Las islas portuguesas más hermosas

Sin dudas Portugal es uno de los destinos de verano más elegidos por quienes viven en las partes más frías de Europa. Pero más allá de su belleza continental y de su celeste litoral, el país tiene islas hermosas, maravillosas cada una a su manera.

Lo bueno de estas islas portuguesas es que el clima es tropical durante todo el año, así que la visita puedas planearla a tu entero gusto. Hoy, entonces, las islas portuguesas más hermosas, esas que no pueden faltarte en tus veranos.

Islas portuguesas

Portugal tiene un puñado de islas que realmente son pequeños paraísos donde el clima es cálido durante todo el año. Hoy vamos a hablar de la Isla Sao Miguel, Cabo Verde, Ilha de Armona, Madeira, Flores, Terceira, Pico, Porto Santo, Ilha Da Tavira y la Isla Faial.

La isla Sao Miguel es una isla genial para recorrer y admirar. Forma parte del grupo de las Islas Azores y es la más grande del grupo. Tiene muchas calderas volcánicas y precisamente por su origen  abundan las termas. En ciertas épocas del año, además, desde la costa se ven ballenas y delfines y se pueden hacer incluso tours para apreciar a estos animales más de cerca. Puedes llegar en avión, hay un aeropuerto, y el mejor momento para ir es entre abril y noviembre.

Una buena isla para descansar es la famosa Cabo Verde, aunque está en Mozambique. Se trata de una constelación de islas volcánicas, diez en total, con climas balanceados todas. Es decir, el clima es más bien seco, no suele ser ni muy caluroso ni muy frío. Es al mismo tiempo un destino cultural, por su ubicación africana.

Es un gran destino turístico, famoso. Su ciudad capital es Praia, que es donde se concentran los hoteles, restaurantes y demás. El mejor momento para visitarla es de noviembre a junio.

La Ilha De Armona pertenece a la región de Algarve y es un destino alejado del mundillo turístico. Está cerca de la costa, no hay coches, hay poca gente y se respira relax tropical. La isla tiene una playa sobre el Atlántico y otra sobre el río Formosa. Si hay marea baja se forman cómodas y espectaculares piscinas naturales. Hay dunas salpicadas de flores, aguas transparentes y muchos bares y restaurantes que se ubican cerca del embarcadero donde te deja el ferry.

El ferry solo tarda 20 minutos. Sale de Olhao y el servicio de ferry es continuo, todo el año, aunque con más frecuencia en los meses de verano, julio y agosto. De ambos lados del atracadero está la playa de la Ría de Armona, de Bandera Azul. La playa atlántica está del otro lado de la isla, recorrido de poco más de un kilómetro en el que se puede ver las pintorescas casitas de los pescadores. Verás también el camping de la isla y la agencia de turismo en la que se contratan las excursiones.

Para alcanzar la playa cruzas una pasarela de madera que vuela sobre las dunas amarillas, salpicadas de malvas. Hay un puente al oeste que te lleva a la parte de la isla donde las mareas suben y bajan y se ve el ir y venir de los barcos. La playa final es enorme y por suerte hay un chiringuito que alquila hamacas, sombrillas y vende comida y bebida.

Madeira es una de las islas mas famosas de Portugal, en el Atlántico norte. Millones de turistas la visitan todos los años y además goza de un clima super agradable. No solo tiene playas, sino bosques verdes que invitan a la exploración y a las actividades como las cabalgatas, paseos en kayak, golf, parapente, pesca… 

La isla está a 600 kilómetros sobre la costa oeste de Marruecos y más o menos a la misma distancia de la costa portuguesa. Ojo, Madeira no es una única isla, sino un archipiélago con cuatro islas que componen un todo.  Es una versión portuguesa de Hawaii, con playas, volcanes, lagunas y bosques.

La Isla Pico está en las Azores y es famosa por el volcán del mismo nombre. Su tesoro y punto turístico mas popular es el Ponta do Pico, la montaña más alta del país. Por supuesto, escalar hasta la cima es lo nadie se pierde. Pero más allá de eso Pico es una isla muy verde, deliciosa para explorar… y degustar. Y es que Pico es productora de vino, ¿lo sabías? Los viñedos son de hecho Patrimonio de la Humanidad por la importancia cultural para la economía portuguesa.

A Pico llegas en seis horas de ferry o en avión. Ir desde Lisboa es la mejor idea pero también se puede partir desde Horta. Entre las islas portuguesas que estamos reseñando tampoco nos podemos olvidar de Flores, la isla más fotogénica de todas. Está dentro de la plataforma de las Azores, dentro del grupo occidental, y el mejor momento para visitarla es desde mediados de abril a mediados de octubre. La Isla Flores ha sido declarada reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2009.

Es tan hermosa que cuesta encontrar alojamiento en los meses de verano así que no se te ocurra ir y que decida la suerte. ¡Programa! La isla te va a encantar: puedes caminar, conocer sus fantásticas cascadas, escalar, nadar, ver ballenas, hacer kayak…

La Ilha da Tavira está en el Atlántico y es un buen day trip. Tiene un clima muy agradable y en los días más cálidos está muy concurrida. Hay que decir que tiene algunos pocos cientos de metros de costa. Es una isla super preparada para el turismo así que hay restaurantes, bares, cafeterías y empresas de turismo que te organizan el día y sus actividades. Está, como el nombre lo indica, en Tavira, y se llega en bote, ferries y taxis acuáticos.

Tavira tiene solo 11 kilómetros de largo pero sus playas de arena y sus aguas azules no te van a defraudar. Además hay muchas aves y lagunas y allí, hermosos flamencos rosados. ¡Qué espectáculo! Otra isla hermosa es la Isla Terceira, la tercera isla mas grande de las Azores, aunque no la mas desarrollada. Pero bueno, su belleza radica justamente en este estado casi virgen y en la hospitalidad de su gente.

En Terceira está aún el Castelo de San Juan Bautista, una fortaleza que alguna vez combatió contra los españoles, y además nadie puede irse de aquí sin degustar el vino verde, la especialidad local.  Es mejor ir de mayo a octubre. Pero si buscas playas entonces el destino es la Isla Porto Santo, al norte de Madeira. Sin dudas aquí hay algunas de las mejores playas de Portugal, de hermosas arenas blancas y aguas turquesas.

Pero además Porto Santo tiene historia, la casa de Cristobal Colón, por ejemplo, una iglesia del siglo XV, edificios del siglo XVI… Lo bueno de Porto Santo es que, además, se puede visitar todo el año. Isla pequeña, pero muy hermosa. 100% playas, buceo y snorkel. Nos vamos acercando al final de la lista: la isla Faial es la Isla Azul, en el centro de las Azores con playas blancas, la ciudad de Horta y cráteres de volcanes.

La exploración de la Caldeira do Faial es un must turístico. Lo mismo probar la cocina local. ¿Cuándo ir? Entre mayo y octubre.

Como ves, cada mes del año tiene una isla portuguesa para visitar, todo depende de que tipo de paisajes actividades estés buscando pero obvio, en total el mar, el sol y la arena están asegurados.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*