Las Médulas, Patrimonio Mundial

España tiene muchos paisajes preciosos y algunos no son obra de la naturaleza sino del hombre y su actividad constante sobre la tierra. Es el caso del paisaje llamado Las Médulas, uno de los tesoros de Castilla y León.

Las Médulas está en la comarca de El Bierzo, en León, y el paisaje ha sido esculpido a partir de la explotación minera que llevaran adelante los romanos. Desde 1997 es considerado Patrimonio de la Humanidad y desde 2002 Monumento Natural de España. ¿Lo conoces?

Las Médulas

Este territorio esconde oro y así ha sido explotado no solo por los romanos sino por los pueblos anteriores que descubrieron el yacimiento. Pero sin dudas fueron los romanos los que explotaron de manera constante y organizada el lugar. Se cree que la explotación comenzó en tiempos del emperador Octavio Augusto entre los años 26 y 19 a.C, tiempos de la conquista romana sobre la península.

Plinio el Viejo, escritor y militar latino que murió en el año 79, se dice que afectado por los gases de la erupción del Vesubio, fue administrador de las minas cuando era joven. Él dijo que por año salían de estas minas 20 mil libras de metal precioso, que trabajaban unos 60 mil mineros manumitidos, es decir, liberados previamente, libertos actuales, que debían trabajar para mantenerse.

El yacimiento de oro fue abandonado en el siglo III y sin actividad humana la vegetación fue avanzando sorbe las construcciones. Después vino el cultivo de castaños, que servía para alimentar a los trabajadores y cuya madera después fue a parar a la construcción local, aún hoy hay antiguos ejemplares, así que a la postre y con el tiempo fue tomando forma un paisaje caprichoso entre rojizo y verde, con lagunas.

Cuando Las Médulas fue propuesto como Patrimonio Mundial la delegación tailandesa se opuso pues no era resultado de la naturaleza sino de la mano del hombre, de su vil explotación, pero finalmente obtuvo su lugar en la lista.

Visitar Las Médulas

Si no sabes de antemano la historia del lugar entonces la mejor forma de comenzar la visita es por el Aula Arqueológica. Aquí es donde aprendemos sobre la explotación del oro, las obras de ingeniería necesarias para eso, como los romanos canalizaron el agua y como toda esta actividad cambió para siempre el paisaje. Es muy interesante. Básicamente el método de los romanos suponía deshacer las montañas y recoger el oro filtrándolo.

El método se llama Ruina Montium y consistía en la construcción de una red de canales para traer agua desde las altas montañas y almacenarla en las montañas que iban a ser explotadas. En estas últimas se creaban galerías sin salida, después se introducía el agua en tromba, subía la presión del aire y al final la montaña explotaba.  La arcilla y el agua se lavaban después en los canales de madera y el oro se extraía tras filtrar eso en ramas de brezo.

Tras 200 años semejante trabajo cambió mucho el paisaje. Enormes volúmenes de materiales se removieron y se acumularon en el valle, se taparon las salidas naturales del agua, se crearon lagos como consecuencia y nacieron formaciones de arcillas de formas raras, bautizados picachos.

Ahora bien, si esta parte de la historia no te importa entonces simplemente puedes disfrutar de las vistas. Para eso el mejor lugar es el Mirador de Orellán, que está en el pueblo del mismo nombre, siendo el amanecer y el atardecer los mejores momentos para hacerlo. Después sumas el Centro de Recepción de Visitantes que es donde se organizan las posibles rutas de visita de la zona, con o sin guía.

Estas rutas son más o menos largas, según tu interés, tu estado físico, tu tiempo, aunque recomiendan tener al menos dos días para que la visita sea completa. Hay cinco rutas posibles: Senda Perimetral, Senda de las Valiñas,Senda del Lago Sumido, Senda de los Conventos y Ruta de los Poblados.

  • Senda Perimetral: esta es la ruta mas larga y por ende la mejor si tienes tiempo porque ves todo. Brinda información sobre la minería romana, sobre cómo se formaron los humedales y los lagos por el uso del agua en esta explotación.
  • Senda de las Valiñas: es una ruta muy popular y sencilla que toca los principales puntos de la zona como las cuevas de La Encantada y La Cuevana, la fuente de la tía Viviana, el pueblo de Las Médulas, la propia mina, los castaños…
  • Senda del Lago Sumido: con poco tiempo es una ruta ideal que incluye el Mirador de Chao de Maseiros y sus fantásticos vistas. La ruta pasa por varios lagos artificiales, formados por el drenaje del agua en la explotación minera y por canales evacuadores o de lavado de oro. De hecho, el Lago Sumido supo ser un canal de lavado, uno de la red de 100 kilómetros, excavados muchas veces en las rocas, que permitía traer el agua desde las montañas más altas y almacenarlas para la posterior explotación.
  • Senda de los Conventos: puedes acceder desde Orellán o desde la propia ruta y es un sendero complementario a la Senda Perimetral. Este sendero en particular nos brinda información sobre unas particulares técnicas que se usaba en la minería romana, la “ruina montium” o surcos convergentes.
  • Ruta de los Poblados: es un camino que nos lleva atrás en el tiempo, a la época del Imperio Romano, y cómo la minería que implementó influyó en la sociedad y el terreno.

Sea la senda que elijas el paisaje es hermoso y te permite meterte en la historia y reflexionar sobre como nuestras acciones sobre la naturaleza la modifican. Para bien y para mal. Verás ruinas romanas pero también grandes y centenarios castaños, algunos ejemplares tienen seis siglos, por ejemplo. Una belleza. Como dijimos, puedes optar hacer la visita por tu cuenta o hacer la visita guiada que puede ser en camioneta 4 x4 o minibus.

No hay una única entrada a Las Médulas pero el lugar está bien ubicado. Eso sí, no existe el transporte público dentro de la zona, en transporte público solo puedes llegar a Ponferrada en los buses de la empresa AUPSA. También puedes llegar en tren.

Información práctica sobre Las Médulas

  • La mejor visita es en otoño, época del año con colores increíbles.
  • El Centro de Recepción de Visitantes está en el pueblo de Las Médulas. Su teléfono es 987 420 708 619 258 355.
  • El Centro de Interpretación de los Canales está en el pueblo de Puente Domingo Flórez. Su teléfono es 987 460 371. La entrada es gratuita.
  • Al lado del Mirador de Orellán está la Galería de Orellán. La entrada cuesta 2 euros por adulto y 1, 5 por niño.
  • El Aula Arqueológica está en Las Médulas, en Carrucedo 2442. Su teléfono es 987 40 19 54. Precio: 2 euros por adulto y 1,5 euros los jubilados. Los niños hasta 8 años no pagan. Desde aquí se organizan las visitas guiadas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?