Lugares de Londres que quizás no conocías

Londres

Londres es una ciudad que esconde muchísimas cosas por ver y por hacer. Una sola visita no suele llegar para ver todo lo que deseamos, pero teniendo en cuenta que los vuelos no son muy caros, siempre es una posibilidad volver. Si ya has visto lo imprescindible, es decir, el Big Ben, el Palacio de Buckingham y todo esos lugares que no hay que perderse, ahora puedes hacer una lista con lugares que quizás no sabías que existían.

La ciudad de Londres es realmente grande y en ella es posible disfrutar de muchos lugares que en principio nos pueden pasar desapercibidos en la vorágine turística. Siempre vamos a los lugares típicos, pero a veces, para descubrir algo especial, tenemos que buscar en esas visitas que no son tan populares pero que pueden ser igualmente interesantes.

Mercado de Spitalfields

Mercado Spitalfields

Old Spitalfields Market no es de los mercadillos más conocidos, y desde luego no puede competir en popularidad con el de Portobello o Camden, pero también tiene mucho que ofrecer a los turistas. Está entre Bricklane y Bishopsgate y es un mercado victoriano con gran encanto, siendo en sus orígenes el mayor mercado de fruta en toda la ciudad. Abre todos los días de la semana y cuenta con la peculiaridad de que cada día está dedicado a diferentes cosas, con el domingo abierto a todo tipo de puestos, por lo que es el día con mayor ajetreo.

El búnker de Wiston Churchill

Búnker de Churchill

Cerca del famoso número 10 de Downing Street se encuentra el antiguo búnker en el que se refugió Churchill, oficiales del gobierno y mandos militares para tomar decisiones en el curso de la Segunda Guerra Mundial. Sin duda es una interesante visita, sobre todo para los amantes de la historia que deseasen ver un lugar tan importante en el curso de esta. Se pueden ver los pasillos, las estancias e incluso el dormitorio del propio Churchill.

Vistas desde Parliament Hill

Parliament Hill

En esta ciudad es muy habitual disfrutar del buen tiempo cuando sale el sol e invadir los parques que hay por diferentes puntos. Uno de los que nos ofrece unas mejores vistas panorámicas de la ciudad es Parliament Hill, situado en la zona norte de la ciudad, en Hamsptead Heath. Desde él podemos ver lugares como la Catedral de San Pablo en la distancia mientras descansamos o disfrutamos de un picnic, aunque desde luego debemos asegurarnos de ir con buen tiempo para poder disfrutar de estos espacios abiertos.

Parque de Saint James

St James Park

Siempre que hablamos de parques en Londres nos acordamos de Hyde Park, pero hay muchísimas hectáreas verdes en esta ciudad, algunas de las cuales son parques reales, y el Parque de Saint James es el parque real más antiguo de la ciudad. La buena noticia es que se encuentra junto al Palacio de Buckingham, una de las visitas más imprescindibles para ver el cambio de la guardia. Cuenta con un lago con dos pequeñas islas, así como con pequeños puestos para tomar un aperitivo mientras lo visitamos.

Granja urbana de Mudchute

Granja de Mudchute

En esta ciudad hay muchos espacios verdes, pero sin duda llama la atención que justo al lado del distrito financiero y de los modernos rascacielos de la ciudad en Canary Wharf nos podamos encontrar ovejas, caballos y otros animales de granja que disfrutan de una gran tranquilidad sin saber que se encuentran en el medio de una ciudad repleta de ajetreo. Esta granja también cuenta con una escuela de equitación, por lo que puede ser una interesante visita en caso de que vayamos con niños o de que nos encanten los animales.

Little Venice

Little Venice

Allá donde hay un canal siempre se dice que hay una pequeña Venecia, y en Londres ocurre igual. En esta ciudad los canales no se parecen realmente a los de Venecia, si acaso tienen más parecido con los de Amsterdam, pero lo cierto es que se le ha dado este nombre. En ella se puede disfrutar de los bonitos barcos, algunos de los cuales son viviendas, y de un paseo tranquilo que puede comenzar en Regent’s Park y terminar en el mercadillo de Camden. Hay también algunas interesantes cafeterías y es posible realizar un paseo en barco si queremos ver el canal de una forma diferente.

St. Dunstan in the East

St Dunstan in the east

Esta era una antigua iglesia que sufrió el incendio de 1666, fue construida de nuevo por Sir Christopher Wren para ser casi destruida por completo durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Tras esta catástrofe, no se volvió a reconstruir, sino que se dejó tal cual para convertirse en unos bellos jardines. Hoy en día es un lugar muy bello, todo un oasis en el que pararse a descansar sin que sepamos bien si estamos en un jardín o en una iglesia. Se puede disfrutar de esa sensación de que la naturaleza siempre invade todo con el paso del tiempo.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *