La Torre de Belém

 

Si te gusta la arquitectura hay muchos edificios y estructuras que merecen ser conocidas en persona. Portugal tiene, por ejemplo, muchos edificios valiosos, y entre los más conocidos está la llamada Torre de Belém.

Esta torre antigua figura dentro de la lista de Patrimonios de la Humanidad desde 1983. Tenía originalmente funciones militares y está en Lisboa, capital de Portugal, así que si vas de visita a esa ciudad no dejes de incluirla en tu recorrido después de leer este completísimo artículo sobre ella.

La Torre de Belém

Como dijimos más arriba es una construcción de origen militar ubicada en el barrio de Santa María de Belém, la parte de Lisboa con amplios jardines y parques públicos y muchos museos. En sus casi cuatro kilómetros cuadrados de superficie contiene palacios, monasterios, conventos, iglesias y monumentos así que no podrás obviarlo.

La torre empezó a construirse en 1516 cuando Portugal estaba gobernado por Manuel I. Formaba parte de un sistema de defensa más amplio en el que participaba también el Fuerte de San Sebastián de Caparica y el baluarte de Cascais, todo cerca del río Tajo. Su función era precisamente defender de los invasores que podían llegar por el cauce del río.

Las obras de la torre estuvieron lideradas por un experto en construcciones militares defensivas, Francisco de Arruda, arquitecto y escultor perteneciente a una eximia familia de constructores, y Diogo de Boitaca, arquitecto e ingeniero. Juntos trabajaron hasta que la torre fue concluida en 1520.

La torre tiene un estilo oriental e islámico aunque el estilo manuelino es el que la caracteriza más. Este estilo es típico del país y se desarrolló con el reinado Manuel I de Portugal. Sería, según los expertos, la variación portuguesa del gótico europeo, y con este estilo la Torre de Belém puso fin a las más tradiciones torres del homenaje, bien medievales.

La torre es hermosa por fuera, toda de piedra, pues tiene galerías abiertas, almenas con forma de escudos, algunas torrecitas de vigilancia, en estilo mozárabe, cuerdas esculpidas sobre la fachada y elementos naturalistas entre los que se destaca la figura de un rinoceronte africano y otras provenientes de las nuevas colonias de ultramar. Vale decir que el primer rinoceronte llegó al país en 1513 desde India.

Dentro la torre tiene un claro estilo gótico. Nomas entras hay 16 cañones y el sistema de huecos por donde eran arrojados los prisioneros o los fosos. Se la puede ver como compuesta por dos elementos: la torre en sí y el baluarte. La torre es cuadrangular y con aires mas medievales, tiene cinco pisos y en la parte superior está coronada por una terraza. Una escalera caracol algo estrecha comunica todos los niveles y cada uno tiene un nombre, de abajo hacia arriba: la sala del Gobernador, la Sala de los Reyes, la Sala de Audiencias, la Capilla y la Terraza.

La Sala del Gobernador tiene un techo a la cal de forma abovedada y por ella se accede a las torres de vigilancia. La Sala de los Reyes posee una chimenea decorada, puerta al balcón que mira al sur y techo elíptico. La Sala de Audiencias mira a la terraza del baluarte y tiene dos ventanas con balaustrada mientras que la Capilla albergaba antiguamente un oratorio con la Cruz de Cristo y el escudo real.

Finalmente, en el quinto piso está la terraza desde la cual se tiene una magnífica vista del río Tajo y todo su estuario más algunos otros edificios de la ciudad como el Monumento a los Descubrimientos o el Monasterio de los Jerónimos y su capilla.

A lo largo de sus quinientos años de historia la torre ha tenido distintas funciones. Los cañones eran para la defensa, dieciséis cañoñeras en total, todas de tiro rasante, y sobre el terraplén con sus almenas se ubicaba la segunda línea de fuego. Lo cierto es que a pesar de su origen defensivo a lo largo de sus quinientos años de historia ha tenido más funciones y ha sido, por ejemplo, prisión y armería. Fue prisión durante entre 1580 y 1640 y allí estuvieron muchos prisioneros políticos.

La Torre de Belém, su construcción, está enmarcada por la era del Descubrimiento así que también desde aquí han partido muchas expediciones portuguesas hacia América, India, Asia y África. Así, es el símbolo de la ciudad y eso lo recuerda algunas de sus esculturas, por ejemplo la de San Vicente, el santo patrón de Lisboa. También tiene una estatua de la patrona de los viajes y se dice que la del rinoceronte sirvió como inspiración a Durero en su propia obra del animal.

El rinoceronte llegó de la India como un regalo del gobernador de la India portuguesa para el rey. Pisó el país en 1515 y fue el primer rinoceronte en Europa en más de mil años. Fue muy popular y por eso se lo incluyó en las decoraciones de la torre y por eso mismo también Durero hizo su xilografía.

La torre tiene mas de cinco siglos de historia así que a estas alturas es una visita obligada cuando estás en Lisboa. Aquí te dejamos información práctica para la visita:

  • Ubicación: Torre de Belém, 2715 – 311, sobre la costa, al oeste de la ciudad.
  • Cómo llegar: puedes tomar el tranvía 15 o distintos autobuses (27, 28, 29, 43, 49, 51 o 112. También el tren, línea Cascáis, bajando en Belem.
  • Horarios: entre octubre y abril abre de 10 am a 5:30 pm. De mayo a septiembre lo hace de 10 am a 6:30 pm. Cierra todos los lunes, el 1 de enero, domingo de Pascua, 1 de mayo y navidad.
  • Precio: la entrada cuesta 6 euros por adulto pero  si pagas 12 euros tienes un ticket combinado que te permite visitar además el Monasterio de los jerónimos. Si pagas 16 euros puedes sumarle el palacio de Ajuda. Los mayores de 65 años pagan la mitad y los menores de 12 años tienen entrada gratuita. Si tienes la Lisboa Card también es gratuita.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Guías, Lisboa

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*