos mas pequeños puede que solo funcionen en verano. Si te interesa apunta este sitio web www.rejseplanen.dk para más información. El tren es confortable y rápido y puedes comprar el ticket en la misma estación en una taquilla o en una máquina automática. Viajar sentado tiene otro precio, eso sí, aunque es recomendable en horas pico. Una opción es usar el ticket rejsekort, que te permite viajar en tren, bus y metro y que sirve en todo Dinamarca.

Para terminar, algunos datos prácticos de utilidad: la compañía danesa de trenes funciona muy bien. El viaje de Conpenhage a AArhus tarda tres horas y hasta Aalborg unas cuatro horas. También es útil es Eurial Pass.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Dinamarca, Que ver

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*