Los Acantilados de Moher, visita especial en Irlanda

El clima, las fuerzas de la naturaleza y el tiempo han producido a lo largo y ancho del mundo paisajes maravillosos. En Irlanda, por ejemplo, país de muchas perlas turísticas, están los Acantilados de Moher.

El abrupto encuentro entre la tierra y el mar aquí ha adoptado una forma fantástica, dramática, y por eso es una de las atracciones turísticas más populares de este país europeo. ¿Los conoces? Si no es el caso presta atención porque aquí te dejamos información práctica para que en tu próxima visita a Irlanda no te los pierdas.

Los Acantilados de Moher

Están en Irlanda, en el condado de Clare, en la región conocida como el Burren. Están compuestos de caliza y un tipo de roca sedimentada compuesta de barro y distintos minerales que se originó hace más de 300 millones de años. De hecho aún es posible ver el surco dejados por antiquísimos ríos cortando la roca en la base de los acantilados que es donde precisamente está la roca más antigua.

Los acantilados están justo en el corazón de una ruta turística costera conocida como la Wild Atlantic Way, un recorrido de 2500 kilómetros que puede hacerse caminando, en coche o en bicicleta. También están cerca del Aeropuerto Internacional de Shannon y cerca de las ciudades de Galway y de Limerick.

La ruta oficial o Cliffs of Moher Walk recorre 18 kilómetros desde Hag’s Head hasta Doolin e incluye la visita al Centro de Visitantes y la famosa Torre O’Brien que es un punto de vista panorámico genial. A su vez hay dos senderos más cerca del centro de visitantes, uno oficial que es más seguro y uno menos seguro porque corre más cerca del borde.

Cómo llegar a los Acantilados de Moher

Puedes usar el autobús público, en bicicleta, a pie y en coche. Aquí el viaje importa porque es como el relato de Itaca, importa el viaje más que el destino. Si usas el coche puedes alquilar uno en cualquier parte del país o en las ciudades cercanas de Galway o Limerick.

Hay un estacionamiento cerca, justo enfrente del centro de visitantes y el ticket de admisión puedes comprarlo allí mismo. Con el ticket el estacionamiento por tiempo ilimitado está incluido.

Si llevas en casa rodante conviene contactar con el sitio web oficial de los acantilados porque deberás reservar un espacio. También puedes llegar en taxi desde las ciudades que nombramos antes. Y por supuesto en autobús turístico de larga distancia, en especial entre abril y septiembre.

Desde Limerick, Ennis, Cork, Galway o Dublin puedes contratar el tour de un día en autobús y  desde Dublin el tour dura un día. En general salen a las 7 am y están de regreso a las 7 pm.

También puedes llegar en tren. Tomas un tren en Dublin hasta Ennis vía Limerick y desde allí usar el bus. Todas las ciudades irlandesas están conectadas por tren así que es fácil. Si decides hacer el camino caminando hay que primero llegar a Doolin ya que desde aquí parte el camino que recorre la costa de los acantilados.

Desde Doolin a los acantilados hay 8 kilómetros y si después quieres ir y venir hasta Hag’s Head son 12 kilómetros.

 

Hay muchas rutas para ciclistas que recorren los acantilados y la costa de Clare en general. Lonely Planet dice que el condado de Clare es uno de los diez mejores lugares del mundo para andar en bici así que… El caso es que en bici podrás disfrutar de las playas doradas del Atlántico, pasar de pueblo en pueblo y de pub en pub y viceversa. Puedes hacerte con un mapa de las rutas en el centro de visitantes  y las bicis puedes alquilarlas en varias ciudades cerca, Doolin por ejemplo.

En caso de que uses el autobús público puedes directamente coger el bus en Galway o Dublin. Los autobuses son Bus Eireann funcionan cinco veces por día en verano entre Ennis y Galway y el resto del año tres por día.

Visitar los Acantilados de Moher

Los acantilados abren todo el año menos el 24, 25 y 26 de diciembre. En enero y febrero abren de 9 am a 5 pm, marzo y abril lo hace de 8 am a 7 pm y entre mayo y agosto entre las 8 am y las 9 pm. Septiembre y octubre abre de 8 am a 7 pm y noviembre y diciembre de 9 am a 5 pm.

Si te interesa visitar la exhibición especial sobre los acantilados que hay en el centro de visitantes entonces procura ir unos 20 minutos antes del cierre. Uno de los sitios mas especiales de los acantilados en una vieja construcción conocida como la Torre O’ Brien que, si bien abre todos los días tiene distintos horarios según la época del año. Hay una cafetería, un taller de artesanías y una tienda de recuerdos .

Ten en cuenta que el clima afecta mucho la visita a los acantilados así que trata de tener un plan flexible. La temporada alta es julio y agosto pero también encontrarás mucha gente de abril y septiembre. El peor horario para ir si te gusta la tranquilidad es entre las 11 am y las 4 pm. Y si puedes evitar los fines de semana mejor.

Con respeto al clima hay una gama de colores que incluye el amarillo, el naranja y el rojo para clasificar sus condiciones: en rojo, obvio, el centro cierra y se evacua la gente si es que hay personas por ahí. Esto puedes chequearlo siempre en el sitio web oficial.

Comprar los tickets para los Acantilados de Moher

Para ahorrar tiempo siempre puedes hacer la compra online. El ticket incluye las facilidades de las zonas al aire libre y bajo techo, la entrada al centro de visitantes y su exhibición y el estacionamiento.

Online puedes reservar hasta nueve tickets. El precio por adulto es de 6 euros y los niños hasta 16 años entran gratis. Estudiantes y mayores de 65 años pagan 4, 50 euros. La verdad es que hacer la reserva y compra online es lo mejor.Después, solo queda disfrutar. Si el clima es bueno vas a tener unas vistas espectaculares de las Islas Aran en la Bahía de Galway y de las montañas del mismo condado.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *