Leyendas de Galicia

Las leyendas de Galicia responden a la idiosincrasia de un territorio con cientos de años de historia. Su clima oscuro y lluvioso, sus agrestes costas y sus profundos valles boscosos, además, se prestan maravillosamente a la aparición de relatos míticos y sombríos.

Por tanto, no es casual que Galicia sea un lugar lleno de historias legendarias. Algunas hunden sus raíces en la noche de los tiempos y, curiosamente, guardan relación con relatos similares nacidos en Europa central y del norte. Otras, en cambio, son genuinamente autóctonas y responden a la más pura mitología ancestral. Si te gusta el mundo mítico, te invitamos a seguir leyendo, pues vamos a contarte algunas de las leyendas de Galicia más peculiares y famosas.

Leyendas de Galicia: Un extraordinario patrimonio oral

Las numerosas leyendas de Galicia que han llegado hasta nuestros días han superado el paso del tiempo gracias a la extraordinaria tradición oral de aquella tierra. Porque muchas proceden de la cultura popular transmitida de generación en generación a través de los relatos que se contaban en las frías noches al pie de la lumbre. Pero, sin más preámbulos, vamos a hablarte de algunas de estas leyendas.

La Santa Compaña

Santa Compaña

La Santa Compaña

Quizá sea esta, a un tiempo, la leyenda más popular de Galicia y la más repetida a lo largo de los cinco continentes. A grandes rasgos, dice que una procesión de muertos recorre las tierras gallegas en la noche para advertir de un futuro deceso. Al frente de tan terrorífica procesión va un espectro más grande denominado Estadea y quien la ve debe seguirla con un candelabro y un caldero.

Como te decíamos antes, esta leyenda tiene sus correlatos en otras partes de Europa. Por ejemplo, se la ha vinculado con la Cacería Salvaje o Mesnie Hellequin de tierras germánicas. Pero no hace falta que vayamos tan lejos. Relatos similares se encuentra en otras mitologías peninsulares. Como ejemplo, te podemos mencionar la Güestia en Asturias, la Estantigua en Castilla y  el Corteju en Extremadura y otras historias en diferentes lugares.

Por otra parte, como toda buena leyenda de terror que se precie, esta también tiene sus maneras de contrarrestar los efectos de ver a la Santa Compaña. Entre ellos, formar una cruz de alguna manera, dibujar un círculo en el suelo y meterse dentro mientras pasa o subirse al peldaño de algún crucero.

La Costa da Morte, un pozo de leyendas

Costa da Morte

La Costa da Morte

Como sabrás, en la parte noroccidental de Galicia se halla la Costa da Morte o Costa de la Muerte, un territorio cuyo propio nombre ya se presta a la existencia de leyendas. La primera de ellas se remonta a tiempos romanos, ya que estos consideraban que marcaba el finis terrae, es decir, el final de la tierra.

Allí comenzaba el océano y, según la creencia romana, quienes se adentraban en él eran engullidos, bien por las propias aguas, bien por monstruosas criaturas. Antes de ellos, los celtas practicaban en aquellas tierras cultos al sol.

Pero la realidad es que lo agreste de aquellas costas y la fuerza del Atlántico embravecido han provocado numerosos naufragios. Y estos son otro caldo de cultivo perfecto para las leyendas. Entre ellas, las de míticas ciudades de la Antigüedad que fueron sepultadas por las aguas, las de piedras milagrosas o las de santos que curan el meigallo (mal de ojo).

La torre de Hércules

Torre de Hércules

La torre de Hércules

Es el único faro de época romana que queda en pie. Por tanto, cuenta con dos mil años de historia. Como comprenderás, es lógico que en torno a la torre se hayan desarrollado numerosas leyendas y relatos mitológicos.

La más popular dice que los habitantes de Brigantium o Breogan vivían aterrorizados por el gigante Gerión, quien les exigía todo tipo de tributos, incluidos sus hijos. Ante la imposibilidad de derrotarle, pidieron ayuda a Hércules, quien lo retó a duelo y lo venció tras un choque cruento.

Entonces, el héroe enterró a Gerión y, sobre su tumba, levantó una torre que coronó con una antorcha. Muy cerca, además, creó una ciudad y, como la primera mujer que llegó a ella se llamaba Cruña, Hércules puso a la nueva villa el nombre de La Coruña.

Otra leyenda en torno a la torre de Hércules dice que en el lugar donde se halla estuvo la torre de Breogán. Este habría sido un legendario rey gallego que aparece en la mitología irlandesa, concretamente en el Lebor Gábála Érenn o Libro de las Conquistas Irlandesas.

Según la leyenda, Breogán habría levantado esta torre y, desde su cima, sus hijos podían ver una tierra verde. Deseando conocerla, se embarcaron y arribaron a Irlanda. De hecho, a los pies de la torre de Hércules puedes ver hoy una estatua consagrada al legendario rey, una de las grandes figuras de la mitología gallega.

La corona de fuego, una cruel leyenda medieval

Monforte de Lemos

Castillo de Monforte de Lemos

Monforte de Lemos es una de las villas más monumentales de Galicia. Precisamente dice una de sus leyendas que entre el castillo de la localidad y el monasterio benedictino de San Vicente del Pino había un pasadizo subterráneo secreto.

Una de las veces que el conde de Lemos se ausentó del castillo para cumplir con alguna encomienda del rey, el abad del monasterio aprovechó el pasadizo para visitar a la hija del aristócrata, con la que había iniciado un romance.

A su regreso, el de Lemos se enteró e invitó a comer al religioso. Pero, a la hora de los postres, en vez de estos, le sirvió una corona de hierro al rojo vivo, se la puso en la cabeza y murió. Todavía hoy, junto a la pila bautismal de la iglesia del monasterio, puedes ver el sepulcro del infortunado abad, cuyo nombre era Diego García.

La iglesia de Santa María de Castrelos y la leyenda del herrero

Santa María de Castrelos

Iglesia de Santa María de Castrelos

Cuenta la leyenda que en el pueblo vigués de Castrelos vivía un herrero que estaba perdidamente enamorado de una joven. Ya tenía una edad avanzada y era la primera vez que le ocurría. Decidió entonces regalarle una gran joya, pero la muchacha lo rechazó.

Con el juicio perdido, optó por secuestrarla y encerrarla en su herrería. Sin embargo, la joven le pidió que la dejase ir todos los días a misa. Como la iglesia estaba enfrente de su taller, el hombre aceptó.

No obstante, una meiga visitó al herrero para anunciarle que moriría pronto y que su amada se casaría con otro hombre mucho más joven que él. Cegado por la ira, cogió un hierro candente y fue a la iglesia para desfigurar el rostro a la chica. Sin embargo, Dios tenía otros planes. Rápidamente, tapió la puerta de entrada al templo para protegerla. Todavía hoy puedes ver la fachada sur de la iglesia con su puerta tapiada.

San Andrés de Teixido

San Andrés de Teixido

Iglesia de San Andrés de Teixido

Esta pequeña parroquia de la localidad coruñesa de Cedeira cuenta con una ermita que es objeto de peregrinación. Entre los naturales de la zona es popular el dicho «a San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo» y responde a una curiosa leyenda.

Dice esta que San Andrés tenía envidia de Santiago, que ya era objeto de peregrinación. Expuso su queja a Dios, quien se conmovió ante su tristeza. Así que le prometió que a su santuario irían en procesión todos los mortales y que, quien no fuera de vivo, lo haría después de morir, además reencarnado en un animal.

Una variante de esta leyenda dice que San Andrés naufragó con su barca en estas costas y que la nave quedó convertida en las piedras que hoy conforman un pequeño islote de las espectaculares costas de Cedeira. Tan estremecedor fue el naufragio que Dios prometió al santo que sería visitado en la ermita por todos los mortales.

La cueva del rey Cintolo

Vista de la cueva del rey CIntolo

La cueva del rey Cintolo

Terminaremos nuestro recorrido por las leyendas de Galicia con esta que incluye reyes bondadosos, jóvenes princesas, perversos hechiceros que realizan terribles encantamientos y muchachos enamorados.

La Cueva del rey Cintolo es la más grande de Galicia, con más de 6 500 metros de longitud. Se halla en plena Mariña Lucense, concretamente en la parroquia de Argomoso. Pues bien, según la leyenda, en la Antigüedad, la zona era el próspero reino de Bría cuyo monarca era Cintolo.

A la sazón, este tenía una hermosa hija llamada Xila que estaba profundamente enamorada del joven Uxío, quien le correspondía. Aunque no era noble, la boda entre ambos ya estaba pactada cuando el poderoso hechicero Manilán amenazó al rey con crear un conjuro que acabaría con su reino si no le entregaba como esposa a Xila.

Pero Uxío no estaba dispuesto a permitirlo y mató al hechicero. Sin embargo, este ya tenía preparado su conjuro y, cuando el valiente enamorado regresó a Bría, esta ya había desparecido. En el lugar donde había estado solo encontró la boca de una cueva. Desesperado, entró en ella para buscar a su amada y ya no volvió a salir.

En conclusión, te hemos narrado algunas de las leyendas de Galicia más populares. Pero hay otras muchas que dejaremos, quizá, para otro artículo. Entre ellas, la de la fundación de Pontevedra, la del monte Paralaia, la del milagro de Bouzas o la del monte Pindo. Todo lo que rodea a Galicia es mágico y apasionante, por lo que si puedes no pierdas la oportunidad de escaparte a algunos de los lugares que hemos mencionado y disfruta de la belleza del turismo rural en la zona.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)