Lausanne, imprescindibles en la ciudad Suiza

Lausanne

Lausanne o Lausana es una ciudad situada en el cantón de Vaud del que es capital. Esta ciudad destaca por haber estado habitada desde el IV a de C. y ser una ciudad importante en Suiza, la quinta en población. Esta ciudad es conocida como Capital Olímpica, puesto que en ella se encuentra el Comité Olímpico Internacional. Pero además es una bella ciudad con mucha historia que vale la pena visitar.

Vamos a ver algunas de las cosas más interesantes que se pueden visitar en la ciudad de Lausanne en Suiza. En esta ciudad podremos disfrutar de grandes plazas, varios castillos o una catedral. Así que vamos a ver algunos de sus puntos de interés y los lugares que no podemos perdernos.

Catedral de Lausana

Catedral de Laussane

La catedral de Lausanne es uno de sus puntos más importantes. Es una bella catedral de estilo gótico que se construyó en la parte alta de la ciudad, de ahí que sea visible desde muchos puntos de esta. Esta catedral comenzó a erigirse ya en el siglo XII aunque se terminó en el siglo XIII y fue renovada en el siglo XIX. Hay mucho que ver en ella, ya que nos recibe con el portal de Montfalcon con figuras medievales. Por fuera es bonita, pero también tenemos que verla por dentro. En su interior nos encontramos con un ambiente más austero y elegante, destacando sus altas columnas, el órgano y el rosetón con las bellas vidrieras. También es posible subir a su alta torre para tener unas magníficas vistas de la ciudad.

Castillo de St. Marie

CAstillo Saint MArie

Esta es una antigua ciudad en la que queda mucha historia, algo que hemos podido comprobar con su catedral. Pero es que también encontramos castillos, siendo uno de los más importantes el de St. Marie, situado en la zona norte de la ciudad, cerca del lago. Este castillo servía de residencia al obispado y se construyó en el siglo XIV. En el siglo XIX se constituyó el Cantón de Vaud del que la ciudad es capital, por lo que este castillo se convirtió en la sede del gobierno del cantón. La única pena es que no se permite la entrada, por lo que tendremos que limitarnos a verlo desde fuera.

Plaza e iglesia de Saint François

Laussane

Esta es una de las plazas más animadas y comerciales de la ciudad por lo que seguramente pasaremos por ella. Cuenta con tiendas, restaurantes y cafeterías en donde pararse a probar la gastronomía de la ciudad o a hacer algunas compras. Aquí podrás encontrar el típico chocolate suizo que es una delicia. Además, en esta plaza se encuentra otro de sus edificios emblemáticos, la iglesia de San Francisco. Es un lugar histórico que fue edificada en el siglo XIII aunque ha sufrido muchas remodelaciones. Una parte de la historia de la ciudad que no debemos perdernos.

Les Escaliers du Marché

Escaleras del mercado

Estas son las conocidas como Escaleras del Mercado. Estas antiguas escaleras con techo de madera constituyen uno de los rincones más bonitos de la ciudad por su gran encanto y por ese toque medieval. Además, estas escaleras son ideales para pasar de la parte baja a la alta en la ciudad, por lo que seguro que en algún momento nos dirigiremos hacia ellas. Las fotografías en este punto son un imprescindible.

Plaza de Palud y Ayuntamiento

Plaza Palud

Esta bella plaza que está cerca de la Plaza de San Francisco era el núcleo de la ciudad en el siglo IX. Aquí es en donde está situado el ayuntamiento, un edificio antiguo del siglo XVII con un estilo típico del cantón. En el centro de la plaza está la Fuente de la Justicia y nos encontramos con muchos restaurantes y cafeterías. Un lugar muy pintoresco que ya forma parte de los imprescindibles de la ciudad.

Museo Olímpico

Esta ciudad es la sede del COI, el Comité Olímpico Internacional, y también cuenta con el Museo Olímpico. Este museo se encuentra en el barrio marinero de Ouchy y a orillas del bonito lago Leman. Podrás conocer mucho más acerca de estos famosos juegos con las diversas antorchas, medallas e historia. Si eres fan de los Juegos Olímpicos no puedes perdértelo.

Palacio de Rumine

Palacio Rumine

Junto al centro histórico y en la plaza de Riponne se encuentra este palacio de estilo renacentista, otra de las joyas de la ciudad de Lausanne. Es un edificio del siglo XIX y fue sede de la universidad de Lausana. Cuenta con varios museos en su interior, entre ellos el museo de Bellas Artes o el de Arqueología e Historia y también tiene la Biblioteca Cantonal.

Parque de Bourget y el Lago Leman

Si queremos alejarnos del ajetreado ruido de la ciudad podemos dirigirnos al lago Leman. A orillas de este lago encontramos gente paseando y un espacio muy tranquilo. Además, podemos ir hasta el Parque de Bourget, una reserva que nos ofrece gran tranquilidad.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*