Las piscinas naturales más bonitas de nuestro país

España es un país de contrastes, de gran diversidad cultural, paisajística, ambiental y hasta gastronómica. No sabemos muy bien si preferir sus lugares de sierra o quedarnos sumergidos en sus maravillosas costas. Y para aquellos que no les gusta tostarse al contacto de la arena, también pueden disfrutar en nuestro país de unas maravillosas piscinas naturales… Es decir, España es un país al que da igual dónde te vayas de vacaciones y cuál de sus maravillosos rincones quieras curiosear… ¡Te encantará por completo!

Pero hoy, en este presente artículo, queremos ofreceros las piscinas naturales más bonitas de nuestro país. ¿Para qué? Porque aunque haya muchas ciudades de interior que no disponen de playa, no tienen nada que envidiar a la costa teniendo piscinas de agua natural tan espléndidas como estas que vamos a ver aquí. Si quieres darte un buen remojón este verano pero no dispones de playa cercana, ¡no te preocupes! Quizás estas piscinas naturales sí estén cerca de ti…

Punta de Sa Pedrera (Ibiza)

Punta de Sa Pedrera en Ibiza es la típica piscina natural que está rodeada por caminos de piedra y formaciones rocosas, de hecho, sólo se puede acceder a ella mediante un camino rodeado por dunas y bosque.

Es un buen lugar para relajarse y el único punto malo que le encontramos es que no hay sitio en el que colocar una sombrilla o toldo para dar sombra. Así que si eres de Ibiza, quieres huir un poco de las masificaciones de las playas y buscas un lugar apartado y más tranquilo, esta piscina natural puede ser el lugar idóneo.

Garganta de los Infiernos (Cáceres, Extremadura)

Si no teníamos suficiente en Cáceres con el Valle del Jerte, esta zona también nos descubre la zona conocida como Reserva Natural Garganta de los Infiernos. Se caracteriza por sus saltos de agua, sus 13 piscinas naturales o pilones causados por la erosión de los ríos en el granito y sus cascadas.

Así que si estas por Cáceres y hay días de mucho calor (que seguro que los habrá), ya tienes donde darte un buen baño y refrescarte mientras disfrutas de un precioso paisaje natural.

Termas de Orense (Galicia)

A orillas del río Miño y a lo largo de todo un circuito de cuatro kilómetros podemos encontrar una serie de termas al aire libre. Dichas termas son conocidas como Las Pozas de A Chavasqueira, Muiño das Veigas, Outariz y Burgas de Canedo. Estas están repletas de aguas que brotan del interior de la tierra a más de 60 grados de temperatura, por lo que son buenas hasta en temporadas más frías como otoño e invierno.

Sus baños en estas termas son buenas para la salud ya que sirven para tratar diferentes enfermedades de la piel y hasta problemas óseos como la artritis o el reuma.

Pantano de San Juan (Madrid)

Este pantano situado en la provincia de Madrid, dispone de nada más y nada menos que de 10 kilómetros de playa. Y es que, ¿quién dijo que en Madrid no había playa? No será una playa como tal, pero El embalse de San Juan es bastante situado tanto por locales de Madrid como por turistas. Está situado en los términos municipales de San Martín de Valdeiglesias, El Tiemblo, Cebreros y Pelayos de la Presa, concretamente en el extremo suroccidental de la Comunidad de Madrid y suroriental de Ávila.

Es el único pantano donde está permitido el baño y las actividades de motor.

Las Chorreras (Cuenca, Castilla La Mancha)

Esta piscina-cascada natural de Cuenca es sin duda otro mundo. Hay rápidos, gargantas y cascadas que acaban en unas pequeñas pozas o piscinas naturales de aguas turquesas a lo largo de unos 300 metros en el trascurso del río Cabriel.

Si quieres visitarlas, antes tienes que ir a la localidad de Enguídanos y después puedes acercarte a ella andando o bien seguir un poco en coche. Si te atreves a ir a pie debes saber que la ruta dura aproximadamente 4 horas por lo que no vayas demasiado cargado de peso. Coge sólo una toalla y date un baño después de una bonita caminata.

¿Irás este verano a alguna de estas piscinas naturales? Si la respuesta es afirmativa, comparte tu experiencia de viaje con todos nosotros en el apartado de comentarios. ¡Buen chapuzón!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *