La Villa de Ararapira, ciudad fantasma de Brasil

Villa de Ararapira

No hay que irse tan lejos para ver auténticas ciudades y pueblos fantasmas que han ido quedándose despoblados a lo largo de los años. Sin ir más lejos, muchos de los pueblos de interior de nuestras “castillas” han ido quedándose deshabitados hasta el punto de que se han llegado a vender por cifras simbólicas y hasta se han ofrecido puestos de trabajo y casas para conseguir que volvieran a ser lo que fueron antaño.

Pero hoy nos llama la atención especialmente una ciudad de Brasil, o mejor dicho, una villa de Brasil. Se trata de la Villa de Ararapira, ciudad fantasma que nadie se atreve a visitarla. Si queréis saber cuáles son los motivos por los que esta villa permanece siempre tan sola, sigue leyendo a continuación. ¡Te sorprenderá!

Situación e historia

Esta villa la encontramos ubicada en la frontera entre São Paulo y Paraná. Su población máxima fue de tan solo 500 habitantes y hoy es conocida como la ciudad fantasma. En ella podemos encontrar desde una iglesia hasta decenas de casas, un cementerio, etc., y todo en muy buen estado de conservación, a pesar del tiempo y la dejadez que sufre.

A la ciudad únicamente se accede en barco o en catamarán, y cuando se llega a ella un leve escalofrío se siente recorrer el cuerpo. Da toda la sensación de que fue un lugar abandonado a toda prisa, como si de un apocalipsis zombie de serie de ciencia ficción se tratara. Las casas aún permanecen con las puertas cerradas, pero pueden verse el interior de muchas de ellas por las ventanas. Todo normal hasta ahora: hay algunos electrodomésticos, la cocina, una mesa, sillas, sofás… La iglesia también parece que fue desalojada a toda prisa. Su altar aún está muy bien arreglado y como si el cura fuese a aparecer en cualquier momento: quedan las imágenes, las velas, los bancos,…

En realidad, se pregunta a los vecinos de alrededor y nadie sabe con certeza cuándo ni por qué los habitantes de la villa se marcharon. Tampoco se conocen los motivos por lo que se dan lugar a especulaciones, inevitablemente.

A continuación, os contamos algunas de las versiones más extendidas. Juzguen vosotros mismos:

  • Primera versión: Los primeros habitantes de la villa llegarían al inicio de la colonización de Brasil y la salida de los mismos se produciría por una disputa entre São Paulo y Paraná. Hasta los años 1920, pertenecía a Sao Pablo y luego Paraná ganó la posesión de Ararapira, pero la abandonó.
  • Segunda versión: tiene que ver con la erosión. La villa está siendo engullida por la tierra, literalmente, siendo tragada por el agua, debido a la fuerza de las mareas y al cambio geográfico del lugar, tras haber hecho una apertura artificial del canal de Ararapira para el paso de barcos. Esta es una de las versiones más plausibles de porqué los habitantes pudieron hacer las maletas y marcharse con viento fresco a otro lado de Brasil. Según los habitantes de pueblos cercanos y profesionales del medio ambiente, de continuar el hundimiento, la villa será tragada totalmente por el agua.

Como último detalle que añadir a esta misteriosa villa es que el lugar es considerado Patrimonio Natural de la Humanidad y Reserva de la Biosfera.

Algunos pueblos fantasmas de España

Como dijimos anteriormente, también en nuestro país tenemos nuestros propios pueblos fantasmas, y para muestras todos estos que a continuación os nombramos:

  • Escó, pueblo de Zaragoza.
  • Ochate, pueblo de Burgos.
  • Os Teixois, pueblo asturiano.
  • Belchite, otro pueblo maño que se suma a la lista.
  • La Mussara, pueblo de Tarragona.
  • Granadilla, en Cáceres.
  • Umbralejo, en Guadalajara.

¿Qué te parecería tener la posibilidad de habitar Villa de Ararapira o algún pueblo de los nombrados en el párrafo anterior? ¿Presentarías tu “candidatura” para visitarlo únicamente o te atreverías a habitarlo de nuevo? ¿Qué otros pueblos, ciudades o villas del mundo conoces que han sido deshabitadas a lo largo de los años y por qué motivos lo hicieron?

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *