Laguna Negra de Urbión

Laguna Negra de Urbión

La visita a los parajes naturales más increíbles también es una buena idea para una escapada. En este caso hablamos de la Laguna Negra de Urbión, situada en Castilla y León. Esta laguna es de origen glaciar y se encuentra en el paraje natural de los Picos de Urbión y la Sierra Cebollera en el término municipal de Vinuesa, Covaleda y Duruelo de la Sierra.

Si os gustan las escapadas centradas en los espacios naturales, es una gran idea ir a la Laguna Negra de Urbión, ya que es encuentra en un bello espacio natural que podremos explorar. Descubre todo lo que puedes ver y hacer en esta zona de la naturaleza de Castilla y León.

Conocer la Laguna Negra de Urbión

Laguna Negra

La Laguna Negra se encuentra en el norte de la provincia de Soria en una zona conocida como el Parque Natural de la Laguna Negra y los Glaciares de Urbión. Esta zona de la laguna se encuentra a 1.773 metros de altitud, rodeada por montañas y por una zona boscosa en la que predominan las hayas y los pinos. Dependiendo de la temporada la laguna tiene un aspecto diferente, ya que durante el invierno hay nieve y en verano se pueden ver los tonos verdes del bosque. El color de la laguna puede parecer más oscura con luz de invierno pero también puede parecer verde durante el verano. Es un paisaje que varía mucho dependiendo de la temporada.

Este parque tiene mucho por ver entre el bosque de 5.000 hectáreas y la fauna. Su pico más alto es el Pico Urbión con 2.228 metros de altura. Además, tiene la peculiaridad de contar cerca con otras lagunas, la Laguna Helada y la Laguna Larga. Sobre la Laguna Negra hay una leyenda, y es que dicen que no tiene fondo, y que cuenta con un túnel en sus profundidades que llega directamente al mar. No obstante, solo son habladurías, porque está comprobado que su fondo es de ocho metros de profundidad. El primer domingo de agosto se celebra cada año la travesía a nado de la Laguna Negra, todo un acontecimiento en la zona.

Cómo llegar a la Laguna Negra

Laguna Negra

Llegar a la Laguna Negra es fácil porque está bien indicado, ya que es un lugar que en los últimos años ha contado con mayor afluencia. La mejor forma de llegar es desde el pueblo de Vinuesa, una población que se encuentra cerca de Soria. Si partimos de esta ciudad, tenemos que coger la carretera N-234 y coger el desvío hacia Cidones por la SO-810 hasta Vinuesa. Una vez en el pueblo tenemos que coger la pista forestal que hay en la zona de atrás del pueblo, antes del río Revinuesa. Sigue por esta pista y llegas al aparcamiento de la Laguna Negra en donde dejar el coche. Dejar el coche en el aparcamiento tiene un coste bajo en el cual también suele ir la posibilidad de visitar el Museo del Bosque de Vinuesa.

Desde este aparcamiento hay dos opciones, dependiendo de si estamos dispuestos a caminar o preferimos la versión más cómoda. Podemos hacer el camino a pie y son unos dos kilómetros o bien coger el autobús que nos lleva más cerca de la laguna. No obstante, hay que decir que este autobús solo está disponible de julio a septiembre, es decir, en temporada alta. el resto del tiempo tendremos que caminar hasta la laguna. Los autobuses circulan cada media hora. Del lugar en el que te deja el autobús solo hay unos metros a pie hasta la laguna.

Qué hacer en la Laguna Negra

Laguna Negra

La Laguna Negra es un espacio natural que nos ofrece un lugar muy bonito en el cual descansar y respirar aire puro. Hay una pasarela de madera para ver todo el lago, por lo que será un paseo fácil y agradable. Además, hay que tener en cuenta que es un espacio natural en el que caminar, por lo que deberíamos llevar ropa cómoda y calzado apto para caminar. En esta zona lo fundamental es disfrutar de los paisajes y de su belleza. Además, en las cercanías hay algunas rutas de senderismo para los más aventureros. Es importante tener en cuenta también que el valor natural de este espacio se debe conservar, por lo que no hay que arrojar basura o hacer fuego.

Visitar Vinuesa

Vinuesa

Si la visita a la Laguna Negra nos parece corta o tenemos tiempo de sobra, podemos visitar también la pequeña población de Vinuesa. Es un pueblo muy bonito que conserva los casones de piedra tradicionales, lo que le aporta un gran encanto. Lo ideal es pasear por sus callejuelas y ver también la gran iglesia de la Virgen del Pino, que llama la atención por sus dimensiones en un pueblo pequeño. También puedes visitar el Museo del Bosque y si te queda tiempo probar la estupenda gastronomía de la zona con sus embutidos y carnes.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*